La UMU y el Ayuntamiento de Molina de Segura renuevan el convenio para desarrollar el programa `Salud 5-10: niños sanos, adultos felices´

0
86

La UMU y el Ayuntamiento de Molina de Segura renuevan el convenio para desarrollar el programa `Salud 5-10: niños sanos, adultos felices´

 

Esta iniciativa ha contado con la participación de un millar de estudiantes desde sus inicios en 2013

 

La Universidad de Murcia, a través de la facultad de Ciencias del Deporte, y el Ayuntamiento de Molina de Segura han rubricado este jueves la renovación del convenio para el desarrollo del programa `Salud 5-10: niños sanos, adultos felices´, que se celebra desde 2013.

 

María Pilar Saiz de Baranda, profesora de la facultad de Ciencias del Deporte e iniciadora del convenio, ha explicado que el programa está dirigido a niños y niñas del municipio de Molina de Segura de 5 a 10 años que presentan obesidad y sobrepeso y que no suelen desarrollar actividad física. El objetivo que se persigue es “darles una oferta deportiva para mejorar su salud y paliar problemas en la edad adulta”. Ha concretado que alrededor de un millar de niños han participado en el programa desde su creación, y que más del 50% ya han conseguido un peso saludable.

 

Por su parte, Esther Clavero, alcaldesa de Molina de Segura, ha mostrado, un año más, su gratitud a la Universidad de Murcia por la firma de “un convenio que tanto supone para la población infantil de nuestro municipio, promocionando acciones encaminadas a instalar en la infancia hábitos de salud y de deporte”. Además, ha expresado su satisfacción de que un programa como éste obtenga reconocimientos como el `Premio al Mérito Deportivo de la Región de Murcia´ en la categoría de I+D+i en 2014, o el `Premio Estrategia NAOS 2017´ del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de la Comunidad de Madrid.

 

El profesor emérito de la UMU, Salvador Zamora, ha comentado que “este convenio es muy importante, pero es aún más trascendente” porque es fundamental trabajar en la prevención de enfermedades que se desarrollan en la edad adulta como consecuencia de malos hábitos infantiles. Tal y como ha afirmado, está demostrado que los niños y niñas que no tienen buenos hábitos de alimentación y deporte en la infancia cuentan con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes en la edad adulta. Programas como éste, que ayudan en la prevención de estas patologías, son “un seguro de vida”, ha expresado.

 

Para finalizar, el rector ha manifestado su satisfacción por los buenos resultados obtenidos con la firma de este convenio desde sus inicios; ejemplo de que “estamos haciendo bien las cosas y de buenas prácticas”, ha expresado.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here