DestacadasUniversidad e innovación

Javier Tárraga arquitecto de la UPCT, premio nacional por su proyecto para rehabilitar el Balneario Floridablanca

Premio nacional para un arquitecto técnico de la UPCT por su proyecto
para rehabilitar el Balneario Floridablanca

Francisco Javier Tárraga, graduado en Ingeniería de Edificación,
propone que el histórico edificio se recupere como museo y restaurante

8.junio.2019.- El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España
(CGATE) ha distinguido con el tercer premio de la primera edición de
sus galardones a los mejores Trabajos Fin de Grado (TFG) al exalumno
de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Francisco Javier
Tárraga Martínez, por su análisis histórico-constructivo y de
patologías y su propuesta de rehabilitación para el Balneario
Floridablanca de San Pedro del Pinatar, un antiguo restaurante ubicado
en un balneario, que fue durante décadas un referente gastronómico y
arquitectónico del Mar Menor.

El balneario Floridablanca, con forma de barco y sede del restaurante
Floridablanca, se construyó en el año 1911 estaba catalogado por su
relevancia cultural. Los visitantes accedían a él a través de una
pasarela hasta 1980, año en que se llevó a cabo la regeneración de la
playa de La Puntica y se cubrió de arena el espacio que había entre el
paseo marítimo y el balneario.

Tárraga se graduó en abril del año pasado, apenas dos meses antes de
que fuera desmontado por ruina el histórico Balneario Floridablanca,
con un trabajo final que ya le valió el primer galardón de los premios
del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros
de Edificación de la Región de Murcia. Tras concluir sus estudios en
la UPCT, desempeña actualmente labores de técnico de Urbanismo en el
Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar.

Las propuestas de intervención para la puesta en valor del balneario
que incluía su proyecto aún serían aplicables, pues el propio TFG
premiado ya contemplaba el desmontaje del inmueble para su
restauración. El exalumno de la Politécnica propuso montar las partes
aprovechables del balneario y desplazarlo al interior del mar,
conservando los usos de restaurante que tuvo durante una gran parte de
su historia e incluyendo un pequeño museo sobre los balnearios del Mar
Menor “para dar a conocer un patrimonio que estamos perdiendo y que es
único”, explica Tárraga.

El exalumno eligió para su trabajo final, tutorizado por el profesor
Pedro Enrique Collado, el Balneario de Floridablanca, catalogado por
su relevancia cultural y actualmente almacenado a la espera de poder
reconstruirse, por ser un elemento patrimonial de su pueblo y porque
su propio abuelo trabajó en su construcción. “Era calafate y participó
en la construcción de la proa de barco que caracterizaba el edificio”,
comenta el egresado de la Escuela de Arquitectura y Edificación de la
UPCT.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar