Sociedad y CulturaUncategorized

Tui brinda un caluroso recibimiento a Felipe VI tras sus vacaciones con la presencia de Juan Luis Sobrino, almirante de Acción Marítima de Cartagena (ALMART)

Tui brinda un caluroso recibimiento a Felipe VI tras sus vacaciones.

Tui (Pontevedra), 2 sep (EFE).- El rey Felipe VI ha retomado su agenda institucional este miércoles entre estrictas medidas de seguridad en la fronteriza ciudad pontevedresa de Tui, donde ha rendido una visita a la Comandancia Naval del Miño.

En una mañana clara y veraniega, Felipe VI ha sido recibido con los gritos de “Viva España” y “Viva el Rey” por algo más de un centenar de personas que se congregaron en las inmediaciones de la Comandancia Naval, cuyo personal, compuesto por 26 militares y dos civiles, le rindió honores.

Tras pasar revista a la dotación, el rey, enfundado en su uniforme de Capitán General de la Armada, escuchó los 45 segundos del himno largo de España, interpretado con corneta, antes de participar en una breve reunión en el interior de las instalaciones de la Armada.

Allí escuchó de primera mano el papel que desempeña esta unidad de Fuerza de Acción Marítima en los 77 kilómetros que mide el Tramo Internacional del Río Miño (TIRM), desde la confluencia del portugués río Trancoso, en el límite con la provincia de Ourense, hasta la desembocadura del Miño en A Guarda.

Entre sus misiones está la legislación, fiscalización y sanción de infracciones de pesca profesional y recreativa; la legislación y fiscalización de la caza; la fiscalización de náutica de recreo y medioambiental y la coordinación de medios en dispositivos de búsqueda de ahogados y apoyo a operaciones de carga de hidroaviones contraincendios.

Posteriormente, Felipe VI estampó su firma en el libro de honor de la Comandancia Naval del Miño antes de recibir una breve explicación sobre las milenarias artes de pesca en el Miño frente a una exposición en la que había buitrones o grandes redes para la captura de lamprea o angula.

Tras posar para la foto de familia, el monarca respondió al saludo que desde los engalanados balcones del asilo San Telmo le brindaron las monjas y el personal laboral, como antes lo había hecho con los ciudadanos congregados a las puertas de la Comandancia, visiblemente emocionados en lo que es la primera visita de un monarca a la ciudad de Tui, desde el siglo XIII.

Posteriormente, Felipe VI embarcó en el patrullero Cabo Fradera, que fue construido en 1963 y es la más antigua de las embarcaciones que posee la Armada española después del Juan Sebastián Elcano.

En la orilla portuguesa del río, Felipe VI pudo contemplar a una docena de personas con una pancarta en la que se leí “Galiza non ten rei” junto a dos banderas estrelladas de Galicia, obra, presuntamente de Galiza Nova, las juventudes del Bloque Nacionalista Galego, que ayer anunció que no enviaría representantes a Tui.

El rey inició entonces una travesía de 45 minutos río abajo en compañía también de militares y una embarcación portuguesa antes de regresar de nuevo a Tui, donde fue recibido por las autoridades, encabezadas por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Además, acudieron, entre otros, Miguel Santalices, presidente del Parlamento Gallego, o Javier Losada, delegado del Gobierno en Galicia, además de los alcaldes del Baixo Miño.

No estuvieron los alcaldes y alcaldesas de los municipios gobernados por el BNG: O Rosal, As Neves y Tomiño, tal y como anunció ayer el partido después de que su Ejecutiva explicase que considera la monarquía “una figura anacrónica y, cada vez más, asociada a presuntas irregularidades económicas derivadas del abuso y el privilegio de los cargos que ostentan”; sin embargo sí que estuvieron presentes los alcaldes de Tui, Crecente, Salvaterra y Arbo. EFE

Expectación en Tui con la visita de Felipe VI a la Comandancia Naval de la ciudad fronteriza. La visita ha alterado también la agenda de los usuarios y profesionales de la residencia de mayores, que están en el jardín que limita con la Comandancia Naval.

Más de un centenar de personas, entre ellos muchos jóvenes, han recibido al rey con vítores que sonaron con más fuerza cuando Felipe VI salió del recinto perimetrado de la Comandancia Naval y se aproximó al grupo, que también saludaba con banderas de España en alto. Son varios los edificios de la zona que hoy se han engalanado para recibir al rey. Especial emoción en la residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, donde las monjas también aplaudieron durante el recibimiento y los usuarios siguieron a la visita desde la finca y asomados a los balcones de sus habitaciones.

 

Su Majestad llegó a las once en punto y, tras la interpretación del himno con toque de corneta, Felipe VI pasó revista a la dotación y saludó al piquete de honores,venidos del Tercio Norte de Infantería de Marina de Ferrol. A las once y cuarto entró en las dependencias para el briefing, término con el que se denomina a la reunión previa el programa y en la que el comandante naval, Juan Díaz le ha informado al rey de la actividad habitual de la Comandancia Naval, que el año pasado cumplió treinta años.

Está previsto que Felipe VI, el primer rey que visita la ciudad en cinco siglos, según confirmó a La Voz el historiador tudense, Rafael Bargiela, firme después en el libro de honor de la Comandancia. El último rey que había visitado Tui fue Manuel I de Portugal, en 1502.

En la pradera visitará después una exposición estática de artes de pesca y después dará un paseo de unos 45 minutos en el Cabo Fradera, que es el buque de vigilancia interior más antiguo de la Armada Española; que solo cuenta con dos de vigilancia fluvial.

 

Vídeo

 

Fotos

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar