Sociedad y Cultura

“Me siento muy orgulloso del presbiterio de la diócesis de Cartagena”, Mons. Lorca en la Misa Crismal

 
“Me siento muy orgulloso del presbiterio de la diócesis de Cartagena”, Mons. Lorca en la Misa Crismal
 
A la misma hora de cada año, pero en condiciones totalmente diferentes, comenzaba esta mañana la Misa Crismal, una de las celebraciones más destacadas del año en la que se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos de catecúmenos y enfermos, y en la que el presbiterio diocesano renueva sus promesas sacerdotales. A las 11:00 horas comenzaba la celebración en la capilla de Santiago Apóstol del Palacio Episcopal, presidida por el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, junto a su obispo auxiliar, Mons. Sebastián Chico; su secretario particular, Maximiliano Caballero; y el canónigo José Antonio Ibáñez.
 
Al inicio de su homilía, el obispo ha saludado a sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos; y de forma especial a quienes forman parte de los servicios esenciales: “Mi recuerdo especial a todos los que estáis entregando la vida por nosotros: a todos los sanitarios, a los cuerpos de seguridad del Estado y policías locales; a vosotros, agricultores y ganaderos, transportistas y panaderos; farmacéuticos y empleadas del hogar; a todos los periodistas y distribuidores… Mis saludos, agradecimiento y respeto”. También ha tenido palabras de esperanza para quienes estos días sufren por su trabajo: “Si habéis sido grandes para levantar vuestra empresa y ampliar el oficio, confiad, tened serenidad; y a vosotros obreros y empleados, no perdáis la esperanza que no estaréis solos”.  Y, por último, el obispo ha recordado a las personas sin hogar: “Pensad en el Padre Dios, que saldrá a vuestro encuentro para que no os falte lo necesario”.
 
La homilía ha estado cargada de referencias al sacerdocio, que el obispo ha definido como un ministerio de servicio, en el que es necesaria la humildad y la renuncia de uno mismo: “En este día, los sacerdotes renovamos nuestras promesas sacerdotales, se trata de la más bella manifestación de estrecha comunión de los presbíteros con su obispo. Me siento muy orgulloso del presbiterio de la diócesis de Cartagena… Toda nuestra vida la ponemos a los pies del Señor, somos del Señor, a Él le pertenecemos y por Él nos ponemos al servicio de los hermanos”, ha señalado Mons. Lorca.
 
El obispo ha agradecido, además, la labor que estos días realizan los sacerdotes en la diócesis para mantenerse cercanos a sus comunidades: “Os gradezco, en el nombre del Señor, vuestro trabajo incansable y a veces agotador, el esfuerzo, la imaginación, las oportunidades que estáis dando a todos los hermanos para que puedan tener el gozo de confesar la fe y de acercarse a Jesucristo”.
 
También ha mencionado a los sacerdotes que durante el último año se han incorporado al presbiterio diocesano: Daniel Fernández, Javier Mateos, Álvaro Garre y Francisco José Martínez; y ha tenido un recuerdo por los presbíteros fallecidos: José María Barquero, Jesús Abenza, Juan García Gil, Domingo Garre, Julián García López, Pedro Martínez Madrid, Gonzalo del Amor, Juan Mendoza y Juan Castaño. Mons. Lorca ha recordado, además, a Mons. Francisco Lerma, obispo de Gurué (Mozambique), natural de El Palmar, que falleció el año pasado. 
 
Al finalizar la homilía, ha tenido lugar la renovación de las promesas sacerdotales. El obispo invitó hace unos días a los sacerdotes a seguir esta celebración desde sus hogares. “Es un momento emocionante y único, nunca lo habíamos hecho así, pero sé que estáis ahí, vamos ahora a renovar juntos nuestras promesas sacerdotales”.
 
Durante la plegaria eucarística, Mons. Lorca ha bendecido el óleo de los enfermos y al finalizar la oración de después de la comunión ha bendecido el óleo de los catecúmenos y ha consagrado el Santo Crisma, derramando aromas sobre el aceite. Con este Crisma serán ungidos los bautizados, confirmados y los ordenados para el ministerio sacerdotal; además se consagrarán con él los altares y las iglesias.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar