Actualidad

La Guardia Civil detiene al conductor que atropelló mortalmente a un peatón y se dio a la fuga

Ocurrido en agosto de 2018 en Totana (Murcia)

La Guardia Civil detiene al conductor que atropelló mortalmente a un peatón y se dio a la fuga

Se le atribuye la presunta autoría de los delitos de homicidio y omisión del deber de socorro
Los investigadores localizaron el turismo en un taller mecánico de Lorca
Las ingentes labores de investigación han permitido su localización y detención dos años después de ocurrir el siniestro

Murcia, 10 de noviembre de 2020. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado, desde el mes de agosto del año 2018, una investigación dirigida a identificar y detener al conductor del vehículo que se dio a la fuga después de atropellar a un peatón, que falleció a consecuencia de las lesiones sufridas, que ha culminado, más de dos años después, con la detención de un varón, de 21 años y vecino de Lorca, como presunto autor de los delitos de homicidio y omisión del deber de socorro.

Los hechos que dieron lugar a la investigación ocurrieron antes de las siete de la mañana del día 18 de agosto de 2018, en el denominado Camino del Pastelero, próximo a la glorieta conocida como del “Rulo”, del término municipal de Totana, cuando un vecino que pasaba por el lugar halló el cuerpo agonizante de una persona de avanzada edad con aparentes signos de haber sido atropellado por un vehículo. Minutos después de ser atendido por los servicios sanitarios, falleció.

La Guardia Civil desplazó de inmediato un Equipo de Atestados y al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), que recopilaron la información inicial, practicaron la inspección técnico-ocular en el escenario del suceso y la recogida de testimonios, pruebas, vestigios e indicios orientados al esclarecimiento de los hechos y a la identificación del presunto responsable del atropello mortal.

Tras un laborioso trabajo de investigación, la Guardia Civil obtuvo unos primeros datos a cerca del vehículo supuestamente causante del accidente.

Desde ese momento, agentes de la Benemérita, en colaboración con la Policía Local de Totana, realizaron innumerables gestiones para tratar de localizar el vehículo e identificar a su conductor.

Ese ingente esfuerzo permitió, días más tarde, localizar en Lorca un turismo que había sido recientemente reparado en un taller de la localidad, cuyos desperfectos respondían al patrón del tipo de suceso investigado. El conductor negó desde el primer momento haber intervenido en el atropello mortal del vecino de Totana.

Especialistas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la  Guardia Civil, en colaboración con los investigadores del Sector de Tráfico, analizaronpormenorizadamente los desperfectos hasta obtener indicios que fueron remitidos al Servicio de Criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil, para su análisis.

Además, la intervención de especialistas en investigación de siniestros viales del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT), con sede en Madrid, resultó crucial, al aportar sus conocimientos y experiencia para orientar a los investigadores, durante más de dos años, hasta lograr esclarecer positivamente el siniestro que costó la vida al vecino de Totana.

Después de más de dos años de investigación, los informes periciales emitidos al respecto han determinado elsupuesto vínculo existente entre el vehículo examinado y la persona atropellada.

Recientemente, la investigación ha culminado con la detención de un joven, de 21 años y vecino de Lorca, como presunto autor de los delitos de homicidio y omisión del deber de socorro, por el presunto atropello mortal de un peatón y su abandono, sin prestar personalmente ni solicitar los auxilios necesarios para evitar el fatal desenlace.

El delito de homicidio, en sus diferentes modalidades, se encuentra recogido en los artículos 138 y 142 del Código Penal y puede ser castigado con penas que van desde 1 a 15 años de prisión así como la accesoria, en su caso, de privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 6 años.

Por su parte, del delito de omisión del deber de socorro, penado en el artículo 195 del Código Penal, prevé penas que oscilan entre la prisión de 6 meses a 4 años o la multa de 3 a 12 meses, en función de las circunstancias concurrentes en cada caso concreto.

La Guardia Civil apela a la ciudadanía para que, cuando presencien o tengan conocimiento de un accidente de circulación tomen nota del mayor número de datos posibles, en especial tipo, características y matrícula de los vehículos implicados y lo comuniquen a las Fuerzas de Seguridad, con el objeto de facilitar la investigación policial y evitar que sucesos tan lamentables como éstos queden impunes.

El detenido, el vehículo implicado en el siniestro y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Lorca (Murcia).

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar