Región

Los trabajadores del IMIDA denuncian públicamente el abandono al que se encuentra sometido el centro por parte del Gobierno regional

Con motivo de la concentración del próximo 22 de febrero a las 13:00 de los trabajadores de
plantilla del IMIDA en su sede de La Alberca, denunciamos públicamente el abandono al que se
encuentra sometido el centro por parte del Gobierno regional.
La asamblea de trabajadores del IMIDA ha remitido al Presidente de la Comunidad Autónoma
de la Región de Murcia una carta recordándole que hace unas semanas solicitamos una
reunión para exponerle la lamentable situación por la que están pasando el IMIDA y su
personal. Dada la ausencia de respuesta, nos hemos dirigido nuevamente al presidente para
manifestarle nuestra profunda decepción con la gestión de D. Miguel Ángel del Amor Saavedra
como Consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca y de D. Vicente José Pascual Navarro,
como director del IMIDA.
Desde la incorporación de este consejero, la gestión del IMIDA ha sufrido un nivel de
intervencionismo que no se había conocido con los consejeros anteriores. La única función del
nuevo director del IMIDA ha sido seguir los dictados del Consejero de Agricultura, sin atender a
las necesidades del instituto, dejando huérfana la dirección del IMIDA, y olvidando su carácter
de organismo autónomo de investigación.
El director del IMIDA actual ha mostrado no poseer competencia profesional para gestionar un
centro de investigación dado su perfil y su desconocimiento del mundo de la investigación,
siendo éste un caso nada habitual en cualquier organismo de investigación o universidad en
toda Europa, donde la designación de este cargo se basa siempre en la experiencia y categoría
profesional en I+D+I. 53 personas están desempleadas desde el 1 de enero y la mala gestión en
los seis últimos meses está retrasando indefinidamente su rescate con cargo a nuevos
proyectos. Rescate que, en cualquier caso tiene un periodo de caducidad y no soluciona a largo
plazo el problema estructural del IMIDA.
Tras meses de ignorar las reivindicaciones de los trabajadores, el consejero se presentó en el
IMIDA con un discurso en el que decía contar con todos para decidir su futura estrategia
(“quiero contar con vosotros”, “el IMIDA será lo que vosotros queráis que sea”…), pero la
realidad ha sido bien diferente. El consejero de agricultura ha faltado a su palabra y, junto al
director, ha generado un profundo malestar en el personal del IMIDA que no hace sino
aumentar día a día con sus manifestaciones públicas y su falta de compromiso activo. En
concreto, se dedica a “vender” contratos precarios como plazas fijas, a presentar como plazas
de nueva creación las liberadas por jubilación, o a disfrazar de transparencia la asignación de
plazas a líneas de trabajo, ninguneando las propuestas consensuadas por los investigadores
jefes de equipo.
En diferentes ocasiones se ha obviado a los órganos de asesoramiento, comisión científica y
junta asesora, hasta el punto de no convocar a estos órganos para asesorarse o, en su caso,
desoír sus recomendaciones y, sin embargo, no se ha dudado en contratar deprisa y corriendo
a una empresa externa para que haga un estudio sobre el IMIDA, malgastando un dinero que
podría haber sido destinado a inversiones más útiles que tanto necesitan los investigadores.
Como agravio añadido, desde la llegada a la consejería de D. Miguel Ángel de Amor, y a la
dirección de D. Vicente Pascual, se han tomado decisiones desoyendo recomendaciones
consensuadas por los diecinueve investigadores que lideran los equipos de investigación. Es
lógico pues que cunda la sensación de ninguneo y desprecio, máxime teniendo en cuenta que
son las personas cualificadas para atraer proyectos de I+D+I, es decir, son la fuente de
financiación de los proyectos que elevan la competitividad del IMIDA y atienden a los
requerimientos del sector agroalimentario regional.
El IMIDA ha caído en una espiral de caos que aboca al centro al desastre si no se enmienda
todo el daño que se le está haciendo, incluida la penosa imagen externa. Mientras tanto, los
pocos investigadores que aún quedan, siguen en el esfuerzo de sacar adelante los proyectos de
I+D+I y de generar otros nuevos que traigan recursos y riqueza a la región. Es lamentable que
en las últimas semanas se hayan dado varios casos de personal investigador del IMIDA que
abandona este organismo para incorporarse o otros, dando lugar a la pérdida de tantos
recursos invertidos durante años, así como a la oportunidad de generar conocimiento y nuevos
recursos en la región.
Si de verdad se quiere apostar por una sociedad basada en el conocimiento y en una economía
estable y sostenible, se necesita decisión y apoyo a la investigación para revertir esta
tendencia tan peligrosa en la que se ha entrado. No vale la estrategia de generar cortinas de
humo con el único objetivo de llegar a las elecciones y no aportar soluciones reales a la
ausencia de estabilidad en el IMIDA.
Por todo ello, hemos solicitado al Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de
Murcia:
1. Que el gobierno regional acate el mandato de la Asamblea Regional en el que se
especificaba la creación de plazas para el IMIDA y la inversión en el centro.
2. Que nos reciba en la reunión que en su día solicitamos, para comunicarle directamente
cuáles son los problemas y cuáles las soluciones que planteamos para el IMIDA, dado
que no confiamos en que la información que usted está recibiendo se ajuste a la
realidad.
Los trabajadores del IMIDA

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar