Sociedad y Cultura

L@s Yay@flautas de Cartagena realizan unas reflexiones respecto de las negociaciones y comparecencias en la Mesa del Pacto de Toledo

LAS DIPUTADAS Y DIPUTADOS PARLAMENTARIOS DEL PACTO DE TOLEDO
El colectivo de Yay@flautas Cartagena, junto a las Plataformas, Coordinadoras, Jóvenes Pensionistas, Mareas de Pensionistas, Yayoflautas y otros colectivos de pensionistas, respetando el estado de alarma y el confinamiento obligado, seguimos en pie de movilización, y seguimos insistiendo en la defensa del Sistema Público de Pensiones, señalando sobre todo a las últimas reformas tanto laborales como de pensiones, ‘ejecutadas’ por PSOE y PP, como las causas de graves recortes en los derechos de todas/os. Parte de esas reformas se ampararon en la supuesta solidez de las recomendaciones técnicas del Pacto de Toledo, tratando los grupos parlamentarios de que bajo su legitimidad se soslayase el debate público y abierto sobre qué y cómo debía cambiarse el Sistema Público de Pensiones español.
Pero tras repetidas recomendaciones de esa Comisión que se han mostrado erróneas y beneficiosas solo para una parte, pues la experiencia nos dice:
▪ Que las pensiones privadas individuales o de empresa no son alternativa, y han sido rechazadas por la sociedad que mayoritariamente no puede suscribirlas, ni quiere; que se han convertido en un negocio fraudulento que ha ocasionado pérdidas al Estado sin ningún efecto positivo en el bienestar de la ciudadanía pensionista sino todo lo contrario; y que solo han servido para engordar las comisiones de una banca sobradamente subvencionada, como se ha demostrado en países con esos sistemas, y más en situaciones de volatilidad de los mercados, como ahora.
▪ Que los cambios en las relaciones laborales y, como consecuencia, la bajada en las cotizaciones, han sido la causa de la caída de los ingresos de la Seguridad Social, mucho más que los cambios demográficos o la inexistente caída de la contratación y el trabajo (hasta la llegada del COVID-19).
▪ Que mientras se reducen los ingresos a la caja única, se promueven sistemas pseudo privados desde las administraciones incentivando con comisiones a los Sindicatos, para tratar de neutralizar su acción en la defensa de los derechos de los/as trabajadores/as.

Que durante años se ha permitido cargar la caja de la Seguridad Social con gastos impropios alejados de su fin último, las
pensiones contributivas (bonificaciones y prestaciones como maternidad o paternidad, complementos a mínimos y ayudas universales de sanidad o servicios sociales), que han desequilibrado la balanza de la mencionada caja, y que ha servido como argumento manipulado para quienes buscan aún mayores recortes de las pensiones.
Todo ello ha llevado a un creciente descrédito de la Comisión del Pacto de Toledo, una comisión opaca donde nadie puede saber nunca de qué se discute y cómo nos puede afectar a los/as pensionistas actuales y, sobre todo, futuros. Incluso frente a la presión social, sus recomendaciones han pasado a redactarse con la suficiente ambigüedad para que se pudiera interpretar de forma dispar, a conveniencia y a interés del Gobierno de turno.
Así podemos recordar en anteriores borradores:
• La revalorización de las pensiones al IPC real, pero ‘abierta a otros datos macroeconómicos’ o relacionada con ‘medias anuales’ y otras operaciones aritméticas.
• Los años de cómputo para hallar la base reguladora entre los 15 últimos años, 25 ¿o toda la vida laboral?
• La edad de jubilación en 65 años, 67 y… ¿la posibilidad de que aumente?
• El factor de sostenibilidad que nos castiga por vivir más, sin aclarar si se deroga,
se pone en funcionamiento el próximo año, en 2023 o en 2027.
• El apoyo a los planes privados de pensiones, de empresa e individuales (con una desastrosa trayectoria económica) en detrimento del sistema público de reparto y de caja única. Un negocio de 150.000 millones sobre el que vuelan los fondos
buitre.
El colectivo Yay@flautas Cartagena no aceptamos el actual funcionamiento de una Comisión que está decidiendo nuestro presente y el futuro de las siguientes generaciones, sin ni siquiera dignarse a recibirnos para opinar. ¿Cómo puede una Comisión negociar por 9 millones de pensionistas sin que una buena parte de estos/as estén representados/as, ni tan siquiera consultados/as?

Actualmente, la Comisión es un mecanismo que sirve para eludir un verdadero debate abierto sobre el Sistema Público de Pensiones, amparando sus futuras decisiones políticas bajo una cobertura supuestamente técnica.
Queremos y exigimos una solución integral para el sistema que aborde su presente y su futuro, y una negociación política en la que exigimos la presencia con voz de representaciones de pensionistas, en cualquier mesa de negociación u organismo que negocie dicha reforma.
Una vez pasada la terrible pandemia del COVID-19 que tantos padecimientos nos está causando, mantendremos las movilizaciones en las calles, junto a otros muchos colectivos pensionistas, durante el tiempo y con la intensidad que sean necesarias hasta lograr nuestros objetivos.
Recordamos a todas/os nuestras/os representantes políticos que seguiremos convirtiendo nuestras reivindicaciones en un debate social transversal y transparente, donde todo el mundo que se implique y tenga que asumir sus responsabilidades, y explicar a la gente sus posiciones sin subterfugios.
Esperamos de ustedes, nuestros/as representantes electos/as, un comportamiento transparente, democrático y de responsabilidad social en un tema que es esencial para asegurar la cohesión de nuestro país y que forma parte fundamental de sus cimientos como comunidad.
GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar