Municipios y pedanías

Huermur exige a Cultura medidas inmediatas para el BIC del Acueducto de los Arcos en las Zorreras

Huermur exige a Cultura medidas inmediatas para el BIC del Acueducto de los Arcos en las Zorreras

 

Huermur ha requerido a la Consejería de Cultura el cumplimiento inmediato de la resolución firme dictada hace siete meses tras la denuncia de Huermur por el mal estado del monumento BIC del Acueducto de los Arcos sobre la rambla de las Zorreras en Alcantarilla, y donde se obliga a la Junta de Hacendados a llevar a cabo una serie de medidas para la conservación de este patrimonio.

La entidad conservacionista estudia elevar el asunto al Ministerio de Cultura en Madrid si no se ejecutan de forma inmediata las debidas labores de conservación y restauración de este singular acueducto, cuyos orígenes se remontan a los siglos  XI y XIII.

Huermur critica la falta de interés del Ayuntamiento de Alcantarilla en el asunto, ya que desde hace más de un año no responde a los escritos presentados ante el Consistorio, y por los que se solicita la implicación del ayuntamiento para el efectivo cumplimiento del deber de salvaguarda de este legado cultural.

 

Murcia, 14 de octubre de 2020

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha requerido por escrito a la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura, el inmediato y estricto cumplimiento de la resolución dictada en marzo de este año tras la denuncia de Huermur, y por la que se obliga a la Comunidad de Regantes Junta de Hacendados, como propietaria, a acometer una batería de medidas y actuaciones para garantizar la conservación, protección y puesta en valor del Acueducto de los Arcos sobre la rambla de las Zorreras en Alcantarilla.

Huermur señala que pese a estar personados en el expediente de referencia de la Consejería de Cultura, a día de hoy no se ha notificado a la entidad avance alguno tendente a solucionar el preocupante estado de conservación de este singular patrimonio de la huerta de Murcia, declarado en 2011 a solicitud de Huermur como monumento con la categoría de Bien de Interés Cultural BIC.

La entidad conservacionista remarca que el propio Consejo de Gobierno de la Región de Murcia aprobó la protección cultural el acueducto, dado que se trata de un conjunto arquitectónico de gran envergadura y complejidad que permite salvar los desniveles del terreno, siendo el reflejo de un tipo de construcción característico de la sociedad agrícola tradicional de la huerta de Murcia y de cómo se ha ido transformando a lo largo de la historia, viéndose integrado dentro del paisaje huertano. Data entre los siglos XI y XIII, y el acueducto representa un elemento del patrimonio etnográfico del regadío tradicional de la huerta de Murcia que permite comprender e interpretar su funcionamiento. Está formado por tres acueductos adosados entre sí para albergar los canales de las acequias Alquibla, Turbedal y Dava, con el fin de salvar el desagüe de la rambla de las Zorreras en el río Segura.

Huermur ha visitado in situ este legado cultural de Alcantarilla, y ha podido constatar el pésimo estado de conservación en el que se encuentra, plagado de maleza, desperfectos, y sobre una rambla llena de escombros y basura. Una situación, remarcan desde el colectivo, que no se puede permitir ni tolerar ni un minuto más, teniendo en cuenta además que ya existe una resolución firme y clara que ordena la recuperación del acueducto, para cumplir así con los mandatos de la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia. Huermur señala que: “No se descarta tampoco comenzar a exigir a Cultura la imposición de multas coercitivas hasta que el acueducto BIC se recupere por completo tal y como dicta la ley”.

El colectivo conservacionista ha señalado por otro lado, que si la Consejería de Cultura no ejerce debidamente sus competencias y obliga a la Junta de Hacendados y demás agentes implicados a cumplir la resolución de marzo de 2020, y por ende, los mandatos de la legislación vigente en materia de patrimonio histórico, se elevará el expediente al Ministerio de Cultura en Madrid, así como a cuantas instancias sean necesarias, para que se tomen las medidas y diligencias que resulten oportunas. Todo ello, con el fin de conseguir de una vez por todas la definitiva recuperación y protección de este singular patrimonio de la huerta de Murcia.

Silencio del Ayuntamiento de Alcantarilla

Huermur denuncia igualmente la vergonzosa falta de respuesta del Ayuntamiento de Alcantarilla a los escritos presentados por registro hace más de un año, y por los que se comunicaba a esa entidad local el estado de degradación del acueducto BIC, y se instaba a que dentro de sus competencias municipales efectuara cuantas actuaciones fuesen necesarias para garantizar la protección de este patrimonio. Dado que el acueducto se encuentra además catalogado en el planeamiento urbanístico municipal. Huermur espera que el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, se ponga a trabajar de una vez para recuperar definitivamente este patrimonio, y comience por responder en tiempo y forma los escritos que se le presentan a su ayuntamiento. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar