Municipios y pedanías

HUERMUR denuncia que están enterrando la casa de Antonte Gálvez

HUERMUR DENUNCIA QUE ESTÁN ENTERRANDO LA CASA DE ANTONETE GÁLVEZ

Huermur ha detectado que se está continuando con el relleno y aterramiento con camiones de tierra en el entorno de la singular Casa de Antonete Gálvez, conocido como Huerto de San Blas, y a escasos metros de la edificación histórica catalogada en el PGOU.

La entidad conservacionista ha denunciado en la Concejalía de Urbanismo estos hechos y la destrucción del entorno con estos rellenos, así como ha remitido la situación a la Consejería de Cultura de la Región de Murcia, y a la Confederación Hidrográfica por la proximidad de la rambla de Torregüera.

Huermur califica de demencial el “ahogo” al que se está sometiendo a la Casa de Antonete Gálvez, y señala que la ficha de protección de este bien en el PGOU obliga a la protección de su entorno, evitándose actuaciones que alteren los valores ambientales y paisajísticos de esta zona de la huerta de Murcia.

 

Murcia, 14 de abril de 2021

La Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) denuncia que están enterrando la singular e histórica Casa de Antonete Gávez en la pedanía de Torreagüera, a base de camiones de tierra y del relleno de su entorno más próximo. Huermur ha podido detectar en la mañana de hoy miércoles, como se estaban realizando trabajos de relleno y aterrazamiento del entorno más próximo, conocido como Huerto de San Blas, y a escasos metros de la casa.

Huermur señala que la Casa de Antonete Gálvez se encuentra protegida en el Plan General de Ordenación Urbana de Murcia con grado dos, y la ficha de protección de esta edificación en el PGOU obliga a la protección de su entorno, evitándose actuaciones que alteren los valores ambientales y paisajísticos de esta zona de la huerta de Murcia.Algo que salta a la vista que no se está produciendo.

La entidad conservacionista ha denunciado en la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia estos graves hechos y la destrucción del entorno con estos rellenos y trabajos, y ha solicitado el envío inmediato de los inspectores municipales a la zona. Igualmente, Huermur ha remitido la situación a la Consejería de Cultura de la Región de Murcia dado que la Disposición Adicional Segunda de la Ley 4/2007 de Patrimonio Cultural estipula que los bienes catalogados por el planeamiento antes del 2001 gozan también del régimen jurídico de protección previsto en dicha ley regional.

En el mismo sentido, se ha informado a la Confederación Hidrográfica del Segura de estos hechos por escrito, dada la proximidad de la rambla de Torreagüera, y se ha solicitado también una inspección del lugar.

Huermur critica que estos trabajos de relleno en el Huerto de San Blas y a escasos metros de la Casa de Antonete Gálvez continúen pese a las denuncias de los vecinos en enero que dieron lugar a la apertura de un expediente en febrero, y exige al Ayuntamiento de Murcia la aplicación escrupulosa y contundente de la disciplina urbanística. Anunciando la entidad, que si finalmente se comprueba y se comunica que estos rellenos no se ajustasen a la legalidad, se solicitará el restablecimiento de los terrenos y huertos a su estado anterior.

La recuperación de la Casa de Antonete Gálvez duerme el sueño de los justos.

Huermur solicita al Ayuntamiento de Murcia que no demore la debida recuperación y puesta en valor de la singular Casa de Antonete Gálvez en plena huerta de Murcia, e insta a que se ejecute ya el correspondiente proyecto de obra para este bien histórico del municipio de Murcia que la corporación anterior tenía guardado en un cajón.

La entidad conservacionista señala que el Consistorio debe recuperar adecuadamente este patrimonio de la huerta de Torreagüera, que es propiedad municipal desde 2002, y que presenta un estado de conservación muy preocupante que se va agravando con el tiempo, poniendo en serio riesgo el que fue el lugar donde nació y murió Antonete Gálvez, uno de los protagonistas de la Revolución Cantonal de la que el 12 de julio se cumplen 148 años.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba