Sociedad y Cultura

El sordociego Javier García Pajares alcanza el techo de la Región

El sordociego Javier García Pajares alcanza el techo de la Región

El extremeño sordociego Javier García Pajares, guiado por el murciano Javier García Bernal, ha alcanzado este sábado 22 de agosto lo más alto de la Región de Murcia tras coronar primero el pico de Revolcadores (1.999 m.) y después el pico de Los Obispos (2.014 m.). En este último pico el joven sordociego ha alzado en el aire el bastón rojo-blanco identificativo de las personas sordociegas para que, como él mismo dice, «estando en lo más alto, sea más fácil que se nos vea».      

Esta ha sido la primera vez que Javier García Bernal guiaba por la montaña a una persona sordociega. «A veces me da miedo mirar hacia atrás por si Javier se tropieza, pero es una experiencia increíble, es una forma de sentirme útil al tiempo que subo una montaña» -dice. Luego, con una emoción contenida, afirma: «Me he sentido motivado en todo momento y más orgulloso que nunca de subir una montaña, lo he compartido con todo mi círculo más cercano, Javier me ha ayudado a descubrir algo que de verdad me llena».  

Javier García Pajares es conocido por haber sido el primer estudiante sordociego Erasmus de Europa, pero en el ámbito deportivo es más conocido por su proyecto Un mundo con sentido (Instagram: @unmundoconsentido), un proyecto de superación personal con el que con ayuda de un grupo de amigos ha conseguido, aparte de culminar otros muchos desafíos, hacer cima en siete picos de los Alpes de más de cuatro mil metros de altura en tan solo seis días y alcanzar el monte Elbrus (5.642 m.), la montaña más alta de Europa. Es más, Javier fue galardonado en 2019 por el Instituto de la Juventud (INJUVE) con el Premio Nacional de Juventud en la categoría de deportes. El cortometraje que narra sus aventuras, titulado «Abrazar las estrellas», ha comenzado recientemente a distribuirse por festivales a nivel nacional e internacional.

Uno de los objetivos de este joven sordociego para este año era alcanzar la cima del monte Kilimanjaro (5.895 m.), la montaña más alta de África, pero la crisis sanitaria les ha obligado a suspender todas las actividades. También figuraba entre sus retos coronar la montaña más alta de cada comunidad autonoma, de las que ya ha subido el Mulhacén (Andalucía), el Almanzor (Castilla y León), el Aneto (Aragón, el Torreón (Extremadura) y ahora Los Obispos (Región de Murcia). «Creo que la crisis del COVID es un momento para ponernos desafíos porque cuando todo esto pase tendremos unas ganas inmensas de comernos el mundo. Quizá por eso he afrontado con tanta energía la subida al techo de la Región» -sentencia Javier.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar