Región

La Policía Nacional reduce en Murcia a una persona con problemas mentales que les recibió con un cuchillo en cada mano

Una intervención asistencial y operativa del Grupo de Atención al Ciudadano de Murcia

La Policía Nacional reduce a una persona con problemas mentales que les recibió con un cuchillo en cada mano

La rápida intervención de los agentes evitó que esta persona, el pleno brote psicótico, provocara ningún tipo de lesión a ningún miembro de su familia ni a los sanitarios que le estaban asistiendo

Durante la reducción de esta persona los agentes recibieron varias puñaladas que impactaron contra el escudo y el chaleco antibalas

Debido al estado mental de esta persona los agentes acompañaron a los servicios sanitarios para su ingreso en la unidad psiquiátrica del hospital e informaron a la autoridad judicial de la intervención

Murcia 29 de julio de 2020. La Policía Nacional llevó a cabo durante la tarde de ayer una intervención operativa y asistencial en torno a un enfermo mental en pleno brote psicótico. La máxima propiedad de los agentes era evitar que ningún miembro de su familia, así como del servicio sanitario que tenían que asistirlo resultara herido, objetivo que finalmente se cumplió logrando los agentes reducir y arrebatarle los cuchillos que portaba.

La intervención tuvo lugar durante la tarde de ayer. La mujer de esta persona solicitó la ayuda de los servicios sanitarios y de la Policía Nacional porque su marido se encontraba sufriendo un brote psicótico.

Se encerró en una habitación con varios cuchillos de cocina de grandes dimensiones

Cuando los agentes llegaron al domicilio esta persona estaba encerrada en una habitación en un alto estado de nerviosismo amenazando con hacer daño a quien se acercara.

Mientras una patrulla intentaba tranquilizarle a través de la puerta, el resto de agentes se prepararon ataviados con un escudo de protección para su reducción en el caso de que fuera necesario. Finalmente los agentes consiguieron que abriera la puerta, pero su estado todavía era muy agresivo.Les recibió con dos cuchillos de cocina de grandes dimensiones, uno en cada mano, al tiempo que les amenazaba con hacer uso de ellos si alguien se acercaba.

Una rápida actuación policial que evitó que nadie sufriera ningún daño

Los agentes aprovecharon un instante en el que esta persona bajó la guardia para abalanzarse sobre él, logrando sujetarle los brazos y arrebatarle los cuchillos. A pesar de la rapidez con la que intervino la policía, algunos de los agentes sufrieron heridas leves, pues durante la reducción esta persona asestó varias puñaladas que impactaron en el chaleco y el escudo de los policías.

Finalmente varios zetas lograron hacerse con la situación, resolviendo una intervención asistencial en torno a una persona con una enfermedad mental sin lamentar ningún daño personal.

Esta persona fue traslada al área de psiquiatría del hospital en compañía de una patrulla para ser asistida. Los agentes informaron a la autoridad judicial de lo sucedido.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar