El protocolo de inserción laboral de refugiados, ejemplo de buenas prácticas para el Consejo de Europa

0
149

El protocolo de inserción laboral de refugiados, ejemplo de buenas prácticas para el Consejo de Europa

 

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente detalla en París el funcionamiento de esta iniciativa, ganadora del premio Regiostars 2018

 

 

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, detalló hoy en París el protocolo de la Comunidad para la integración en el mercado laboral y la inclusión de los refugiados, a petición del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. El motivo era profundizar en esta iniciativa como ejemplo europeo de buenas prácticas en materia de inversión social.

 

La exposición de Celdrán tuvo lugar en la conferencia ‘Inversión social para una Europa próspera y resiliente’, organizada en la capital francesa. Concretamente, su intervención se enmarcó en el panel ‘Invertir más en una mejor infraestructura social’, que contó con otros tres expertos en esta materia, como el director de estudios de política económica de la OCDE, Luiz de Mello.

 

El protocolo, liderado por el SEF con la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, fue recientemente fue galardonado por la Comisión Europea con el Premio Regiostars 2018 a la mejor iniciativa de la UE a la hora de resolver los desafíos de la inmigración. En este programa también colaboran cuatro entidades sin ánimo de lucro que atienden directamente a este colectivo: Accem, Cepaim, Cruz Roja y Murcia Acoge.

 

Celdrán afirmó que “invertir en mejorar las capacidades de la sociedad es la mejor forma de apoyar su desarrollo, y el protocolo es un ejemplo de ello, porque ofrece a las personas oportunidades para dirigir una vida independiente y autónoma dentro de la sociedad que les ha acogido. El protocolo demuestra que es necesario adoptar un enfoque colaborativo que ofrezca una coordinación efectiva entre los servicios de empleo y las ONG”.

 

El Banco de Desarrollo del Consejo de Europa es la principal herramienta de la política de solidaridad que pone en marcha el Consejo de Europa, y se basa para ello en la concesión de préstamos a diversos proyectos sociales. Responsables de este organismo se interesaron por el protocolo de la Comunidad por su capacidad de ofrecer una respuesta unificada a un colectivo con especiales dificultades de acceso al empleo.

 

Funcionamiento del protocolo

 

El objetivo del protocolo es allanar la adaptación y la colocación en el mercado de trabajo de la Región de los solicitantes de protección internacional. Para ello, se desarrolla una estrategia de solidaridad enfocada a garantizar que los refugiados recuperan el control sobre sus vidas, en un modelo de ventanilla única y mediante una atención individual en todas las etapas de su itinerario: integración, intermediación, inserción laboral y acompañamiento, al tratarse de un colectivo vulnerable con dificultades específicas para la inserción.

 

La prioridad inicial del protocolo es atender las necesidades más urgentes de la persona y su familia, en el caso de que la tenga, proporcionando una intervención de acogida. La siguiente etapa es la integración laboral y social, para facilitar al usuario la capacitación y el apoyo necesario para lograr un grado suficiente de autonomía.

 

En esta fase reciben orientación laboral, formación (incluida la enseñanza del idioma español), el desarrollo de habilidades personales para poder incorporarse a programas de experiencia laboral, ayuda para el autoempleo, o ayudas de transporte para asistir a cursos, entre otras medidas.

 

Finalmente, una vez que la persona ha progresado lo suficiente en la adquisición de estas competencias y habilidades, está lista para una búsqueda activa de empleo utilizando los recursos y servicios públicos. Para ello, se realiza una orientación laboral y un acompañamiento adaptados a sus circunstancias particulares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here