Sociedad y Cultura

La circunstancia de incapacidad de las personas tuteladas se incluye en la base de datos de la Policía Nacional para facilitar su identificación

La circunstancia de incapacidad de las personas tuteladas se incluye en la base de datos de la Policía Nacional para facilitar su identificación

 

Un acuerdo con la Fundación Murciana para la Tutela y Defensa Judicial de Adultos permitirá estar informados de cualquier situación de desprotección que suceda a sus tutelados en la que intervenga la Policía para poder darles un trato específico

 

 

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través de la Fundación Murciana para la Tutela y Defensa Judicial de Adultos, ha acordado con la Policía Nacional la inclusión en sus bases de datos ‘Perpol’ la información de personas discapacitadas judicialmente bajo la tutela de la Fundación.

 

Una medida que ya se ha empezado a hacer efectiva para que ante una situación de emergencia, sea de la índole que sea (desorientación, ser víctima de algún delito e incluso sujetos activos de delito), la policía pueda conocer con sólo introducir un DNI que se trata de una persona incapaz y realizar sus funciones acorde a ello.

 

Gracias a esta iniciativa, en los ficheros policiales constarán todas las personas mayores de edad incapacitadas, cuya tutela ostente la Fundación, y, en consecuencia, en caso de que exista alguna intervención con una persona tutelada, contactar con la Fundación como tutor legal para poner en su conocimiento la actuación que se está llevando a cabo y ser defendidos de forma adecuada a su discapacidad.

 

Atención integral de las personas tuteladas y curateladas

 

La Fundación Murciana para la Tutela y Defensa Judicial de Adultos es un ente público perteneciente a la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social que asume las tutelas y curatelas de personas incapacitadas legalmente por decisión judicial. Desde el momento que Fundación asume un cargo, su labor es dar protección a la persona a todos los niveles (social, jurídico, médico, etc.).

 

Esta labor de protección se complica en muchas ocasiones, frente a terceros o en situaciones diversas que pueden darse en la vida de cualquier persona con alguna medida de protección, y no es fácil identificar su situación de vulnerabilidad. Estas personas necesitan más amparo, si cabe, puesto que se encuentran incapacitados judicialmente.

 

El volumen actual de las tutelas a cargo de la Fundación supera las 600, una cifra que va aumentando anualmente de forma progresiva, con una media de 50-60 casos nuevos al año.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar