Universidad e innovación

El ámbito investigador de la UMU presenta desigualdades de género en la categoría laboral, el liderazgo de grupos de investigación y la financiación de proyectos

El ámbito investigador de la UMU presenta desigualdades de género en la categoría laboral, el liderazgo de grupos de investigación y la financiación de proyectos

El Estudio de género en el ámbito investigador de la Universidad de Murcia(UMU), cuyos resultados se han presentado este martes en rueda de prensa celebrada en el edificio de Convalecencia, sede del Rectorado, muestran que todavía existen desigualdades de género en el ámbito investigador de la UMU que precarizan la situación laboral de las mujeres con respecto a la de los hombres. La presentación de los resultados ha estado a cargo del rector de la UMU, José Luján; y la investigadora Ana María Guitiérrez Montes, coordinadora del estudio. El acto ha contado con la participación de la consejera Isabel Franco, vicepresidenta y consejera de mujer, igualdad, LGTB, Familias y Política Social.  

El rector Luján ha dejado claro que todos los datos presentados son una oportunidad para conocer la realidad de la institución y poder poner en marcha soluciones que, ha afirmado, “pasan de manera clara por la conciliación”. Luján se ha mostrado convencido de que muchos de las desigualdades que deja ver el estudio «son fruto de problemas históricos que se van corrigiendo a medida que va pasando el tiempo, como por ejemplo en el hecho de que poco a poco hay un mayor número de mujeres que accede a cátedras; pero es evidente que sigue habiendo otros elementos de desigualdad sobre los que hay que incidir y ahí estará la Universidad de Murcia”.

Este trabajo es una radiografía sobre las diferencias de género que existen en el ámbito investigador mediante el análisis de cuatro ámbitos específicos: puesto de trabajo, liderazgo, financiación y producción científica. Los resultados están en sintonía con otros estudios similares realizados a nivel nacional.

Por lo que respecta a las diferencias relativas al puesto de trabajo (datos a diciembre de 2018), la mayor diferencia entre la proporción de hombres y mujeres se encuentra en la máxima categoría investigadora; la correspondiente a profesorado catedrático, en la que el 71,1% son hombres frente al 28,9% de mujeres. También existen ligeras diferencias en función de la rama de conocimiento evaluada, siendo las menores diferencias en la rama de Ingeniería y Arquitectura, con un 64,5% de hombres y un 35,5% de mujeres catedráticas. Los porcentajes están más igualados a medida que la categoría laboral desciende, aunque solo en la categoría de profesorado contratado doctor hay un porcentaje mayor de mujeres que de hombres. Esta diferencia de la igualdad en los escalones más bajos de la actividad profesional y la amplitud de la brecha en los de mayor nivel es lo que se conoce como efecto tijera.

Los datos sobre liderazgo investigador indican que el 29,9% de los grupos de investigación de la Universidad de Murcia están liderados por mujeres, con un porcentaje ligeramente inferior al 30,5% de mujeres que lideran proyectos de investigación obtenidos por convocatoria competitiva y con el 31,5% de mujeres que dirigen tesis doctorales como directoras principales. Además, los grupos de investigación liderados por mujeres son levemente más pequeños y están compuestos por mayor proporción de mujeres y por menor proporción de profesorado funcionario que los grupos liderados por hombres.

En lo relativo a los datos sobre las desigualdades de género en la financiación de la investigación destaca que el 21,7% de la financiación para grupos de investigación de la UMU ha sido distribuido entre grupos liderados por mujeres; así como que el 23,4% del total de financiación obtenida por la UMU en virtud de convocatorias competitivas ha ido a parar a proyectos de investigación liderados por mujeres. Sin embargo, la tasa de éxito entre los proyectos presentados y obtención de los mismospor convocatoria competitiva es ligeramente superior en las mujeres (59,2%) que en hombres (55,1%).

En comparación con los hombres, el estudio refleja una mayor producción científica en el caso de mujeres, partiendo para ello del potencial máximo de sexenios de investigación (número de sexenios obtenidos/número de sexenios posibles). Esta mayor producción científica se observa principalmente en las categorías profesionales de profesorado contratado doctor y de profesorado catedrático, aunque también de profesorado titular en ciertas ramas de conocimiento; en concreto, en las ramas de Ingeniería y Arquitectura y de Ciencias de la Salud.

Percepción de la igualdad entre el personal investigador

El estudio incluye los resultados de una encuesta sobre la percepción que tiene el personal investigador de la Universidad de Murcia sobre la situación de la igualdad en su ámbito dentro de la institución docente.

Los datos obtenidos mediante dicha encuesta muestran que los hombres perciben mayor igualdad de género que las mujeres. Además, las mujeres advierten que los hombres tienen ciertas ventajas con respecto a las mujeres en determinadas tareas relacionadas con la investigación, tales como el liderazgo, el acceso a círculos de influencia o la obtención del reconocimiento de sus contribuciones intelectuales.  

Las tareas y responsabilidades en las que hombres y mujeres invierten el tiempo dedicado a investigación en la UMU son muy similares, con diferencias que se aprecian únicamente en la proporción de hombres y de mujeres que se dedican al desarrollo de proyectos de investigación. Sin embargo, las mujeres perciben menos transparencia que los hombres en lo referido a las acciones del grupo de investigación al que pertenecen.

Con arreglo a los resultados de la encuesta, la mayoría de las mujeres definen como factores con influencia negativa sobre la carrera investigadora, en orden decreciente de relevancia, las responsabilidades familiares; tener hijos o hijas; disfrutar la baja de maternidad o paternidad, y las tareas domésticas. El porcentaje de hombres que opina de modo similar es muy reducido, llegando estos, incluso, a considerar como factor positivo para la carrera investigadora la circunstancia de disfrutar la baja de maternidad o de paternidad.  Finalmente, tanto hombres como mujeres consideran que para progresar en la carrera investigadora es importante contar con el apoyo de la pareja y tener disponibilidad para trasladarse a otro lugar.  

Para acabar con dichas desigualdades de género el informe insta a que “la posición de la UMU debe ser activa y rigurosa, comenzando por la concienciación de la propia comunidad investigadora acerca de la existencia de grandes desigualdades de género y de las consecuencias de dichas desigualdades. Además, entre las conclusiones el estudio también apunta a que “la UMU debe poner en marcha medidas que aseguren la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en la investigación, tal y como ya se está realizando en diferentes universidades estadounidenses y en otras muchas europeas”.

El estudio ha sido promovido por la Sección Sindical CSIF y en él han participado los vicerrectorados de Investigación y de Profesorado, la Escuela Internacional de Doctorado de la Universidad de Murcia (EIDUM), la Oficina de Dato Único (ODU), la Unidad para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y el Centro de Estudios de las Mujeres y de Género (CEMUGE) de la Universidad de Murcia, así como la Asociación Lyceum de Ciencias de la Región de Murcia.

 

Estudio GEBAS

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar