Universidad e innovación

Un sistema de visión artificial detectará la almendra amarga para poner fin a su comercialización en España

Un sistema de visión artificial detectará la almendra amarga para poner fin a su comercialización en España

  • El prototipo ha sido desarrollado por el grupo operativo para la erradicación de la almendra amarga, que cuenta con la participación de la cooperativa COATO
  • Con este proyecto se espera “poder certificar pronto que la almendra española es 100% dulce”, destaca Raquel Sánchez, del CEBAS-CSIC

El plan para acabar con la producción y comercialización de la almendra amarga en España está más cerca. El grupo operativo creado para lograr este objetivo, en el que se encuentra la cooperativa regional Coato, ha presentado hoy en Murcia su último avance: un prototipo para la identificación de almendra amarga en líneas de producción mediante sistemas de visión artificial.

 

El prototipo se ha presentado en la ‘Jornada de difusión del Grupo Operativo Nacional para el diseño e implantación de un plan de erradicación de la almendra amarga’, que ha organizado Coato en la sede de CROEM y que ha contado con la presencia de Francisco José Gonzalez Zapater, jefe de Servicio de Sanidad Vegetal de la Comunidad Autónoma.

 

Para coordinar este proyecto de ámbito nacional, se creó el ‘Grupo operativo para el diseño e implantación de un plan de erradicación de la almendra amarga en España’, del que forman parte la cooperativa de Totana Coato, COAG, el CEBAS-CSIC así como las cooperativas andaluzas Almendrera del Sur, OFM y Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, a las que se han sumado como subcontratas Inés Optics, Universidad de Córdoba y la empresa de Molina de Segura ECN Electronic, impulsando soluciones a través de la tecnología.

 

La empresa encargada del diseño de detección de las almendras amargas en los lineales industriales, OFM Food Machinery, en colaboración con la Universidad de Córdoba, ha desarrollado un algoritmo que se implementa en el software que actúa sobre las cintas de procesado para discernir entre las almendras dulces y las amargas, de forma que el fruto no apto se podrá retirar inmediatamente de los procesos de transformación y evitar, con ello, que llegue al mercado.

 

Para desarrollar este prototipo, el trabajo del CEBAS-CSIC ha sido imprescindible a través de su asesoramiento científico y detectando la presencia de almendras amargas a través del compuesto responsable de la misma: la amigdalina.

 

Raquel Sánchez, investigadora en el Departamento de Mejora Vegetal del CEBAS-CSIC, ha señalado que, con la culminación de este proyecto, “esperamos poder pronto poder certificar que la almendra española es 100% dulce”.

 

El proyecto para erradicar la almendra amarga en España cuenta con un presupuesto de ejecución de 523.022,25 euros y se enmarca en las ayudas a Grupos Operativos de la Asociación Europea de Innovación (AEI), cuyo objetivo es incrementar la productividad y sostenibilidad agrícolas, a través del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) 2014-2020, en su convocatoria 2018. Los trabajos están financiados al 80% por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader) y en un 20% por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Real Decreto 169/2018, de 23 de marzo.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar