Universidad e innovación

La Universidad de Murcia registra 3.560 clases por videoconferencia los siete primeros días lectivos del confinamiento

La Universidad de Murcia registra 3.560 clases por videoconferencia los siete primeros días lectivos del confinamiento

El tráfico en el Aula Virtual ha crecido un 50% desde que se decretó el estado de alarma
El personal de administración continúa con su trabajo gracias a casi 600 escritorios virtuales y la realización de tareas administrativas por medios telemáticos

Las medidas informáticas y técnicas adoptadas por la Universidad de Murcia desde el pasado 11 de marzo, tres días antes de la declaración del estado de alarma, han permitido que en un tiempo récord la comunidad universitaria, formada por 35.000 personas, se haya adaptado de manera notable al teletrabajo. Estas medidas, implementadas desde el vicerrectorado de Estrategia y Universidad Digital y el área de tecnologías de la información y las comunicaciones (ÁTICA), han permitido que las labores de gestión, investigación y docencia se puedan seguir desarrollando con las mismas herramientas habituales que se utilizan de manera presencial en los campus y edificios de la Universidad.

Una de las claves para que todo este proceso esté resultando con éxito es la rápida adaptación de estudiantes y personal a los nuevos usos del trabajo en línea. Una de lascifras que demuestra esta adaptación es que en los primeros siete días lectivos tras el decreto del estado de alarma tuvieron lugar 3.560 clases por videoconferencia a través del aula virtual de la Universidad de Murcia. Se trata este del recurso más utilizado para la docencia en este periodo y ha contado hasta la fecha con la participación de 29.947 estudiantes y profesores en las mismas. Las grabaciones de dichas clases suponen un total de 26.068 minutos de clases. Las videoconferencias, si bien son el recurso más utilizado, no es el único del que dispone el aula virtual, ya que hay otros que están siendo utilizados por los docentes de forma intensiva.

Las visitas y conexiones a través del aula virtual han crecido un 50% y desde la semana previa al estado de alarma se han producido casi 11 millones de eventos en el aula virtual, cuando lo normal es que ese número de eventos se produzcan a lo largo de todo un mes completo de uso intenso, como enero, mes de exámenes y de mucha actividad en la plataforma.

Lo habitual en un día laborable con una carga alta de trabajo en la plataforma eran unas 400.000 visitas al aula virtual, una cifra que actualmente se ha elevado a 600.000. El incremento se ve reflejado incluso los domingos, que han pasado de 200.000 conexiones a más de 300.000; una tendencia que va en aumento.

Por lo que respecta al trabajo del personal de administración y servicios, la actividad de gestión se está desarrollando gracias al teletrabajo mediante la conexión a la red ofimática de la universidad con casi 600 escritorios virtuales, el acceso remoto a los discos en red desde los domicilios para llevar a cabo tareas que no precisan de esos escritorios y el desvío de 500 teléfonos a números fijos y móviles personales. Desde ATICA se han llevado a cabo otras actuaciones para favorecer el teletrabajo, como la posibilidad de la emisión telemática de certificados electrónicos que hasta ahora requerían presencialidad.

Todo este volumen de trabajo telemático se ha podido poner en marcha tan rápido, en primer lugar, porque tanto las herramientas de docencia como los escritorios virtuales que permiten la conexión remota con los servidores de la Universidad de Murcia funcionan desde hace años. No obstante, pasar en dos días de ser una universidad presencial a desarrollar todas las tareas de forma virtual ha supuesto un esfuerzo técnico para poder dar una correcta respuesta que ya se venía planificando desde principios del mes de marzo. Entre otras medidas, se ha ampliado la capacidad de respuesta de los servidores ampliando el número de nodos de procesamiento en el aula virtual que ha sido el servicio más demandado.

Además, se han elaborado guías de uso para explicar el funcionamiento de las herramientas virtuales al personal de la Universidad y al alumnado y se ha reforzado el servicio de atención a usuarios para dar una correcta atención las peticiones y llamadas por dudas o incidencias técnicas. La rapidez y eficacia en la respuesta a los problemas particulares de los usuarios se resuelven en los mismos tiempos y estándares de calidad habituales.

La Universidad de Murcia quiere reiterar que todo esto ha sido posible gracias a la altísima predisposición del profesorado, estudiantes y personal de administración y servicios para lograr esta rápida adaptación de la actividad académica. Sin ella, todo esto hubiera sido imposible y así, entre todos, la UMU sigue activa dentro de este estado de alarma en el que todos debemos estar confinados en nuestra casa.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar