Municipios y pedanías

HUERMUR tumba en el TSJ otro macro plan urbanístico en plena Huerta de Murcia

HUERMUR TUMBA EN EL TSJ OTRO MACRO PLAN URBANÍSTICO EN PLENA HUERTA DE MURCIA

 

Huermur consigue anular otro plan urbanístico que pretendía construir una urbanización de más de siete hectáreas en plena huerta de Murcia, destruyendo unos valiosos suelos fértiles, el paisaje, y tres históricos cauces de acequias de regadío tradicional.

Esta urbanización de viviendas, del tamaño de siete campos de fútbol, carecía, entre otros requisitos, del correspondiente informe de recursos hídricos al que obliga la Ley de Aguas, por lo que fue recurrida por Huermur ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia en el 2011, resultado declarada ilegal por la Justicia esta semana.

Huermur señala la defensa ‘a capa y espada’ que el Ayuntamiento de Murcia ha hecho este plan urbanístico en los tribunales, que ha resultado ilegal, mientras el alcalde Ballesta iba proclamando que su Consistorio y gobierno municipal defendían la huerta, y el paisaje tradicional.

 

Murcia, 17 de marzo de 2019

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha conseguido que se declare ilegal por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, un plan urbanístico muy discutido que pretendía la urbanización y destrucción de más de 70.000 metros cuadrados de suelos de huerta, en plena pedanía de Aljucer. En concreto el Plan Parcial ZM-Ac1, proyectaba levantar cientos de viviendas sobre valiosos suelos fértiles de huerta, y destruir tres cauces de acequias del regadío tradicional, entre los que se encontraba un importante tramo al natural de la milenaria acequia mayor de Alquibla o Barreras.

Estas importantes acequias conservan unos cauces centenarios, ya definidos siglos atrás por estudiosos como Rafael de Mancha, que en 1836 hizo una descripción de la Huerta y las acequias donde nos podemos adentrar visitando algunos de estos puntos, como los meandros de la acequia de Alguazas, en mitad de este plan parcial en Aljucer.

Huermur señala que esta urbanización de viviendas, del tamaño de siete campos de futbol, carecía entre otros importantes requisitos, del necesario y preceptivo informe de recursos hídricos para su construcción, y que debía haber emitido la Confederación Hidrográfica del Segura. Este motivo es por lo que finalmente, y tras una década de trabajo tanto en vía administrativa en el Ayuntamiento de Murcia, como judicial ante el TSJ, este plan urbanístico ha sido declarado ilegal y anulado por la Justicia esta misma semana.

En el mismo sentido, Huermur critica la vergonzosa actitud del Ayuntamiento de Murcia, que ha defendido ‘a capa y espada’ este plan parcial en los tribunales mientras el alcalde Ballesta, responsable directo de los Servicios Jurídicos del Consistorio, iba diciendo a los murcianos que el Ayuntamiento y su Equipo de Gobierno del PP protegen y defienden la huerta de Murcia y sus valores culturales y naturales. Una actitud, remarcan desde Huermur, que ha quedado en entredicho al ser declarado ilegal el citado plan urbanístico que tanto defendía la entidad local, y que pretendía devorar siete hectáreas de nuestra huerta.

Así lo ha remarcado el Presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señalando que: “Durante el largo procedimiento judicial en el TSJ hemos tenido que hacer frente a unos servicios jurídicos municipales que estaban empeñados en salvar esta aberración de plan urbanístico, mientras veíamos como el alcalde y el concejal de Urbanismo iban haciéndose fotos y propaganda con la Semana de la Huerta, las acequias y diciendo que el Ayuntamiento es el primero en defender la huerta”, añadiendo que “finalmente ha tenido que venir la justicia a tumbar y declarar ilegal otro plan urbanístico más, que amenazaba nuestra huerta y sus valores históricos, culturales y naturales”.

Por último, Huermur advierte al Ayuntamiento de Murcia de que no dudará en recurrir ante la Justicia cualquier actuación urbanística o municipal que se sospeche que pueda atentar contra la huerta de Murcia, su medioambiente o el rico patrimonio histórico, cultural y paisajístico que alberga. Señalando que junto con este plan ahora anulado en Aljucer son ya varios los que Huermur ha tumbado ante la justicia por incumplimientos de la legislación sectorial como agua, medioambiente, patrimonio cultural etc, basta recordar la Modificación puntual número 100 del PGOU en la pedanía Sucina y la 87 en el Raal. Asimismo desde Huermur se señala que son diversos los procedimientos judiciales en marcha similares al anulado esta semana, y que esta sentencia del TSJ supone el principio del fin para el adefesio de PGOU que tiene en vigor Murcia a día de hoy.

Una olmeda centenaria objeto de diversos incendios y daños

Entre las acequias que pretendía destruir este plan ilegal, se encuentra una centenaria olmeda que parece ser un imán para la mala suerte. Desde la aprobación del plan urbanístico por el Ayuntamiento, en pasados veranos ha sufrido dos graves incendios, así como un intento de tala, que fue paralizado por activistas de Huermur y vecinos, que alertaron a la Policía Local de estos hechos, paralizando la destrucción de este arbolado protegido. Los olmos están incluidos en el Decreto del “Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia”, y ya motivaron una primera modificación del plan urbanístico nada más aprobarse, ya que el Ayuntamiento tuvo que reconocer que la documentación aprobada no incluía estos olmos, indicando en su lugar que los terrenos de la zona eran de “matorral/erial”, a pesar de la gran envergadura de los troncos y la altura de los ejemplares de olmos “ulmus minor” existentes en la zona.

N

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar