Sociedad y Cultura

Una tesis doctoral analiza la utilidad debiomarcadores que ayudan en el diagnóstico precoz de infecciones en pacientes oncológicos

Una tesis doctoral analiza la utilidad debiomarcadores que ayudan en el diagnóstico precoz de infecciones en pacientes oncológicos

Se trata de un estudio del facultativo del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Santa Lucía, Enrique Jiménez Santos, en colaboración con la UCAM

El empleo de biomarcadores en pacientes oncológicos con neutropenia febril post-quimioterapia ha mostrado ser una herramienta de utilidad que puede ayudar a un diagnóstico precoz y fiable de los episodios infecciosos que pueden afectar a estos pacientes.

Ésta es una de las conclusiones de la tesis del facultativo formado en el servicio de Análisis Clínicos, Enrique Jiménez Santos, que ha estado dirigida por la jefe del Servicio de Análisis Clínicos del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, María Dolores Albaladejo Otón, y el facultativo del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario, Javier Trujillo Santos, y que se ha realizado en colaboración con la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

La neutropenia febril es una de las principales complicaciones que pueden presentar los pacientes oncológicos y oncohematológicos tratados con quimioterapia, y constituye un factor de alto riesgo para el desarrollo de complicaciones infecciosas, asociadas a una elevada morbimortalidad.

Por ello, en este tipo de enfermos es esencial disponer de herramientas que contribuyan a un diagnóstico precoz de la infección y a seleccionar pacientes de bajo o alto riesgo de desarrollar complicaciones, y ayuden al clínico a la toma de decisiones, en cuanto al tratamiento, seguimiento o necesidad de hospitalización.

Así, dentro de los estudios de biomarcadores más frecuentes que se han realizado se encuentra el de la proteína C reactiva (PCR) y la procalcitonina (PCT). La tesis doctoral de Enrique Jiménez amplia el estudio a nuevas alternativas, como es el caso de los biomarcadores Pancreatic Stone Protein (PSP) y el CD25 soluble (sCD25).

En base a los resultados obtenidos, tras comparar el rendimiento de los biomarcadores para el diagnóstico de infección, así como para predecir eventos adversos se llega a la conclusión de que la procalcitonina es el biomarcador que presenta mejor rendimiento, pero los biomarcadores Pancreatic Stone Protein y sCD25 han mostrado un rendimiento notable, por lo que podrían complementar a la procalcitonina para el manejo de estos pacientes.

A su vez, la Pancreatic Stone Protein ha mostrado, junto a la procalcitonina, su utilidad para evaluar el pronóstico de estos pacientes, ayudando a la predicción de posibles complicaciones.

Datos del estudio

Para evaluar el rendimiento de los biomarcadores se incluyeron pacientes que ingresaron por el Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena y que cumplían los criterios establecidos para el diagnóstico de neutropenia febril.

En total, se recogieron para el estudio un total de 114 episodios de neutropenia febril post-quimioterapia de manera consecutiva, que se corresponden a 105 pacientes, con una mediana de edad de 63 años, donde hay predominio de las mujeres (61%). Con respecto a la localización del tumor, hay un predominio de los tumores sólidos (77,2%), frente a un total de 26 episodios de neoplasias hematológicas. La incidencia de complicaciones infecciosas en esta cohorte fue de 51,8%, con un predominio del foco urinario (32%) y respiratorio (27%).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar