Universidad e innovación

Marcos Egea, reelegido director del IBV, se marca como prioridad la captación de talento y la excelencia en la investigación

Marcos Egea, reelegido director del IBV, se marca como prioridad la captación de talento y la excelencia en la investigación

 

23.oct.2020.- Los investigadores del Instituto de Biotecnología Vegetal (IBV) de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) han reelegido hoy a Marcos Egea Gutiérrez-Cortines como director del centro con un 87% de votos a favor de su candidatura. Egea, que afronta esta etapa «con muchas ganas», se marca como prioridad seguir trabajando junto a su equipo por la captación de talento y por la excelencia en la investigación. 

 

El Instituto tiene previsto reforzar sus capacidades investigadoras con la adquisición de un nuevo y potente microscopio y con la creación de un laboratorio específico para estudiar el impacto del cambio climático con cámaras de cultivo de control en las que anticipar los efectos para las plantas del aumento de la temperatura y del CO2. “Nos permitirá hacer ensayos para saber cómo hacer más resiliente la agricultura a estas condiciones adversas”, comenta el director del IBV.

 

El director del IBV recuerda que cerca de un 60% de la productividad científica de la UPCT se genera en el Instituto de Biotecnología Vegetal. En ese sentido, señala que una de sus prioridades es «buscar la excelencia investigadora», ya que «sin excelencia no hay financiación» y ésta es fundamental para que se puedan mantener los proyectos de investigación que se están llevando a cabo. El modelo de la docencia excelente basada en una investigación excelente, es un aspecto irrenunciable de la visión que tenemos en el IBV.

 

El equipo de dirección del IBV, en el que seguirán Héctor Conesa, como subdirector, y Pablo Bielza, como secretario, trabajará por conseguir que la Universidad estabilice al personal técnico y por intentar incrementar el número de PAS (Personal de Administración y Servicios) de apoyo en labores de investigación. 

 

Por otro lado, asegura que su propósito en estos cuatro años será el de que se desarrollen nuevas líneas de investigación para luchar contra la «obsolescencia». «Tenemos que abrir nuevas líneas de investigación que permitan la captación de talento», añade. Según dice, el instituto juega un papel «importante» a nivel generacional, considerando «clave» para atraer talento el que el IBV sea competitivo a nivel de investigación. 

 

Durante su primera etapa como director del centro, el IBV logró que todas las unidades dependientes del instituto fueran capaces de captar proyectos, publicar y dirigir tesis doctorales, trabajos de Fin de Grado o de Fin de Máster, «hemos conseguido ir todos a una y nos hemos abierto también a la colaboración con otras unidades de investigación de la UPCT como las escuelas de Teleco, Industriales y Minas”. 

 

Marcos Egea, catedrático de Genética y coordinador del Máster Interuniversitario en Bioinformática, desarrolla líneas de investigación relacionados con la genética en plantas, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar