Municipios y pedanías

Los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz son declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

Los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz son declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

El presidente de la Comunidad acompaña a los caravaqueños durante el dictamen de la Unesco y asegura que “la Región de Murcia escribe un capítulo de oro en el libro de la historia de la humanidad gracias a Caravaca de la Cruz”

 

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, celebró hoy que los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz hayan sido declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco y aseguró que, gracias a ellos y a Caravaca de la Cruz, “la Región de Murcia escribe un capítulo de oro en el libro de la historia de la humanidad”.

 

La decisión la adoptó hoy el Comité Intergubernamental de la Convención de la Unesco para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, de forma virtual por la situación de pandemia. López Miras agradeció “a todos los caravaqueños que, año tras año, han dado lo mejor de sí para que los Caballos del Vino sean Patrimonio de la Humanidad y que sitúan a la Región de Murcia en el panorama cultural mundial”.

 

Los miembros del comité que decidieron la candidatura única presentada por España, representada en los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz, son 22 países: Arabia Saudí, Azerbaiyán, Botswana, Brasil, Camerún, Chequia, China, Costa de Marfil, Djibuti, Jamaica, Japón, Kazajstán, Kuwait, Marruecos, Países Bajos, Panamá, Perú, Polonia, República de Corea, Ruanda, Sri Lanka, Suecia, Suiza y Togo.

 

Los Caballos del Vino, junto a los Moros y Cristianos, son parte integrante de las Fiestas en honor a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, que se celebran del 1 al 5 de mayo. Están declarados desde 2011 Bien de Interés Cultural Inmaterial con carácter etnográfico y, a este reconocimiento, suma ahora el de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

 

Su origen está documentalmente probado desde hace tres siglos, aunque es una manifestación anterior, vinculada a la antiquísima ceremonia de la bendición del vino la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, un ritual igualmente único en el mundo que simboliza la protección de la naturaleza. Los documentos más antiguos de su celebración datan de 1765 y, desde entonces, la tradición no ha dejado de crecer, convirtiéndose en enseña de la ciudad y en prueba de devoción y de apego a su historia.

 

Fue en 2011 cuando el Consejo Nacional de Patrimonio Histórico celebrado en Burgos autorizó que los Caballos del Vino iniciaran la carrera a la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, comenzándose la redacción de su expediente, que se ha ido adaptando a nuevos requerimientos introducidos por la UNESCO a lo largo de este tiempo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar