Sociedad y Cultura

La Sociedad Murciana de Radiología celebra su Congreso Regional, centrado en el papel de la especialidad en la pandemia por COVID19

La Sociedad Murciana de Radiología celebra su Congreso Regional, centrado en el papel de la especialidad en la pandemia por COVID19

Especialistas de toda la Región han participado en este evento, en el que se ha puesto de manifiesto la importancia de la Radiología en el contexto sanitario actual  

Murcia, 30.11.2020. Los radiólogos de la Región han celebrado esta semana las Jornadas COVID por Imagen en el marco de su Congreso Regional, en el que especialistas de toda la Región han debatido sobre el papel de la Radiología en el abordaje de la pandemia por COVID19.

Este Congreso se celebra con fecha cercana al Día Internacional de la Radiología, que se conmemora cada 8 de noviembre desde 2012 con el objetivo de dar visibilidad a esta especialidad médica, destacar su importancia en la Sanidad moderna y realzar el papel clave de los profesionales de la imagen, ya sean radiólogos o técnicos, en la detección, el diagnóstico y el tratamiento de muchas de las patologías más frecuentes, aumentando la calidad de la atención y el tratamiento de los pacientes.

La importancia de la Radiología en la pandemia COVID19

Tras la declaración de pandemia por COVID19, el trabajo de los radiólogos se ha intensificado y si el radiólogo era el eje central de multitud de procesos diagnóstico-terapéuticos ya en la época preCOVID, la pandemia ha revolucionado nuestra actividad.

De un primer pico en el que la actividad sanitaria se centró en la pandemia (siempre sin dejar de lado patología urgente, preferente u oncológica), hemos pasado a un segundo pico en el que la actividad habitual del radiólogo ha sido la misma que en la época preCOVID y con la sobrecarga añadida de la nueva actividad COVID.

Los Servicios de Radiodiagnóstico son Servicios Centrales. Damos apoyo a todos los Servicios Hospitalarios y a los Centros de Atención Primaria, por lo que las fluctuaciones de carga asistencial del resto de nuestros compañeros nos afectan de forma directa  y sumativa. Atención Primaria, UCI, Medicina Interna, Neumología, Urgencias… todas han sufrido un incremento de la carga asistencial y Radiología ha sufrido la sobrecarga de todas, en su conjunto.

Los radiólogos también hemos hecho frente a los cambios organizativos en las plantas de ingreso, la necesidad de detección de pacientes afectos (PCR/antígenos) previa a la realización de pruebas diagnóstico-terapéuticas (resonancia magnética con sedación, procesos intervencionistas complejos…) y, sobretodo, la necesidad de apoyar la Atención Primaria y la actividad sanitaria en las Residencias.

Sobre estos últimos puntos, es necesario señalar la puesta en marcha de circuitos de radiografías para pacientes COVID de Atención Primaria, circuitos para pacientes COVID hospitalizados y los circuitos para pacientes COVID en residencias. Con respecto a estos últimos, es necesario resaltar la salida de equipos de Radiología para dar servicio allí donde se necesitan (en este caso en las Residencias), evitando que los pacientes tengan que trasladarse al hospital de referencia.

Además, la actividad no asistencial de los Servicios, la actividad gestora, docente e investigadora, no sólo se ha tratado de mantener, sino que en algunos puntos está en plena efervescencia, como se puede apreciar en las múltiples líneas de investigación que están abiertas en este momento. Esta actividad que tiene su reflejo en el reciente Premio a la Investigación concedido por la Sociedad Española de Radiología (SORMU) al Dr. Juan de Dios Berna Mestre, o en la elección de la Dra. Elena Parlorio de Andrés como Responsable Estratégica en la nueva Junta Directiva de la SERAM.

La Radiología ha tenido ante sí unos retos colosales pero los ha afrontado dando un paso hacia delante, asumiendo la responsabilidad necesaria, modificando sus patrones de trabajo, acercando las pruebas allí donde estuviese el paciente y tratando de disminuir los tiempos de espera, tiempos de ingreso y tiempos de tránsito.

No todo han sido cambios que han contribuido a la sobrecarga. También ha habido algunos esperados por nosotros durante largo tiempo, que han sido abordados y solucionados debido a la importancia que tenían y que la pandemia ha revelado como cambios absolutamente necesarios. El teletrabajo, telerradiología en este caso, es una modalidad imprescindible para nuestra actividad. Nos ha permitido seguir trabajando en los momentos más duros de la primera ola, nos ha ayudado a dar un servicio excelente a los médicos solicitantes, permitiendo el informe de radiografías por los radiólogos especializados en tórax y nos ha permitido mantener una actividad adecuada de los Servicios.

No debemos olvidar que el aumento de la actividad en los Servicios de Radiodiagnóstico en este segundo pico se ha realizado con un ojo puesto en el futuro, tratando de adelantarnos a las posibles necesidades futuras, mejorando circuitos y puliendo procedimientos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar