Universidad e innovación

UPCT se une a «fields4ever», una iniciativa internacional para la conservación y vigilancia de la salud del suelo

La Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) se ha sumado a la iniciativa global para la conservación y vigilancia de la salud del suelo ‘fields4ever’, en la que participan centros de investigación, científicos y agricultores de Europa, Asia, África y América. El grupo de investigación Gestión, Aprovechamiento y Recuperación de Suelos y Aguas (GARSA) de la UPCT está desarrollando un proyecto para medir el efecto del cultivo intercalado en la horticultura y aumentar, así, la productividad del suelo y los servicios del ecosistema, particularmente en el brócoli y las habas, señala Raúl Zornoza, investigador Ramón y Cajal. 

 

El proyecto que desarrolla la UPCT se lleva a cabo en la finca Tomás Ferro de la Escuela de Agrónomos. En estos terrenos, Eva Lloret, Virginia Sánchez Navarro y Raúl Zornoza, están evaluando la eficacia de asociar haba con brócoli para incrementar la fertilidad y calidad del suelo y así mejorar la productividad con reducción en el uso de fertilizantes, agua y fitosanitarios.

 

El trabajo se realizará durante tres años. Los investigadores trabajarán en tres ciclos de cultivo, que combinan diferentes patrones de cultivo de brócoli asociado al haba, en filas alternas o de forma combinada dentro de la misma fila, aclara Zornoza, del departamento de Ingeniería Agronómica. 

 

“Nos vamos a centrar en estudiar la evolución de las comunidades de hongos y bacterias en el suelo, tan importantes para incrementar el nivel de nutrientes en el suelo y reducir la incidencia de organismos patógenos”, añade el investigador. 

 

El objetivo es evaluar si la combinación de cultivos selecciona microorganismos beneficiosos que puedan permitir reducir el uso de fertilizantes y fitosanitarios al ser más activos en el suelo. En este sentido, el manejo de la biodiversidad del suelo es una de las estrategias más prometedoras y en las que más se está trabajando actualmente para reducir el uso de insumos externos, reduciendo el impacto ambiental negativo. 

 

Este trabajo va en línea con otros proyectos europeos en los que está inmerso el grupo de investigación GARSA, como Diverfarming, SoildiverAgro o Sprint.

 

El proyecto Fields4ever está impulsado por la empresa de biotecnología Biome Makers, con sede en California y Valladolid, y financiado por el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea. Pretende analizar casi medio millón de hectáreas en todo el mundo durante 18 meses con cuatro objetivos marcados: desentrañar el estado de salud del suelo de los campos agrícolas y restaurar su salud, secuestrar 0,5 millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero, reducir en 2.300 toneladas la pérdida de nutrientes para el medio ambiente y ahorrar un millón de toneladas métricas de la erosión del suelo.

 

Entre otros proyectos, investigadores de Suiza están analizando qué factores influyen en los atributos de la comunidad microbiana en viñedos y cereal. En Kenia,  Biodiversidad Internacional (CIAT)  y el Centro Internacional de Agricultura Tropical han iniciado dos ensayos con el objetivo de mejorar la calidad y la cosecha de cultivos clave en el país africano.

 

Raúl Zornoza, reconocido este año en la UPCT como mejor investigador por su actividad en proyectos de I+D+i reconocidos en convocatorias públicas competitivas y por su prolífica producción científica de alta calidad e impacto, investiga líneas vinculadas a calidad del suelo, dinámica de la materia orgánica, biología/bioquímica del suelo y manejo sostenible del suelo. 

 

 

En la imagen, Virgina Sánchez, una de las responsables junto a Zornoza y Lloret, en el cultivo que se está realizando en la finca Tomás Ferro

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar