Región

CCOO Enseñanza considera que el curso próximo debe planificarse con una reducción drástica de las ratios y un refuerzo de las plantillas

CCOO Enseñanza considera que el curso próximo debe planificarse con una reducción drástica de las ratios y un refuerzo de las plantillas

CCOO Enseñanza considera que la única forma de garantizar la seguridad en el comienzo del próximo curso es reducir drásticamente las ratios profesorado-alumnado. Además, las plantillas deben reforzarse para garantizar que nadie se quede atrás, tras varios meses de suspensión de la actividad presencial, dotando a los centros de personal docente extra para refuerzos, apoyos y desdobles. Este incremento de las plantillas, que el sindicato cifra en más de 10.000 efectivos, debe ser independiente de si la evolución del COVID-19 permite una vuelta total a la actividad presencial o si, por el contrario, se debe compaginar con actividad telemática.

Murcia, 22 de mayo de 2020

El informe presentado este jueves «Propuesta de CCOO en materia de Salud y Seguridad en los centros educativos: desescalada y curso 2020-2021» muestra claramente que la planificación del próximo curso, independientemente de los distintos escenarios posibles, requiere un sustancial incremento de las plantillas de los centros educativos. El comienzo del próximo curso va a exigir medidas absolutamente extraordinarias. No debe bastar con la obligatoriedad del uso del adecuado de materia de protección e higiene individual (mascarillas, mamparas, geles hidroalcohólicos, etc.), sino que además la administración debe asegurar el distanciamiento social.

Por ello, el sindicato considera inadmisible que se pueda siquiera pensar en mantener las ratios actuales para Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP. En este sentido, el sindicato considera que la mejor forma de garantizar el requerido distanciamiento social es reducir, como norma general, la ratio a un máximo de 15 alumnos por docente en todas esas etapas educativas.

Esa reducción de ratios debería ser incluso más drástica en aquellos niveles como la etapa de infantil en las que tanto el profesorado como el alumnado están más expuestos al contacto físico. Las plantillas no sólo deben planificarse de acuerdo con esta reducción de ratios, sino que también se debe asumir el hecho de que el refuerzo de los contenidos que no han podido trabajarse presencialmente durante este curso va a requerir profesorado extra para organizar refuerzos, apoyos, desdobles, etc.

Por lo tanto, CCOO Enseñanza exige a la Consejería de Educación que comience cuanto antes las negociaciones con las organizaciones sindicales para planificar un inicio del próximo curso que garantice la seguridad en los centros educativos. El sindicato calcula que el aumento mínimo de las plantillas debe ser de 10.000 nuevos efectivos.

Aunque los posibles escenarios de inicio de curso pueden ser diversos en función de cómo evolucione la pandemia, CCOOEnseñanza considera que el incremento de las plantillas y la drástica disminución de las ratios debe realizarse con independencia de si el curso comienza con una vuelta total a la actividad presencial, si lo hace compaginando la actividad presencial con la telemática o si se requiere un nuevo período de confinamiento total.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar