¿ Monarquía o República?

9
1009

¿ Monarquía o República?

 

Por Eduardo Borgoñós

El autor se reserva su opinión y quiere ser solamente un expositor de ideas. Ni puedo, ni quiero influir en el juicio opinable de mis lectores. Yo, solamente me informo de lo que oigo por la calle, en los cafés o en las reuniones de amigos. Y saco consecuencias para mis comentarios. Vaya por delante que los últimos años de España, han transcurrido a la sombra y bajo la égida de un señor denominado rey. De una familia, los Borbones, que desde tiempo clásico han mandado en nuestra tierra, con mayor o menor éxito y ante su presencia, todo hijo de vecino ha agachado la cabeza. Esto es lo que ha habido, lo que hay y lo que pretende el Gobierno, que siga habiendo. Todo esto, avalado por la Constitución española.

Pero da la casualidad que España se ha transformado con los años, en muchas cosas. Una de ellas es que sus habitantes, en  bastante número son personas jóvenes, nacidos en momentos en los que no pudieron votar esa Constitución que ahora recordamos y que nos dicen que hay que seguir, comprendamos o no, pero como está ahí, pues eso, que está ahí y no parece muy justo que lo pongamos en práctica. Millones de jóvenes españoles, mayores de edad, quieren tener el privilegio de poder votar el camino a seguir.

El rey Juan Carlos, ha abdicado en su heredero y esa Constitución nos dice, que hay que acatar sus decisiones, que por eso es el rey, así que todos los españoles deben agachar la cabeza en signo de humillación y obediencia y aceptar su propuesta. Y hay muchos que no están por la labor, como parece natural. Estamos en el siglo de la libertad y cada persona debe ser dueño de su propio destino. Puede ser que unos acepten y puede que otros no. Estamos en un momento de crucial transición, con la abdicación real, que quieras o no, nos trae el recuerdo de la “huida” de Alfonso XIII, a través del puerto de Cartagena en otros momentos muy difíciles para la Patria, así que por unas y otras circunstancias, el pueblo debería ser dueño de su destino y tener la oportunidad de votar lo que desea. Sí, ya sé que nuestra monarquía es parlamentaria o sea que el rey pinta poco o nada en los destinos nacionales y es el Gobierno el que plantea y decide con el toque final de las Cortes, pero el españolito de a pié, quiere darse el gustazo de elegir. Y todos contentos.

La monarquía, por mucho que nos la pinten, está obsoleta, pero siempre será un refugio de los nostálgicos, pero sentimientos a parte, no es el momento ni la época para enaltecerla. Ya han pasado muchos años de la parafernalia que movía y acompañaba a las casas reales, que solo conllevan suntuosos y cuantiosos gastos que salen del bolsillo del pueblo y sobre todo, si somos más pobres que las ratas, como sabemos de sobra.

El proceso natural es sin duda un referéndum, para que sepamos hacia donde vamos, lo que queremos y si nuestra solución es reformar la Constitución española. El que solo  hayamos conocido el sistema monárquico, no debe ser óbice para manifestar nuestros deseos, porque aquí no se debe ir contra las personas, sino contra el sistema, que coarta la libertad y no deja que el pueblo se exprese.

Por otro lado, nadie puede desear la proclamación de una República, como la última experimentada, donde la  citada no era tal, pues su ideario fue traicionado con la entrada del Frente Popular, los comunistas y otras fuerzas de desorden. Esta segunda republica, no fue pura, ni puede admitir comparación con la primera, de Castelar, Alcalá Zamora y demás próceres, que eran unos señores, con sus ideas, pero unos señores. En la segunda, con la entrada de subversivos, asesinos y resentidos, se amalgamó un conglomerado que terminó “asando curas y comiendo monjas fritas”, cosa totalmente inadmisible en un gobierno democrático. Y así nos fué : una lucha fratricida, con alzamientos rebeldes, por ellos justificados ante tanta maldad, tanta venganza, tanto asesinato y tanta mala baba en el ambiente. Eso no fue una República, al menos como la concebimos las mentes normales. Una república es orden y progreso. La Segunda nuestra fue, desorden y retroceso.

Hay un camino a seguir en el horizonte de España. Se llama Referéndum y lo normal es, que seamos los españoles los que decidamos lo que queremos. Hay que conocer bien una y otra opción, la monárquica y la republicana. Ni una monarquía tipo el rey Sol francés, “el estado soy yo”, ni una república asesina y bananera. ¡¡Señores, estamos en el siglo XXI…!! ¿No les dice esto nada? Ahora, sí que tenemos que ser europeos civilizados, no fieros descendientes de Indívil y Mandonio. Nada de violencia, nada de enfrentamientos. Solo decir lo que cada uno piensa y ser gobernados—difícil misión—como decida la mayoría. Así se hacen las cosas. ¿Seremos capaces?

Hasta la próxima.

9 Comentarios

  1. “Ni se asaron curas, ni se comieron monjas fritas….” en la pasada República, admirada persona, porque, entre otras muchas cosas, es una carne que tiene que producir mucho colesterol, porque procede de un colectivo que, como no le da palo al agua, tiene que criar muchas mantecas. Entre las cosas buenas que tienen estos tiempos es, que a algunos, entre los que me cuento, hemos podido escribir cosas que reflejan la verdad de cuando uno militares golpistas, utilizado tropas mercenarias, en su mayoría marroquís o fascistas al servicio de los abuelos de los dueños de los actuales mercados, irrumpieron matando como dios manda. Me encanta leerte, amigo. Salud y Felicidad. Palmis

  2. Querido amigo Palmis, te contesto aquí mismo.
    Gracias por tus palabras, inmerecidas, pero muy alentadoras. La Primera República fué una maravilla, pero la Segunda, en el momento que entraronj los Comunistas y el Frente Popular, se jodió. También se jodió todo con la rebelión franquista. A mí me gusta la paz, la concordia. el DIÄLOGO, exresar lo que cada uno piensa, sin gritosy sobre todo SIN ARMAS´
    Hasta ahora, esa covivencia respetuosa entre personas, no existe.
    Sio hubiere una Tercera República, me gustaria que fuera como la Primera, pero JAMÄS como la barbarie de la Segunda
    Como puedes suponer, por mi parte, los reyes para la baraja y para Inglaterra.
    Un abrazo, amigo Palmis, español y cubano, La paz existe, pero las personas,se empeñan en ignorarla.
    Eduardo Borgoñós

  3. Sr. Borgoñós sigo siendo un fiel lector de sus artículos.En este, pese a que usted intenta solo exponer la situación, no su opinión, por mucho que quiera enmascararlo, se ve de lejos que no es usted monárquico (no es reproche, ni mucho menos) pero hay una cosa con la que no estoy de acuerdo El Rey no humilla a nadie, o por lo menos yo no me encuentro en esa situación, y desde luego le puedo decir que amigos míos que van con frecuencia al extranjero me comentan que el Rey tiene un prestigio que hace extensivo al resto de nuestro país.Encantado de poder leer sus colaboraciones.

  4. Gracias, mi lector fiel, por sus palabras. Veo que no considera una humillación, agachar su cabeza ante el rey.
    Yo solo agacho mi cabeza ante mi bamndera y ante Dios.
    ES cuestion de apreciaciones.
    Gracias por ser mi lector.
    Eduardo Borgoñós

  5. Cuestión de apreciaciones, yo estuve una vez delante del Rey y le miré de frente con mucho respeto pero no agaché la cabeza, y nadie me llamo la atención. El mismo respeto que tengo a usted como profesional, como persona y como articulista.

  6. Estimado amigo:
    Me gustaría estar un poco más animoso para tratar el tema de Referéndum de Monarquía o Republica. A veces la lógica primaria no tiene un apoyo abrumador por las circunstancias que rodean a la premisa. Sí que creo que la población de España puede y debe manifestarse en si quiere seguir con una monarquía o cambiar a una república. Desde luego la Monarquía es una forma de gobierno del Estado bastante pasada en sus premisas ideológicas. En España parece que ha servido como estabilidad en la transición, pero no se puede extender este hecho al infinito en el tiempo. Y últimamente la valoración de la Monarquía Española, por diferentes hechos, está en nota de suspenso, como demuestran las encuestas. Por otra parte, la República, para mí la más lógica forma de gobierno del Estado, ha tenido en España sus más y sus menos… Yo no he leído mucho sobre la Primera República, pero tampoco fue una maravilla de estabilidad. Sí que es cierto que una forma de gobernar puede ser, en sí, mejor o peor, pero hay que tener en cuenta el material sobre el que se trabaja, en símil fabril. Y en esto sí que soy, hoy por hoy, pesimista. Aquí hay chorizos y malversadores a todos los niveles de la sociedad. Tanto en sillones de consejos de administración de bancos, como en sindicatos. Las Autonomías que deberían haber acercado la administración al pueblo y facilitado las cosas, son un pozo sin fondo del dinero público y comedero de enchufados de partidos políticos. Veo una sociedad en que no existe la ética ciudadana del administrador ni del administrado. Si hay referéndum, depositaré lo que crea más conveniente, con poco entusiasmo, pensando que van a variar poco las cosas. Se necesita una regeneración del país… Otra más. Querría equivocarme. A lo mejor es que tengo un “ bajón“

  7. Querido Beneyto, mi unica intención, es pedir inexcusablemente un referendum para que se pronuncie el pueblo.
    No hablo de personas, sino de sistemas de gobierno
    ¿Qué queremos los españoles? La persona que decide nuestro destino.El ordeno y mando, o la participación comsensuada, donde impere la mayoris.
    Claro, que cualquier persona puede “enchorizarse”, el rey o el presidente de la republica.
    Repito, no hablo de personas. sino de sistemas.
    Muchas gracias y un abrazo.

  8. Querido amigo:

    He comprendido perfectamente su intención de pedir un referendum. Que además sería indicativo de una ” mayoría de edad” del pueblo español. Lo que yo he puesto son muchos peros a si la medida de cambio de régimen se notaría en un mayor bienestar y mejor funcionamiento de España, dada la poca moralidad publica que tenemos, que en sí no la modifica ni monarquía ni republica. De todas formas , si se realizase, yo , participaría en el mismo.

    Un muy cordial saludo

  9. Le sugiero al Sr. Beneyto (sin animo peyorativo, ni mucho menos) que, dado lo extenso y acertado de su opinión, convierta esta, en un articulo, para publicarlo en este mismo diario digital, en la seguridad, que en mi modesta persona ,tendrá un seguidor de sus trabajos literarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here