Sociedad y Cultura

Mis recuerdos con Rogelio Mouzo fallecido el 10 de marzo de 2020, por Francisco Atanasio

Francisco Atanasio Hernández                                                             16-3-2020

MIS RECUERDOS CON ROGELIO MOUZO PAGAN FALLECIDO ELPASADO DÍA 10 DE MARZO DE 2020

Rogelio en su casa-museo

Rogelio nació en Camariñas en 1941, un pueblo de La Coruña, pero vivió en La Unión desde 1943, y desde hacía muchos años era un coleccionista empedernido de útiles variados que fue ordenando como mejor supo y pudo en su casa.

Hace tan solo unos días fallecía Rogelio a los 79 años de edad, con quien compartí muchos momentos de mi vida, unos buenos y otros menos, y no he podido evitar la tentación de realizarle este pequeño homenaje a quien considero un hombre bueno, que dedicó la mayor parte de su vida a la ingrata actividad de luchar por mejorar la vida de los trabajadores.

Y lo despedimos para siempre el 11 de marzo, precisamente el día en que se cumplían 32 años de mi matrimonio con Dami, y ese día, él estuvo allí, celebrándolo con nosotros y alegrándonos el momento con su natural jovialidad y además realizó las fotos que guardo de mi boda. Hoy en cambio, ha sido un día triste para nosotros porque le hemos dicho el último adiós.

Con Rogelio el día de mi boda 11-3-1988

Para mí, un amigo entrañable con quien tengo innumerables recuerdos, tanto en nuestra común etapa sindical y política de la transición, durante la fundación y desarrollo del Sindicato Unitario y la ORT, como de nuestra larga amistad de más de 40 años.

No cabe duda de que Rogelio fue un luchador incansable que supo estar donde debía en cada momento, y en la mayor parte de su actividad política y sindical fue coherente con sus ideas, aunque como humano pudo errar en algún que otro caso aislado.

Entrevista en La Verdad

Rogelio era zapatero, oficio heredado de su padre, y muy joven comenzó su actividad social y política como militante de HOAC, después cambió de profesión.

A mediados de 1960 oficiaba en Alumbres Francisco Clemente, y yo que participaba en reuniones de la JOC junto a un buen número de muchachos  y muchachas de la época, veía llegar a Rogelio Mouzo en su moto para asistir a reuniones de la HOAC en casa del cura con algunos adultos del pueblo y otros de fuera como José Luis Paternas, Pepe Ros y Antonio Árbol, estos dos últimos también se fueron al otro mundo hace tiempo.

Carné provisional del S.U. 1976

Años más tarde volví a encontrarme con él, concretamente en 1976, coincidiendo con la huelga de un mes que mantuvimos los trabajadores de ASUR, y desde entonces estuve ligado a las mismas organizaciones donde realizamos la mayor parte de nuestra actividad política y social de la transición, el S.U. y la ORT.

En 1976 la corriente mayoritaria de las antiguas y asamblearias CCOO, decidió transformarse en sindicato y las organizaciones minoritarias que no estuvieron de acuerdo se escindieron y fundaron otros sindicatos, por eso en 1977 se fundó el S.U., en cuya obra tuve el honor de participar junto a Rogelio y otros, tanto en el Congreso de Constitución Confederal como en el de la organización Regional, en la Local en Cartagena y en la organización de Químicas.

El período que va de 1976 a 1980, fue de una actividad política y social muy intensa, repleta de entusiasmo para aquellos que sabíamos que tenía que haber un profundo cambio en el régimen político. Se realizaban asambleas casi a diario, en los centros de trabajo, en los incipientes sindicatos y en las iglesias, además de reuniones de partidos en casas particulares, y manifestaciones sin autorización, cuyo centro de reunión era habitualmente la Plaza de España con la disolución posterior por los grises.

El 14 de abril de 1977, militantes de la ORT, formando grupos numerosos, salimos a la calle desde diferentes puntos del país, portando banderas republicanas y propaganda del mismo signo, y en Cartagena partimos desde la plaza de la Universidad, pero cien metros más arriba, en la calle Sor Francisca Armendáriz, la policía nos detuvoa 17, entre los que recuerdo a Rogelio, A. Montoya, Pablo, Pepe, José María, Juan, Antonio, ItaEstuvimos detenidos 48 h.

La Verdad 15-4-1977

En el proceso electoral de 1977, la ORT se presentaba como Agrupación Electoral de Trabajadores y aunque en la Región, la lista la encabezaban José Antonio Piñero y Rogelio Mouzo, no obtuvo representación, ni en Murcia ni en ninguna otra región, luego, en las elecciones Municipales de 1979 tampoco hubo mucha suerte y la representación obtenida por el partido fue testimonial.

De los resultados negativos surgió la alternativa de engrosar las filas del PSOE, por lo que en junio de 1980 se realizó una Conferencia Regional, de la que salió una fuerte escisión encabezada por algunos dirigentes como José Antonio Piñero, que poco después sería Concejal por el PSOE. Pronto se pasaron al Partido Socialista dirigentes nacionales como Paca Sauquillo y otros, y algo más tarde José Sanroma Aldea.

Rogelio en cambio prefirió dar por terminada su etapa política, y otros seguimos el mismo camino, aunque en alguna que otra ocasión hemos colaborado con ciertas opciones políticas que nos parecieron útiles.

Después hemos seguido manteniendo nuestra amistad fraguada en la lucha, y en estos últimos 40 años compartimos momentos mucho más agradables que los de la política en la transición, he asistido a la boda de algunos de sus hijos y él asistió a mi boda con Dami en 1988.

A finales de los 90 asistimos a una cena de antiguos militantes en la que nuevamente se intentó que Rogelio y otros engrosáramos las filas del PSOE, pero  Rogelio hablo por la mayoría y dijo que seguía siendo amigo de todos, pero que estaba muy bien lejos de la política.

Como nuestra comarca es pequeña, inevitablemente nos hemos encontrado en muchos eventos sociales, incluida la presentación de algún libro, nuestro o ajeno, incluso hemos colaborado mutuamente con documentación o fotos para nuestros escritos.

Rogelio era un hombre activo, autodidacta y capacitado como pocos, una esponja para el conocimiento y para el que nada resultaba imposible, por lo que hay que calificar como muy importante el legado histórico y cultural que ha dejado sobre la minería en el archivo digital de su blog  http://Crónicasmineras.blogspot.com

No obstante también publicó algunas obras de interés impresas en papel, siempre teniendo a La Unión como telón de fondo, “El Minero” Manolo García Tortosa; La Manga Club 1972-1997; Roche, el campo, la mina y la obra, vivencias de un unionense.

Libros publicados por Rogelio

Este es uno de los antiguos amigos con los que aún tenía el gusto de poder comunicarme, y no importaba ni el tiempo que hacía de la última vez, ni lo que hiciéramos cada cual en nuestras vidas, nos estimábamos y respetábamos íntegramente por lo que  el 16 de septiembre de 2014 realicé una visita a su casa-museo y pude charlar con él de temas variados como siempre, y echarle unas fotos al impresionante archivo e innumerable material minero acumulado a lo largo de los años.

Podíamos haber elegido un café para vernos, pero en personas activas como Rogelio, no hay mejor lugar que el del “trabajo vocacional”, que no hay que confundir con el lugar de donde se obtienen recursos económicos. Sin embargo, ambos pasamosun buen rato en su casa museo, donde cuesta trabajo andar entre cachivaches y útiles mineros de todos los tiempos y libros y archivos que ocupan numerosas estanterías y todo el espacio disponible de las varias habitaciones con que cuenta la vivienda.

Su incansable actividad propició una satisfacción inesperada:

El Exmo. Ayuntamiento de La Unión, en la sesión ordinaria del 29 de julio de 2010 acordó concederle el título de: CIUDADANO HONORARIO DE LA UNIÓN a D. Rogelio Mouzo Pagán, en reconocimiento a su incansable tarea de investigación y divulgación de nuestra Historia y de nuestra Cultura”.

El mencionado título le fue entregado por el Alcalde D. Francisco Bernabé Pérez el 8 de noviembre de 2010.

Rogelio recogiendo su título de manos de Bernabé. Foto: crónicasminerras.blogspot.com

EN LA SIERRA POLVORIENTA DE LA UNIÓN

Yo tenía diez amigos

que plantaban fantasías en los cerros

de la sierra polvorienta de La Unión.

Y allá donde los aires de miseria y sequedad

se perdían de la vista en el tórrido horizonte

ellos veían vergeles de abundancia y de riqueza.

Un día, uno soñó que era libre como el viento

y un enérgico torbellino lo absorbió

hasta sus agitadas entrañas.

Otros se empeñaron en trepar hasta las nubes

y en sus cumbres construyeron sus nidos convencionales

sobre los cimientos de algodonoso cristal.  

Una noche de luna llena el mar bramaba

a los pies de mis amigos misteriosamente

y algunos se diluyeron en sus profundidades.

Muchos días me acerco al mar acongojado

y platico con las olas y con la brisa marina

y a veces, unas nubes pasajeras me saludan al pasar

y dejan caer algunas refrescantes gotas sobre mí.

Rogelio y yo siempre mantuvimos una sincera relación de amistad y respeto y nunca lo voy a olvidar.

Hasta siempre amigo Rogelio

D.E.P.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar