Sociedad y Cultura

La exposición «Un festival, una ciudad» cuenta la historia de los 25 años de La Mar de Músicas a través de la mirada de sus fotógrafos oficiales Carlos Gallego y Pablo Sánchez del Valle

 

La exposición «Un festival, una ciudad» cuenta la historia de los 25 años de La Mar de Músicas a través de la mirada de sus fotógrafos oficiales Carlos Gallego y Pablo Sánchez del Valle

 

La muestra con más de un centenar de fotografías del festival estará abierta hasta el 30 de septiembre en el Palacio Consistorial de Cartagena

 

 

Pasearse por la sala de exposiciones del Palacio Consistorial donde se exhibe «Un festival, una ciudad», es pasearse por 25 años de La Mar de Músicas bajo la mirada de sus dos fotógrafos oficiales: Carlos Gallego y Pablo Sánchez del Valle. Muestra que emocionará a muchos de sus visitantes, que han sentido como propio el crecimiento del festival. A partir de hoy jueves 11 de julio, y hasta el 30 de septiembre se puede visitar esta exposición.

 

La exposición dividida en años está compuesta por las fotos que  Carlos Gallego realizó desde los inicios del festival hasta 2002 y las que Pablo Sánchez del Valle hizo desde 2003 hasta la edición de 2018. Todas las fotografías han sido seleccionadas y producidas por éste último, que con esta muestra  también rinde un sentido homenaje a quien le antecedió.

 

En las paredes del Ayuntamiento se puede ver una foto a Ali Farka Touré. Vino el maliense por vez primera a España con motivo de La Mar de Músicas. Corría el año 1995, y hoy el gran referente de la música africana, tristemente fallecido, es ya un recuerdo para todos los amantes de la música. «Un festival, una ciudad» exhibe  una foto de este genial artista que es historia de la música.

 

Una jovencísima y bellísima Oumou Sangaré visitaba por vez primera España en 1996. Lo hacía en Cartagena, en el Auditorio Parque Torres, por aquel entonces, único escenario de La Mar de Músicas, que hoy cuenta con siete. Oumou, la reina de África, premio de La de Músicas en 2012, vino a presentar el cuarto de sus discos «Woratan».

 

En 1997, pisaba también nuestro país por primera vez, el joven Carlinhos Brown. Por aquel entonces un desconocido que venía a presentar su increíble «Alfagamabetizado». Corría 1998, cuando el festival tuvo a bien contratar a Compay Segundo, aún no había dado el bombazo el Buena Vista Social Club. Compay siempre genial estuvo acompañado entre otros por la gran Martirio y sobre el escenario cantaron y se besaron. La cara sin las marcas del paso de los años que en 1999 tenía Youssou N´Dour, la voz más importante de África, la vieron todavía pocos espectadores, para los llenos que tuvo en sus visitras posteriores a Cartagena, cuando ya junto a Neneh Cherry había lanzando el mundialmente conocido 7 Seconds.

 

Corría el año 2000 y La Mar de Músicas hacía un Especial Brasil. Ya eran muchos los  espectadores del festival y todavía son muchos los que recuerdan el gran espectaculo de Daniela Mercury. Esa fiesta impresionante a ritmo de samba que arrasó el Parque Torres, cuando la Mercury vino a presentar su «Sol da Liberade». En 2001, Mali era el país protagonista y Salif Keita y Amadou et Marian, parte de sus representantes.

 

En 2002 aparecían por vez primera en España Gotan Project a presentar su primer y exitoso disco «La revancha del tango». Una exquisitez en la época. Un fenómeno mundial que se agrupaba en la unión del tango y la música electrónica. Un año después aparecían en el Parque Torres unos jovencísimos Ojos de Brujo, la banda de Barcelona, que un año antes habían lazado «Bari», disco que los lanzó a la fama, y con el que se recorrieron medio mundo.

 

Fito Paéz inauguraba La Mar de Músicas en 2004 y para cantar su «Llueve sobre Mojado» cambiaba en Cartagena a Joaquín Sabina, por el cantautor canario Pedro Guerra. En 2005 sobre ese mismo escenario el público enmudeció al escuchar en directo a Anthony and The Johnsons que ese mismo año había publicado su exitoso «I´m a bird now».

 

Mama África nos dejó hace unos años, pero en 2006 fue la encargada de inaugurar la edición de La Mar de Músicas que tenía a Sudáfrica como país invitado. Miriam Makeba cantó su Pata Pata ante un público entregado a una de las personalidades más importantes en la historia musical de África. Un año después, otro de los grandes, Gilberto Gil, fue el encargado de la clausura de la edición 2007.

 

Vino Enrique Morente  en 2008 al Parque Torres acompañado por Lagartija Nick en la que fue la exitosa rememoración del disco Omega. Una noche mágica, donde Morente brilló como la estrella que fue. En 2009, Calle 13 venía por vez primera a La Mar de Músicas y tras cantar su «No hay Nadie como Tú» invitaron a La Mala Rodriguez a que se subiera con ellos al escenario, produciendose una de en esas conjunciones especiales, que han hecho de La Mar de Músicas, un encuentro único para muchos.

 

En 2010 España ganaba el Mundial de futbol, y Melody Gardot tuvo que retrasar su concierto una hora, soportar las bocinas de los coches, parar varias veces sus canciones por los gritos de unos españoles que disfrutaban por vez primera el triunfo de un mundial, pero ella siempre mágica fue la diva que hoy sigue siendo. En 2011 reaparecía Peret en La Mar de Músicas seis años después de su retirada de los escenarios y Cindy Lauper cantaba su «Girls just want to have a fun» entre el público. Vino Emir Kusturica a estrenar en Europa su ópera «El tiempo de los Gitanos» en 2012 y un año después Gregory Porter levantó al público de La Mar de Músicas de sus asientos como hacía tiempo, otro artista no hacía.

 

Franco Battiato, Chico Trujillo, Fatoumata Diawara, Nathy Peluso… también han marcado la historia de este festival en sus últimas ediciones. Junto al resto muestran como el festival ha crecido con la ciudad y la ciudad con el festival.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar