Región

CC.OO y UGT denuncia que la epidemia del Covid-19 ha evidenciado la debilidad de la prevención de riesgos laborables

LA EPIDEMIA DE COVID-19 HA EVIDENCIADO LA DEBILIDAD DE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Este 28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, vamos a rendir homenaje a las víctimas y a los trabajadores que se exponen a diario al virus

La Región de Murcia en 2019 tuvo 46788 accidentes laborales, más de la mitad con baja médica, y hubo 28fallecidos.

Murcia, 24 de abril de 2020

Este 2020 va a ser sin duda un año a recordar. Nos estamos enfrentando a una crisis sanitaria a nivel mundial que ha supuesto el contagio de centenares de miles de personas, ha tensionado hasta el límite nuestro sistema sanitario público y ha paralizado gran parte de la actividad económica de nuestro país y, lo que es más grave y doloroso, se ha llevado decenas de miles de vidas.  En la Región de Murcia los casos por COVID-19 tardaron algo más en llegar que a otros territorios, pero llegó igualmente, y a estas fechas, son ya 1.659 personas afectadas desde el inicio de la pandemia  y  117 personas fallecidas.

De estos tristes datos, destaca que 60 de las personas fallecidas estaban en Residencias de Mayores de nuestra región, y que 80 profesionales de esas residencias están afectados. En el Servicio Murciano de Salud hasta ahora ha habido 202 profesionales que se han visto afectados (164 son personal sanitario), de los cuales el 75% ya ha superado la enfermedad.  Como dato positivo, sigue aumentando el número de personas curadas, que hasta ahora ya suman 662 personas en nuestra región.

Desde CCOO y UGT, siempre hemos defendido que la salud laboral forma parte de manera indisociable de la salud pública, y esta realidad se ha evidenciado con la pandemia por COVID-19. Los contagios en el ámbito laboral y en los desplazamientos vinculados, son, lamentablemente importantes vectores de propagación del virus, lo que hace más difícil luchar contra la pandemia.

Pero ante esta situación, hemos de elevar la voz contra aquellos que anteponen los beneficios empresariales a la salud de las personas trabajadoras. Desde la crisis anterior, iniciada en 2008, vimos como los recortes diezmaban los servicios públicos que ahora se revelan imprescindibles, como la sanidad pública. También hemos asistido a la reducción de la prevención por parte de las empresas, y también en la financiación de políticas públicas activas en materia preventiva. En la última década ha ido aumentando el número de accidentes de trabajo, de fallecidos por estas causas y hemos comprobado en nuestras carnes que ‘la precariedad mata’, como hemos ido denunciando desde UGT y CCOO.

Configurar la Prevención como un negocio, no como una serie de derechos y obligaciones, externalizar la gestión y hacer un cumplimiento aparente y formal ha evidenciado la debilidad de nuestro sistema seguridad y salud en el trabajo. Sin hablar de la escasez crónica de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, algo denunciado reiteradamente por ambas organizaciones sindicales.

Pero la llegada de la pandemia de COVID-19 ha terminado por arrasar la prevención en nuestro país. Y por eso esperamos que los Servicios de Prevención (propios y ajenos) sean lo más eficaces y objetivos posibles para asesorar a las empresas y prevenir riesgos laborales y contagios por el COVID-19. Ahora más que nunca, la Prevención de Riesgos Laborales salva vidas, y en ello han de poner todo su empeño.

CCOO y UGT a principios de 2019 decidimos no firmar la Estrategia de Seguridad y Salud de la Región de Murcia, tras la conducta desleal de la CARM, que junto a la Patronal, presentó en los medios un documento incompleto, para aprovechar las fechas previas a las elecciones autonómicas y locales. Es evidente que teníamos razón al no firmar dicha Estrategia, ya que a día de hoy carece de las aportaciones de los representantes de los trabajadores y de financiación suficiente. Toca ahora profundizar en su revisión y mejorar las medidas del texto actual para que recoja también nuevas medidas para casos como el Covid-19.

Y otro asunto sin resolver por el Gobierno Regional es la situación del Instituto de Seguridad y Salud Laboral (ISSL), organismo que en sus inicios fue un buen instrumento de formación, de asesoramiento y divulgación técnica y científica, y que desde el año 2013 ha sido despojado de autonomía y de medios técnicos y humanos para poder hacer una labor técnica necesaria. Desde UGT y CCOO seguimos necesitando un ISSLmoderno, ágil, con autonomía y con la suficiente dotación presupuestaria.

Pese a todo, desde CCOO y UGT seguimos trabajando para afrontar esta crisis sanitaria defendiendo a la clase trabajadora, denunciando donde sea preciso y exigiendo el cumplimiento de la normativa, incluso en el Estado de Alarma. Además, a petición de las organizaciones sindicales, el Gobierno de España va a controlar los precios de EPIs  como mascarillas, guantes y solución hidroalcohólica, por la escasez de los mismos y los abusos detectados.

Por último, pedimos a todos los trabajadores y trabajadoras que se sumen a estas reivindicaciones, que sigan activos en las redes sociales para denunciar los abusos y también para reconocer el durísimo esfuerzo de quienes tienen que trabajar por pertenecer a sectores esenciales como la sanidad, la alimentación, el campo, el transporte ó los cuerpos y fuerzas de seguridad públicos, entre otros. Estamos con vosotros. Entre todos saldremos de esta.

#ParemosLaPandemiaEnElTrabajo

#28AbrilStopCOVID19

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar