Universidad e innovación

La Comunidad financia tres investigaciones universitarias orientadas a mejorar el pronóstico y el tratamiento del Covid-19

La Comunidad financia tres investigaciones universitarias orientadas a mejorar el pronóstico y el tratamiento del Covid-19

 

Con el apoyo de la Fundación Séneca, la Universidad de Murcia investiga el aumento de susceptibilidad a la Covid-19 con la edad y, además, un pronóstico basado en Inteligencia Artificial

 

Por su parte, la UCAM trabaja en reconocer específicamente el material genético del virus y cortarlo para ofrecer un posible tratamiento, un estudio que cuenta con el doctor Izpisua

 

 

La Consejería de Empleo, Investigación y Universidades, a través de la Fundación Séneca, financia tres investigaciones universitarias orientadas a mejorar el pronóstico y el tratamiento del Covid-19, dos en la Universidad de Murcia (UMU) y uno en la Universidad Católica de Murcia (UCAM). 

 

La UMU trabaja en dos proyectos, financiados con más de 300.000 euros por la Fundación Séneca, para mejorar el pronóstico de personas con Covid-19. Una de las investigaciones, dirigida por Victoriano Mulero Méndez y María Luisa Cayuela, estudia el efecto de la edad en la susceptibilidad a SARS-CoV-2; y otro trabajo, que dirige Juan A. Botía, trabaja en predecir el pronóstico en pacientes de Covid-19 basándose en Inteligencia Artificial.

 

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, visitó hoy a los investigadores para conocer sus avances y explicó que “los dos proyectos tendrán una duración de 16 meses y forman parte de los nueve proyectos de investigación sobre la Covid-19 seleccionados por la Consejería para recibir financiación por su interés a la hora de aportar soluciones para la lucha contra la Covid-19, mejorar la atención a pacientes con esta enfermedad y facilitar herramientas para detectar la enfermedad”.

 

El proyecto dirigido por Mulero y Cayuela estudia identificar los mecanismos implicados en el aumento progresivo de susceptibilidad a SARS-CoV-2 con la edad de los pacientes. Aunque la gravedad de la enfermedad y, especialmente, la mortalidad se incrementa con la edad de los pacientes de Covid-19, el mecanismo implicado es desconocido. No se sabe por qué algunos pacientes desarrollan síntomas graves, mientras que otros muy leves o incluso son asintomáticos. El objetivo del proyecto es conseguir estratificar tanto a la población como a los pacientes con Covid-19 usando biomarcadores de pronóstico como un elemento  esencial para reducir la mortalidad.

 

La investigación de Juan A. Botía propone una herramienta llamada Provia basada en Inteligencia Artificial (IA) para pronosticar el riesgo del paciente que acude al sistema hospitalario con un prediagnóstico. La finalidad es agilizar y mejorar la clasificación de los pacientes mediante la elaboración de pronóstico aproximado teniendo en cuenta diversas fuentes de información integradas con un enfoque de BigData. Todos estos pronósticos se integrarán en uno único final, que se acompañará de sugerencias sobre pruebas clínicas aconsejables y tratamientos idóneos dadas las características clínicas del paciente, el tipo de cepa más probable atribuible al paciente, su genética y la situación hospitalaria según su ocupación y equipación. El software estará alojado en la nube y será accesible vía web.

 

Proyecto de investigación de la UCAM

 

La UCAM trabaja en un proyecto, de forma conjunta con investigadores del Instituto Salk de La Jolla en California, para crear una herramienta capaz de eliminar el ARN viral en células del sistema respiratorio que estén infectadas. La investigación está dirigida por Estrella Núñez Delicado y se denomina ‘Development of Crispr/Cas13-carrying lung-targeting nanoparticles and cyclodextrins-polymers for the treatment of Covid-19’.

 

El proyecto, al que la Fundación Séneca aporta 156.000 euros, utilizará un sistema basado en el uso de la tijera molecular CRISPR que permitirá reconocer específicamente el material genético del virus y cortarlo, convirtiéndose en un posible tratamiento de la enfermedad provocada por Covid-19. La duración de la investigación es de 16 meses.

 

En su visita de hoy a los investigadores para conocer su trabajo, Motas recordó que “en la Región hay prestigiosos grupos de investigación que están en estos momentos trabajando para ofrecer un tratamiento para la Covid-19, y desde la Fundación Séneca se apoya a estos investigadores para que puedan realizar un trabajo fundamental para toda la sociedad”.

 

Para hacer llegar esta maquinaria a las células del sistema respiratorio se utilizarán unas nanopartículas diseñadas para este fin por una empresa americana o unos polímeros de CDs. Los investigadores trabajarán en primer lugar en células en el laboratorio y después realizarán la prueba de concepto en ratones. Este proyecto tiene la garantía de contar en el equipo investigador con el doctor Izpisua, cuya experiencia en este tipo de herramientas está ampliamente demostrada.

 

El desarrollo de esta investigación es fruto de la creación de herramientas de edición génica a través de la colaboración UCAM-Salk con las que se pueden identificar y cortar trozos de material genético en células adultas.

 

Nueve proyectos de investigación

 

La Fundación Séneca financia con un total de 700.000 euros nueve proyectos desarrollados por la Universidad de Murcia (dos proyectos), la Universidad Politécnica de Cartagena (un proyecto), la Universidad Católica de San Antonio de Murcia (un proyecto) y la Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias de la Región de Murcia (cinco proyectos) sobre la Covid-19. El interés, calidad científica y oportunidad de todas estas propuestas de investigación ha sido evaluado positivamente por el Comité de Valoración del Instituto de Salud Carlos III.

 

Entre las líneas de trabajo financiadas se encuentran el uso de herramientas de inteligencia artificial, la identificación de fármacos contra la enfermedad, el uso de técnicas CRIPSR en el tratamiento, la seguridad de las transfusiones, el estudio del efecto de la edad en la susceptibilidad a SARS-CoV-2, los mecanismos para reducir la inflamación pulmonar o la colaboración con el observatorio de evolución de la seropositividad a la enfermedad.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar