Economia

Agricultura inteligente para reducir el abandono rural

PRISMAB democratiza el acceso de la tecnología a los pequeños y medianos agricultores

Agricultura inteligente para reducir el abandono rural

  • El 85% de la superficie productiva en España está en manos del pequeño y mediano agricultor, que no cuenta con los medios de los grandes productores para llevar acabo una buena gestión de sus cultivos.
  • PRISMAB ofrece una solución al pequeño agricultor para que pueda aumentar la eficacia de sus riegos y reducir hasta un 30% de agua y fertilizantes. Mediante sensores avanzados de última generación conectados a internet y una app, puede conocer en tiempo real la cantidad de agua disponible en el suelo, salinidad, temperatura, etc.
  • La previsión para 2019 es instalar más de 1000 sensores. Para poder llevar a cabo un mayor impacto medioambiental y social, PRISMAB ha abierto una ronda de inversión participativa a través de la plataforma Bolsa Social.

 

Madrid, 20 de febrero de 2019.

Actualmente el 90% del agua disponible en España se dedica a la agricultura de regadío. De los más de 15 millones de hectáreas cultivables, lo que supone casi un tercio del territorio nacional, el 85% de la superficie productiva está en manos del pequeño agricultor y la pyme. Mientras los grandes productores tienen sistemas de gestión del agua que les permite controlar cada etapa de su producción, estas tecnologías no son accesibles a estos colectivos y, como consecuencia, se desperdicia agua de riego por una mala gestión que se traduce en una pérdida de productividad y un deterioro para el medio ambiente.

Por este motivo, la startup agrotech PRISMAB ofrece una solución al pequeño y mediano agricultor con la que puede reducir hasta un 30% anual de agua y fertilizantes. A través de una red de sensores avanzados de última generación conectados a internet y una app el agricultor puede conocer, en tiempo real, los parámetros más importantes para la toma de decisión, como la cantidad de agua disponible en el suelo, salinidad, temperatura, etc.

A través de la app móvil, el agricultor puede poner alertas que le avisen de: humedad baja, conductividad alta, aviso de precipitación, etc… Además, PRISMAB le envía mensualmente un informe detallado sobre los riegos que ha realizado. En definitiva, el agricultor puede acceder a todos sus datos y conocer el estado de su cultivo en remoto, sin tener que desplazarse continuamente para controlarlo.

Este sistema incluye, por un lado, sensores de suelo que miden la cantidad de agua disponible en el suelo y la salinidad. Además, mide la fuerza que tiene que hacer la raíz para absorber el agua.

Por otro lado, están los sensores de clima, que miden la humedad, temperatura ambiente la presión barométrica o la humectación de la hoja (un sensor que simula ser una hoja y mide el rocío que se posa en ella, que es muy dañino para el fruto).

Y, además, están los sensores de “metering” y “submetering” que lo que hacen es conectarse al contador de agua para conocer los consumos o medir los caudales que pasan en cada sector de riego.

Esta tecnología pretende democratizar el acceso de la tecnología básica a los pequeños y medianos agricultores, tal y como asegura, Antonio Pastor, CEO de PRISMAB. “Nuestra misión es incorporar al mundo de las nuevas tecnologías, de la gestión 4.0, a agricultores que hasta ahora no lo han hecho tanto por coste como por dificultad de manejo. Queremos que haya una menor tasa de abandono por parte de los pequeños y medianos productores y que sea más atractivo el relevo generacional dentro del sector”. Porque la realidad no es nada halagüeña para el entorno rural. Los últimos datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística aseguran que más del 50% del territorio español está en serio riesgo de despoblación.

Para poder llevar a cabo un mayor impacto medioambiental y social gracias a su tecnología, PRISMAB ha abierto una ronda de inversión participativa a través de la plataforma de impacto social, Bolsa Social, para seguir creciendo, reducir costes de producción y mejorar su estructura comercial.

La previsión de la agrotech para 2019 es instalar más de 1000 sensores, lo que les convertirá en líderes en velocidad de integración de esta tecnología en la agricultura.

 

Sobre Bolsa Social

La Bolsa Social es la primera plataforma de financiación participativa autorizada por la CNMV, que pone en contacto a inversores de impacto y empresas con impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. La inversión se realiza mediante equity crowdfunding, de una manera ágil, sencilla y transparente. Si se alcanza el objetivo de financiación, la Bolsa Social formaliza la ampliación de capital en nombre de todos los inversores. Si no se logra, se devuelven las aportaciones sin coste para los inversores. Desde su nacimiento, ha canalizado más de 2,2 millones de euros para financiar 10 empresas de impacto social y medioambiental positivo.

Sobre PRISMAB

PRISMAB es una startup tecnológica agrotech española que diseña, fabrica y comercializa sistemas de medición agronómica accesibles y de bajo coste.

Su misión es facilitar a los pequeños y medianos agricultores el acceso a la información agronómica más relevante para mejorar la toma de decisiones y generar un impacto medioambiental y social que garantice la sostenibilidad del sistema productivo agrícola.

El sistema de gestión utiliza sensores avanzados de última generación en los suelos de cultivo para monitorizar los valores de humedad, salinidad, temperatura del suelo y temperatura ambiente en tiempo real.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar