Región

La falta de Planes de Gestión de especies protegidas beneficia a las megaplantas fotovoltaicas

La falta de Planes de Gestión de especies protegidas beneficia a las megaplantas fotovoltaicas.

 

A pesar de que todos los planes deberían estar ya aprobados desde hace más de 20 años, la realidad es que faltan la mayoría.

 

Mientras algunos borradores de planes acumulan polvo en los cajones de la Consejería, la situación de las especies empeora y hace necesaria una revisión de especies y categorías del Catálogo Regional.

 

La falta de planes de fauna y de planificación del desarrollo de las energías renovables, pone en riesgo el hábitat de especies protegidas y amenazadas.

 

 

Ecologistas en Acción ha denunciado hoy que la Comunidad Autónoma tramita hasta 45 proyectos empresariales de plantas solares fotovoltaicas en los últimos dos años[1], mientras siguen paralizados los planes de gestión de la fauna protegida, que pueden afectar a dichos proyectos, sobre todo el caso de grandes plantas en zonas de cultivo de cereal.

 

Para la organización resulta especialmente preocupante el retraso, aparentemente deliberado, en la tramitación y aprobación de los planes de especies cuya documentación técnica se encuentra disponible desde hace muchos años pero que se estancan por razones puramente políticas.

 

Así, el Plan de Recuperación del Cernícalo primilla, especie “en peligro de extinción” según la Ley 7/1995, dispone de un documento que ya fue aprobado por el Consejo Asesor de Medio Ambiente (CARMA) nada menos que en diciembre del año 2012, hace ocho años. Mientras tanto, se están tramitando numerosas plantas fotovoltaicas de enorme tamaño que afectan a los hábitats de esta especie amenazada, como reconoce el propio Plan. Zonas que coinciden a su vez con frecuencia con el ámbito del Plan de Desarrollo Rural (PDR) financiado con más de nueve millones de euros, durante un periodo de cinco años, en compensación por el desarrollo de buenas prácticas agroambientales, en los mismos suelos en los que se proyectan las citadas plantas fotovoltaicas.

 

Ecologistas en Acción recuerda que, en agosto de 2017, tras recibir el último escrito del Defensor del Pueblo en relación a la queja de la organización, el Gobierno de la Región de Murcia anunció que el documento técnico del Plan de Recuperación de Aves Esteparias había quedado concluido unos meses antes, y en abril de 2018 se aprobó en el CARMA un nuevo documento de dicho plan, incluyendo al cernícalo primilla y el sisón, sin que desde entonces se haya producido ningún avance en su tramitación administrativa. Es decir, el plan se encuentra bloqueado.

Algo similar sucede con el Plan de Conservación de la Tortuga Mora, especie emblemática en nuestra región. Los Estudios Básicos para su elaboración están disponibles desde hace más de 15 años. En agosto de 2017, tras la citada misiva del Defensor del Pueblo, el Gobierno murciano anunció que tenía previsto concluir el proyecto durante el primer semestre de 2018, iniciándose entonces su tramitación, cosa que no ha sucedido, a día de hoy.

 

Esta actitud displicente de la Comunidad Autónoma contrasta con la preocupación del Ministerio de Medio Ambiente, que recientemente ha propuesto aumentar la protección de otra ave esteparia, el sisón, de la que depende la construcción de una gran planta fotovoltaica en Lorca. Según la Sociedad Española de Ornitología (SEO), en España se ha reducido en los últimos 10 años un 50% los machos reproductores, quedando en nuestra Región sólo 30.

 

La organización denuncia que el Gobierno sólo actúa cuando recibe escritos de advertencia del Defensor del Pueblo, ante quien dicha organización mantiene abierta una queja desde el año 2013.

Y exigen que, en ausencia de dichos planes de fauna, la Comunidad Autónoma cumpla estrictamente la Ley de Patrimonio Natural, según la cual queda prohibida la destrucción o deterioro de los lugares de reproducción, invernada o reposo de las especies protegidas, lo cual podría suceder con las especies cuyos planes de recuperación y conservación se encuentran pendientes.

 

Añaden que la falta de regulación está provocando un desarrollo sin planificación ni criterios firmes de ubicación para las centrales solares y sus líneas de evacuación en nuestra Región, situación que puede provocar una imagen negativa de la necesaria energía solar.

Por último, Ecologistas en Acción considera necesario que la administración regional apueste no sólo por el desarrollo de grandes centrales solares, sino también por un mayor impulso de la administración a las instalaciones de baja y muy baja potencia integradas en edificaciones de uso residencial o industrial. Este tipo instalaciones acercan producción y consumo, y son más eficientes y tienen un casi nulo impacto ambiental. Sin embargo está siendo la gran olvidada por las administraciones públicas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar