Municipios y pedanías

La Asociación Vihsbles solicita a Ballesta la regeneración y puesta en valor del Memorial a las victimas del SIDA

A/A del Excmo. Alcalde de la Ciudad de Murcia, D. José Ballesta:
A principios de los años 80 comenzó a diagnosticarse los primeros casos de una enfermedad
que no tenía nombre pero que afectaba a colectivos excluidos o en riesgo de exclusión de la
sociedad, se le pusieron muchos nombres como el cáncer rosa o el cáncer gay. Desde esos
momentos han sido muchas las personas que murieron. Murieron muchas de ellas solas,
abandonadas por sus familiares y amigos, con miedo. A los pocos años de los primeros
diagnósticos se le puso nombre y etiqueta, era una infección por un virus que vino a llamarse
Virus de la Inmunodeficiencia Humana y atacaba a las células de defensa del organismo, los
CD4, produciendo el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.
Llegó 1996 y fue el año en que todo cambió, apareció lo que los médicos llamaban Terapia
Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA). Con esta nueva terapia conseguían sobrevivir y el
diagnóstico de infección por VIH pasó de ser una sentencia de muerte a una sentencia de
aislamiento social. Porque en temas de VIH se ha avanzado enormemente en medicina, pero
poco en la eliminación del estigma social.
Los que hoy en día somos diagnosticados de VIH seguimos llevando una mochila cargada de
prejuicios y estigmas sociales que, aun sabiendo que no moriremos por la infección, nos hace
tener una vida escondida, con miedo a la visibilidad y a que nuestro entorno conozca de
nuestra realidad. Y eso, señor Ballesta, es duro. Es duro, porque nos hace ir solos a las
consultas con nuestros médicos de infecciosos, porque vamos solos a las analíticas, vamos
solos a por nuestra medicación con pavor a cruzarnos con alguien que nos reconozca y tener
que mentir. Es duro porque si nos ponemos malos empezamos a preocuparnos por si nuestra
medicación está dejando de hacer efecto o a lo mejor estamos teniendo toxicidad por ella. Y lo
peor de todo sigue siendo el aislamiento social.
Señor Ballesta siendo usted Licenciado en Medicina y Cirugía creo sabrá de los que hablo.
Pues bien, hace dos días nos enteramos de que existía en mi ciudad, la ciudad que amamos, en
el jardín de la Constitución, un memorial en recuerdo de todas aquellas personas que
murieron, que se quedaron en el camino, que no llegaron a poder disfrutar los avances
médicos. Un memorial en el que pueden verse reflejados todos aquellos supervivientes que
llevan viviendo toda una vida con el VIH y en el que también nos vemos reflejados los que
hemos sido diagnosticados no hace tanto tiempo. La situación de este memorial es de
desolación y abandono total, y sinceramente Señor Ballesta, no creemos que nos merezcamos
estar además de aislados en la sociedad, estar olvidados en el memorial.
Le insto, Excmo. Alcalde de la Ciudad de Murcia, a que, repare y mantenga en valor el
Memorial a las víctimas del SIDA. Al igual que le insto a que nos reciba y podamos trasladarle
nuestros objetivos y finalidades.
Por los que fueron y por los que somos, siempre en el recuerdo.
Asociación Vihsibles

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar