La agricultura, motor de futuro de la Región de Murcia

0
195

La agricultura, motor de futuro de la Región de Murcia

Que el sector agrícola representa un pilar importantísimo dentro de la Región de Murcia en general y en el Campo de Cartagena en particular no es algo que vayamos a descubrir en estas líneas. De la misma manera que tampoco descubriremos aquí que se trata de un sector pujante, líder en implantación tecnológica e innovación, pero sobre todo, líder en esfuerzo, superación y en lidiar en multitud de ocasiones con factores, en la mayoría de los casos, que escapan al control de los propios agricultores y operadores.

Desde junio pasado se encuentra el sector agrícola especialmente expuesto a un factor importantísimo, ya de sobra conocido por todos, como es la salud de nuestro Mar Menor. Se ha culpabilizado EN EXCLUSIVA a este sector agrícola, obviando, infravalorando e incluso minimizando, y por qué no decirlo eludiendo, la influencia negativa que han ejercido sobre nuestra laguna muchísimas decisiones e incluso actuaciones de otra índole que también han ido haciendo mella en la salud de la laguna, y que el Comité Científico creado al efecto por la Administración, reconoce y plasma en su “Informe integral sobre el estado ecológico del Mar Menor”.

Pero queremos utilizar estas líneas para plasmar otro aspecto para nosotros no menos importante, que es el impacto socio-económico que tiene la agricultura en el Campo de Cartagena. El empleo dignifica a la persona, la dota de independencia y de capacidad para poder desarrollarse dentro de la sociedad.

En este aspecto, el sector agrícola es un motor importantísimo. Pero no lo argumentaremos sobre una base demagógica, o sobre lo que podemos decir desde el sector, algo que “siempre se ha sabido”, sino que queremos resaltar unos pocos datos que publica el Servicio Público de Empleo Estatal y el Instituto Nacional de Estadística, con los siguientes puntos a modo de conclusión:

Estos datos muestran que en el mes de marzo, en los siete municipios que conforman el Campo de Cartagena (Los Alcázares, Cartagena, Fuente Álamo, La Unión, San Javier, San Pedro del Pinatar y Torre Pacheco) la agricultura es el sector predominante, ya que el tercer mes del año se ha cerrado con 15.851 contratos en dicho sector.

Además, en cinco de los siete municipios citados, la agricultura supera al sector terciario y secundario. En concreto, se trata de Cartagena, Torre Pacheco, San Javier, Los Alcázares y Fuente Álamo. De esta manera, se demuestra que urbes que pueden estar consideradas, a priori, como “de servicios”, debido al turismo de costa – tales como San Javier y Cartagena – muestran cifras de creación de nuevos contratos de trabajo en el sector primario, del 65-70% en el caso de San Javier y del 50-60% en el caso de Cartagena. En un municipio como Torre-Pacheco, este porcentaje de nuevos contratos de trabajo registrados suponen en torno al 90%, de manera ininterrumpida y desde el año 2014. Lo que muestra claramente su dependencia del sector agrícola.

Asimismo, si comparamos el sector agrícola con el resto, éste es el único sector que aumenta su valor, con una subida del 35.34% en el nivel de ocupación, absorbiendo incluso parte de la reducción experimentada por el resto de sectores, tanto en términos absolutos como en términos relativos en el período 2008-2016, pasando de ser el cuarto y último sector en el año 2008, a situarse en el segundo sector en importancia, tanto en términos de ocupación absoluta como en el peso relativo respecto al total de ocupación en la Región de Murcia.

Estas cifras demuestran también por qué desde Europa se comprometen decididamente por la agricultura como motor de empleo en el futuro. Recientemente, el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea, Phil Hogan, ha manifestado que espera dar trabajo a 20.000 jóvenes agricultores en España de aquí a tres años. No hay que olvidar que la Unión Europea apuesta fuerte por la agricultura, si tenemos en cuenta que al sector primario se destina el 38% de los presupuestos de la Unión.

Por otro lado, el sector agrícola y sus agricultores han sido pioneros en multitud de aspectos, pero destaca sobremanera el de adaptarse a toda la normativa impuesta desde Bruselas y a la, más desconocida por las personas que no están vinculadas a este sector, la impuesta por las grandes cadenas de supermercados. No va a ser menos en esta ocasión, el sector agrícola y sus agricultores se van a adaptar a la nueva situación que nos toca vivir, afrontaremos esta nueva situación, como un reto, y no les quepa duda de que lo superaremos.

Construiremos una agricultura sostenible tanto en el tiempo como con el entorno de nuestro Mar Menor, en el que también los agricultores, sus familias y cuantos trabajamos y vivimos de este sector disfrutamos y amamos. El Mar Menor es para nosotros nuestra tierra, nuestra vida, guarda recuerdos de nuestra infancia imborrables que queremos continuar viviendo.

No cometamos el error de utilizar el “divide y vencerás”, no enfrentemos a sociedad, sector turístico y sector agrícola, puesto que todos hemos convivido en este entorno durante años y tenemos intención de continuar haciéndolo.

Pero déjennos respirar, no nos tapen la nariz y la boca y nos pidan que respiremos. Déjennos buscar alternativas, encontrar soluciones, utilizar la tecnología y el conocimiento para poder sobrevivir a esta situación, y sobre todo, no nos olvidemos de la importancia que desde siempre ha representado este sector y la que, como hemos visto, tiene hoy en día para la Comarca del Campo de Cartagena en particular, y la Región de Murcia en general.

Por todo ello, defendamos la figura del agricultor, pues sobre él se posiciona todo un sector en el que tradición, vanguardia y futuro se dan la mano. Un futuro en que la innovación y las nuevas tecnologías van de la mano. Y prueba de ello es la Cátedra para la Agricultura Sostenible en el Campo de Cartagena, de la Universidad Politécnica de Cartagena, que trabaja en un futuro que sitúe a los municipios que conforman el Campo de Cartagena en referente de la actividad agrícola sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here