Región

Comunicado de Democracia Plural Murcia

 

ESTADO, JUSTICIA Y BANCA

 

En este país llamado España, tan vapuleado por unos y por otros, donde la sensatez, la lógica y el sentido común ha desaparecido de todas las instituciones, cada día nos despertamos con una nueva noticia que hace crecer la brecha entre los ciudadanos de a pie y sus gobernantes. Y lo mas preocupante de todo, es que cada vez mas gente deja de  creer en la justicia y está convencida de que en este país existen dos justicias, una para el pueblo llano y otra para los mas pudientes.

 

La gran mayoría de los ciudadanos, con pruebas o sin ellas, está convencida de los lazos que unen y/o relacionan gobierno, justicia y banca. Claro, que siguiendo la evolución política de los últimos tiempos y las noticias que van surgiendo, tan solo contribuyen a dar credibilidad a esta teoría.

 

Urgen cambios profundos en casi todo, rediseñar las estructuras del Estado, actualizar las leyes a los tiempos que vivimos. Y sobre todo, tomar las medidas necesarias para disponer de un sistema judicial independiente, sentato, justo y creíble.

 

Hace unos días, nos encontramos con otra sentencia del Tribunal Superior, donde vuelve a fallar a favor de la banca, en este caso viene a decir que cuando un matrimonio tiene contratado un plan de pensiones y fallecen los dos conyugues, el dinero se lo queda el banco y no los herederos.

 

Desde Democracia Plural decimos que nos parece un despropósito mas de la justicia a favor de la banca. Insistimos, siempre hay que cumplir la ley, pero con sentido común. Y este tipo de sentencias carece de todo sentido común.

 

Venimos observando en los últimos años, sobre todo desde los inicios de la crisis, una serie de actuaciones que han dejado perplejos a los ciudadanos y que poco gente entiende y comparte.

 

No se puede permitir que de los casi 80.000 millones que empleó el estado en el rescate a la banca, se rehúse a su recuperación, máxime cuando la banca rescatada está teniendo pingues beneficios.

 

 

 

 

 

No se puede permitir que después de sentenciar que los bancos tienen que asumir una parte del coste de las hipotecas, ya se note su repercusión, en los intereses a sus clientes.

 

Exigimos que se establezca un código de buenas prácticas y total transparencia en todas las actuaciones de la banca; así como una redacción clara y fácilmente comprensible en toda la documentación, para con los clientes.

 

Desde Democracia Plural reclamamos una banca pública fuerte que actúe como reguladora del mercado financiero. Una banca seria, cercana a los ciudadanos, los autónomos y las PYMES, que contribuya a erradicar las prácticas usureras en que se está convirtiendo el mercado bancario actual.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar