Municipios y pedanías

FeSP-UGT denuncia la práctica del Ayuntamiento de La Unión al cerrar el Centro de Atención Infantil y despedir a sus trabajadoras

FeSP-UGT DENUNCIA LA PRÁCTICA DEL AYUNTAMIENTO DE LA UNIÓN AL CERRAR EL CENTRO DE ATENCIÓN INFANTIL Y DESPEDIR A SUS TRABAJADORAS

Para la Federación de Empleados/as de los Servicios Públicos de UGT, es una decisión que sólo busca allanar el camino a la nueva empresa licitadora, para que no asuma a los trabajadores actuales, no es propio de una entidad pública.

Si el equipo de Gobierno de La Unión no da marcha atrás con esta decisión, exigiremos la dimisión del Alcalde del municipio.

Desde la Federación de Empleados/as de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT), denunciamos la situación de cierre y despido de las trabajadoras del Centro de Atención Infantil del municipio de La Unión, decretado por el Ayuntamiento y su alcalde a la cabeza, Pedro López Milán.

Es indigno que unos dirigentes allanen el terreno a la nueva concesión de la escuela infantil municipal y así queno tengan que subrogar a las empleadas que han venido ejerciendo el servicio. Además, es vergonzoso que se use dinero público para pagar indemnizaciones a estas trabajadoras, todo ello incumpliendo el texto legal del XII Convenio Colectivo de Centros de Asistencia y Educación Infantil, artículo 31. Dicho texto exige la subrogación del personal en los centros de atención indirecta, como es el caso.

Con la decisión del equipo de gobierno municipal, se priva a los vecinos de La Unión de servicios esenciales como es la asistencia y la educación infantil mientras no salga a licitación pública el nuevo contrato, y además sonroja el observar la frialdad con la que han abordado esta decisión, que entendemos ilegal. Para FESP-UGT, Sector de Enseñanza Privada, una entidad pública debe dar ejemplo, defender a los trabajadores, debe cumplir la ley y debe velar por el empleo de calidad, es decir, todo lo contrario a la práctica de los dirigentes municipales de este municipio.

Desde FESP-UGT, exigimos que se reconsidere la decisión y no se cierre dicho centro, así como que las trabajadoras actuales conserven sus puestos de trabajo, y en una posible entrada de una nueva empresa, se aplique lo dictado en el Convenio Colectivo y se proceda a la subrogación del total de la plantilla existente.

Por último, si la mala decisión adoptada no se corrige, exigimos la dimisión del Alcalde Pedro López Milán, y de cuantos cargos ostente en el Ayuntamiento, por no ser un ejemplo digno para las entidades que preside. Actualmente López Milán es Secretario General del PSOE de la UNIÓN y delegado sindical de UGT en la empresa LIHCARSA.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar