Universidad e innovación

El Gobierno regional confía en que la Universidad Menéndez Pelayo mantenga su sede de Cartagena

 

El Gobierno regional confía en que la Universidad Menéndez Pelayo mantenga su sede de Cartagena

El consejero Miguel Motas remite una carta al ministro de Universidades en la que expone el interés del Ejecutivo en que no se lleve a cabo el cierre anunciado hace algunas semanas

Unos 1.000 estudiantes se benefician cada año de los cursos impartidos por la UIMP, cuya valoración alcanza el 9 sobre 10

 

 

El Gobierno regional ha reiterado ante el estatal su interés en que no se cierre la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Cartagena, así como su total apoyo al mantenimiento de la única sede de esta institución en la Región de Murcia.

 

Tras reunirse con los representantes de la sede de la UIMP en Cartagena y solicitar la participación de la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades en el consorcio que la gestiona, el consejero Miguel Motas remitió una carta al ministro de Universidades, Manuel Castells, en la que expuso su desacuerdo con el cierre anunciado.

 

Motas resaltó la “repercusión de la presencia de estudiantes de todo el mundo en una ciudad histórica y tan importante del Arco Mediterráneo y su impacto económico y de promoción exterior de Cartagena y de la Región por sus sinergias con la Universidad Politécnica de Cartagena y sus acuerdos con colegios profesionales y numerosas instituciones públicas y privadas”. Añadió que la UIMP “contribuye a consolidar la agenda cultural y académica de una ciudad en constante transformación”. 

 

El consejero destacó la “importancia académica” de la sede, que imparte cursos de inmersión en lengua inglesa a toda España, con un promedio de 1.000 estudiantes, becarios del Ministerio, con una valoración que supera el 9 sobre 10 y con diferentes cursos de Postgrado, junto a la organización y celebración de diferentes foros y jornadas internacionales.

 

Motas recordó al ministro que la sede “es perfectamente viable a nivel económico, pese a no haber recibido del Gobierno central la financiación establecida de 20.000 euros anuales durante los dos últimos años”. Por ello, el consejero “no se explica el cierre de la sede por causas económicas”, y espera que “no se deba a motivos políticos”.

 

En su respuesta, el ministro asegura estar en contacto con la rectora de la UIMP “para encontrar alternativas que eviten el cierre de la sede de Cartagena, una decisión que no es firme, sino tan solo una posibilidad que intentaremos revertir”.

 

El consejero confía en que, finalmente, se mantenga en Cartagena la única sede que la UIMP tiene en la Región  y se revoque la intención inicial, que “supondría un agravio comparativo con otras comunidades autónomas que mantendrían al menos una, como Andalucía, que, a pesar de perder la de Cádiz, todavía dispondría de la de Sevilla”, concluyó.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar