Actualidad

Manifiesto de 12 colectivos contra la construcción en El Molinete

INTERVENCIÓN EN EL PLENO

Sra Alcaldesa, señores y señoras concejales,

Nos dirijimos hoy a ustedes porque llevamos 23 años luchando por evitar que se produzca el atentado contra el patrimonio histórico que los miembros del Equipo de Gobierno municipal aprobaron en solitario realizar sin tener en cuenta que la única recuperación posible del casco histórico pasa por la puesta en valor de su patrimonio histórico.

Este Ayuntamiento lleva 23 años perdiendo la oportunidad de aprovechar los atractivos turísticos del Molinete y ahora que podían empezar a verse en la zona del barrio del foro los resultados de las peticiones de 12.500 cartageneros que nos respaldaron entonces, ustedes plantean que perdamos para siempre la oportunidad única de ver todo el Molinete como lo que es, un único yacimiento arqueológico, desde la Morería hasta las traseras de las calles Puertas de Murcia, San Esteban, San Vicente y Balcones Azules.

El Cerro del Molinete y su entorno se incluyó dentro de la declaración como Bien de Interés Cultural del conjunto histórico-artístico del casco antiguo de la ciudad de Cartagena en 1981, lo que viene refrendado por la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 y la Ley del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

Tras muchos intentos de anteriores coorporaciones por construir en el Molinete, gracias a la movilización ciudadana se llegaron a tres compromisos unánimes del pleno: la excavación arqueológica en extensión previa a cualquier trabajo de urbanización, que en el caso de que los restos arqueológicos encontrados permitieran alguna construcción se harían siempre sin sobrepasar la cima del cerro y que nunca se realizarían desmontes en la colina histórica.

Hace 15 días ustedes plantearon romper los dos primeros consensos sacando a la venta parte del yacimiento del Molinete en su zona de la Morería sin haber excavado arqueológicamente el conjunto, ni siquiera las calles por las que quieren pasar los suministros subterráneos a los nuevos edificios, y ofreciendo una edificabilidad que tapará la visión de la colina desde abajo pero también del entorno desde la cima del cerro.

Por todo ello, la Asociación de Vecinos Barrio de San Diego “Casco histórico”, la Coordinadora del Molinete, el Consejo Asesor de Patrimonio Histórico de Cartagena, las asociaciones Cartagena Futuro, Cartagena de Mi Alma, Amigos Modernistas de Cartagena, Almarjal, Daphne, Adepa, Cartagena Futuro, Convergencia Cívica de Cartagena y Comarca, las PlataformasVirgen de la Caridad, Plataforma por la Biprovincialidad del Sueste Español y la Unión de Asociaciones, Plataformas y Colectivos, entre otros, nos unimos para solicitar la declaración de BIC de todo el Molinete en calidad de zona arqueolóca, que se paralice la venta que han anunciado, que se excave y se ponga en valor todo este yacimiento.

La protección que a día de hoy se otorga al Molinete tiene un trazo de delimitación del área arqueológica arbitrariamente establecida, ya que recorta dos de las tres laderas y el contorno del monte sin tener en cuenta la unidad geográfica, histórica y urbanística del mismo (y sí criterios de rentabilidad edificatoria ajenos a consideraciones arqueológicas).

Por su parte, el Plan Especial obliga al estudio arqueológico de todo el cerro, su documentación y la conservación de los restos de “interés” que se localicen. De hecho, en el sector de la Morería el Ayuntamiento de Cartagena promovió en 2005 una intervención arqueológica y existen informes de la Dirección General de Cultura que obligan a conservar los restos hallados in situ y visitables por su valor. Sin embargo, hay restos que por su altura respecto a la cota de la calle no se pueden conservar en sótano ni siquiera en el bajo de futuros edificios (vease escalera romana tallada la colina o calzada romana, entre otras estructuras). Además, no se ha excavado arqueológicamente en extensión todael área de la Morería (pues no se han excavado las calles y plazas que se trazaron sobre plano sin tener en cuenta el contenido arqueológico del subsuelo) ni calle San Esteban, donde el Ayuntamiento prevé construcciones.

La descontextualización de restos arqueológicos conforme vayan apareciendo en solares cuya gestión arqueológica se encomienda a constructores particulares y en los tiempos que estos determinen resulta evidente. No podemos tener una visión de conjunto arqueológica, ni valorar la importancia de los restos encontrados si su estudio y excavación no es fruto de una labor de conjunto y especialmente si no se excavan previamente con metodología arqueológica los espacios por los que pretenden pasar canalizaciones subterráneas de alcantarillado y abastecimiento de agua, electricidad, telecomunicaciones, gas para los futuros edificios que quiere promover el Ayuntamiento sobre los restos arqueológicos.

Aunque el estado de conservación es desigual, las prospecciones realizadas con metodología arqueológica en las laderas y en el Cerro del Molinete muestran un conjunto arqueológico que supone una importante aportación al conocimiento de la trama urbana antigua de la ciudad de Cartagena, con especial mención a la época púnica y romana, y que no puede ser descontextualizado en beneficio de la reconstrucción urbanística de la zona sin ni siquiera proceder a su estudio integral.

El Cerro del Molinete es uno de los cinco promontorios que bordean la ciudad de Cartagena y ha tenido un extraordinario protagonismo a lo largo de la historia. Íberos, púnicos y romanos ocuparon su cima y sus laderas alzándose, según Polibio, magníficos palacios reales construidos por Asdrúbal.

Un resumen de la importancia de los restos hallados en el Molinete y sus laderas queda reflejada  en las memorias arqueológicas que, a pesar de que sólo se ha excavado un tercio del subsuelo, han dado gratas sorpresas cada vez que han permitido el estudio científico, lo que demuestra que su contenido solo se podrá desvelar con un trabajo coordinado de todo el conjunto arqueológico.

Algunos ejemplos de lo que se ha ido encontrando con excavaciones inconexas y en décadas distintos son el templo de Atargatis, el castellum aquae, el templo capitolino por un lado y los restos de una zona densamente poblada desde el siglo I antes de Cristo al V después de Cristo, en la zona de la Morería en la que también aparecieron restos del siglo III al I antes de Cristo.

De época augustea altoimperial se constatan restos de un barrio completo de actividades de producción artesanal y comercial, donde también se han constatado estructuras asociadas a lavanderías, tintorerías, curtidurías, hornos de vidrio, productos derivados de la pesca, explotación de la púrpura y el salazón.    

A todo lo dicho hasta aquí, sumar el libro sobre el Molinete que estudia todo el cerro, siguiendo las indicaciones Polibio: el libro del Doctor Negueruela, con fotografías y dibujos de varios muros del Palacio de Asdrúbal, que indica que la ladera mejor conservada del palacio es precisamente la oeste, en la que se van a edificar esas torres de pisos que ocultarán el monumento para siempre.

Nos encontramos, por tanto, ante una oportunidad única de conocer y conservar, en terrenos de propiedad municipal, un conjunto arqueológico que de ningún modo debe ser dividido, excavado solo en parte o destrozado por las obras de urbanizacióny al mismo tiempo de salvar para el futuro todo el legado arqueológico antes mencionado.

Nuevamente el anuncio de la venta de parcelas por parte de la sociedad municipal Casco Antiguo (a la que indudablemente le interesa más la promoción urbanística que la arqueología de la zona) mediante la subasta pública de las parcelas M4, M5, M6 y M3 en la Morería lo que impediría la conservación integral (por las obras de urbanización) así como un conocimiento científico y la visión ciudadana de conjunto unitario de los restos conservados de la trama urbana de la ciudad antigua.

Teniendo en cuenta los antecedentes de otros espacios de interés histórico cuya protección se ha reforzado mediante la declaración de Bien de interés Cultural a pesar de encontrarse dentro de conjuntos ya declarados BIC y en entornos de protección de otros BIC (por ejemplo, el yacimiento de San Esteban en Murcia o el Teatro Romano de Cartagena)

Por todo ello, SOLICITAMOS

Que la alcaldesa como presidenta de la Sociedad Municipal Casco Antiguo de Cartagena convoque otro órgano de dirección de la misma y cancele la venta de parte del yacimiento del Molinete anunciada en forma de parcelas en zona de la Morería.

Que el Ayuntamiento de Cartagena acometa la excavación arqueológica en extensión de todas las laderas del cerro del Molinete (incluso lo que urbanísticamente contemplan como calles) haciendo las modificaciones de planeamiento necesarias para impedir la operación urbanística prevista.

Que se protejan los restos arqueológicos encontrados en la llamada parcela M8 de Morería (que están sufriendo un fuerte deterioro por su nulo mantenimiento) y se ponga en valor turístico todo el yacimiento excavado hace años en la zona para su disfrute turístico y cultural.

Esperamos que atiendan a la racionalidad y piensen en nuestro pasado pero sobretodo en el futuro de nuestros hijos y no se queden pensando sólo en hacer caja en el presente. Centrense en el interés general, pensando especialmente en aquellos a los que se les expropiaron por el bien común, no en beneficio de unos pocos.

Y señora alcaldesa, señora vicealcaldesa y señor Padín venimos al pleno a plantearles eso aquí porque ninguno de los tres ha sido capaz de plantearles esto con la Coordinadora del Molinete en esta legislatura.

Es más, la alcaldesa se fue del Consejo Asesor de Patrimonio cuando los colectivos querían tratar este tema. Y luego negó, a través de su jefe de gabinete, los 15 minutos que se le solicitaron para explicarle el delito de expolio que supone el atentado contra el patrimonio que 15 días después aprobaron aprovechando la ausencia de los representantes de dos grupos de la oposición.

Y de la señora Arroyo y el señor Padín aún esperamos la respuesta a la petición de reunión bilateral o a cuatro partes, pues le recordamos que ellos sí serán juzgados por las urnas, además de los jueces en e caso de que no reconsideren su posición.

Concluimos con una llamada a la razón y a la responsabilidad de quienes circunstancialmente deben ser meros guardianes del legado que han conservado para nuestros nietos las generaciones anteriores durante 3.000 años.

Viva el Arx Asdrúbalis, no a la especulación

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar