Universidad e innovación

Investigadores de la UPCT logran un modelo matemático que permite estimar cómo evolucionará el coronavirus

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) han
conseguido un modelo matemático que analiza la dinámica de la
infección provocada por el COVID-19. Este método lo ha aceptado hoy la
prestigiosa revista científica Fractals Complex Geometry, Patterns,
and Scaling in Nature and Society. El artículo se publicará en breve.
El principal avance es que permite estimar cómo evolucionará el virus
a nivel internacional, señala el catedrático de Matemática Aplicada,
Juan Luis García Guirao.  Los resultados apuntan «a una extensión del
virus a nivel mundial de modo acelerado, por lo que las medidas que se
están tomando a nivel global, al menos, en la ventana de datos
analizados, son insuficientes o necesitan más tiempo para generar
resultados positivos», afirma el catedrático.

Los matemáticos sí observan una ralentización de posibilidades de
infección en el grupo de pacientes sanos sin patologías previas cuando
el período de confinamiento pasa el ecuador de los datos analizados.

Según el investigador, profesor de la Escuela de Ingeniería
Industrial, el mayor problema al que se han enfrentado para tener
información fiable  es la falta de datos precisos de los que se nutre
el modelo a modo de variables. Los resultados presentados responden a
datos facilitados por la OMS  (Organización Mundial de la Salud) en
una ventana de diez días de final de la segunda quincena de marzo. Con
esos datos, el modelo ha realizado una proyección de los diez días
siguientes. Ahí es donde se aprecia una disminución de la transmisión
en pacientes sanos sin patologías previas y una estabilización de la
misma en pacientes con patología previa o ancianos. Por tanto, el
modelo sugiere que en el medio o largo plazo las medidas de
confinamiento y prevención implementadas a nivel global están dando
sus frutos, agrega García Guirao.

El modelo matemático ha sido resuelto mediante la aplicación de un
algoritmo de tipo neuronal.  «Funciona mejor que los métodos numéricos
clásicos cuando hay información que puede ser imprecisa como en este
caso», indica García Guirao, investigador principal.

Se trata de un modelo no lineal, de tipo SITR, es decir, que contempla
a individuos susceptibles de poder ser infectados. El método divide a
los pacientes no infectados en sanos y otros con patologías previas o
mayores. Contempla el número de pacientes infectados, tratamientos
aplicados y pacientes recuperados.

En esta investigación han participado la profesora Yolanda Guerrero
Sánchez, del departamento de Anatomía de la Universidad de Murcia y
Zulqurnain Sabir, de Hazara Univesity en Pakistán.

Los matemáticos de la UPCT se han sumado a la iniciativa del Comité
Español de Matemáticas (CEMAT), que está coordinando las iniciativas
de la comunidad matemática española relacionadas con la crisis creada
por el COVID-19.

En la imagen, Juan Luis García Guirao, teletrabajando hoy, desde casa.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar