Unidas Podemos IU Equo pide el desvío de la línea de alta tensión del Polígono de Santa Ana

Unidas Podemos IU Equo pide el desvío de la línea de alta tensión del Polígono de Santa Ana

UNIDAS PODEMOS IU EQUO PIDE EL DESVÍO DE LA LÍNEA DE ALTA TENSIÓN DEL POLÍGONO DE SANTA ANA.

“El Polígono Residencial de Santa Ana, Cartagena, está cruzado por una línea de alta tensión de 132 Kv, que puede tener efectos negativos para la salud de los vecinos, especialmente para los niños y niñas, que son más vulnerables a los tóxicos medioambientales”

“Se trata de una demanda histórica y son las administraciones públicas, empezando por el Gobierno Local, las que deben aplicar el principio de precaución, y mediar con la empresa responsable, Iberdrola, para el desvío de las líneas de alta tensión”

Cartagena, 26 de octubre de 2019

Unidas Podemos IU Equo se hace eco de una demanda histórica de los vecinos y de la comunidad educativa del colegio Miralmonte, y que recientemente se ve reforzada por el trabajo de investigación realizado por José Antonio Martínez, profesor de la UPCT: “Línea de alta tensión de 132 kv de Santa Ana; Efectos sobre la salud y necesidad de intervención”. Dicho trabajo empieza describiendo la historia de “una línea de alta tensión que convive con los vecinos desde 1988, y que se construyó antes de que el barrio empezara a desarrollarse tal y como se conoce a día de hoy. La expansión ha sido tan grande que, según la Entidad de Conservación del Polígono Residencial de Santa Ana, el Polígono cuenta en 2015 con más de 7000 personas residiendo en más de 2000 viviendas”. Actualmente, son casi 7.200.

Pero, ¿cuál es el problema?

“Por la Plaza Baden-Powell aneja al centro educativo pasan todos los días cientos de adultos y niños, caminando o jugando justo debajo de los cables. La calle por la que transcurre la línea, la Avenida Venecia, es la principal vía del barrio, y para cruzarla hay que pasar obligatoriamente también por debajo de las catenarias. Cuatro torres las sustentan sin ningún tipo de limitación a su acceso, estando dos de ellas al pie de la carretera. Cientos de viviendas se distribuyen a 25 metros de los cables, a ambos lados de la avenida, junto con decenas de comercios…[..] “la investigación sobre los efectos biológicos de este tipo de campos electromagnéticos de baja frecuencia es amplísima y, en una gran cantidad de casos, arroja resultados preocupantes. Y no sólo eso, sino que hay muchos antecedentes (tanto sentencias judiciales como logros vecinales) en los que se ha eliminado esta fuente de contaminación electromagnética de otros vecindarios, precisamente como acto de prudencia para proteger los intereses de los ciudadanos”

Para Podemos IU Equo, esto último, el principio de prudencia y la protección de los intereses de los ciudadanos, es motivo suficiente para para solicitar al Pleno del Ayuntamiento de Cartagena la elaboración de una propuesta por parte del Gobierno para proceder al “desvío” de la línea de alta tensión que atraviesa el Polígono de Santa Ana, para trasladarla a Iberdrola, y de esta manera aplicar el principio de precaución ante un posible peligro para la salud humana.

“Son las administraciones públicas las que deberían aplicar el principio de precaución, y no abandonar a los ciudadanos en sus justas demandas y preocupaciones. En este caso tendría que ser el Ayuntamiento de Cartagena, el que mediara con la empresa responsable, Iberdrola, para proteger a los vecinos y vecinas, y sobre todo por la salud de los niños y niñas que pueden resultar afectados”, ha declarado Pilar Marcos, portavoz de la coalición municipalista.

Esta petición es una demanda histórica de los vecinos y vecinas del Polígono: destacable fue la denuncia pública realizada por los padres y madres del Colegio Miralmonte en mayo de 2011, que valoraban la cercanía de los cables de alta tensión al centro educativo, como un peligro para sus hijos e hijas, pues las torres están a 10 metros de la servidumbre de vuelo, y algunas clases distan aproximadamente unos 15 metros de uno de los cables. En aquel momento denunciaron que llevaban años pidiendo a Iberdrola una solución, obteniendo por respuesta que “todo estaba dentro de la legalidad y no había ningún peligro”.

Pero Unidas Podemos IU Equo califica de “intolerable” esta respuesta: “En el Polígono Santa Ana primero estaba la línea de alta tensión, y después se desarrollaron las edificaciones, si hubiese sido al revés, la Ley nunca habría permitido su instalación. No podemos consentir el “como está, no se quita”, pues esta situación deja en indefensión a todas aquellos vecinos y vecinas que sufren de manera directa la exposición. Los niños son más vulnerables que los adultos a los tóxicos medioambientales, esto hace especialmente preocupante la exposición sufrida en las viviendas situadas a 25 metros de la línea y en el colegio cuya valla está a 10 metros y las clases a 15 metros”, continuó Marcos.

Por último, desde la coalición destacan algunos ejemplos de intervención de las instituciones públicas, y de sentencias judiciales en las que finalmente se daba la razón a las demandas ciudadanas: En Murcia el Tribunal Supremo obligó a quitar un transformador (los transformadores emiten igualmente campo magnético a 50 Hz como las líneas de alta tensión) junto a unas viviendas; La Asamblea de Madrid aprobó la retirada paulatina de unas líneas de alta tensión en San Sebastián de Los Reyes; El TSJ  dictaminó la eliminación de una torre de alta tensión en La Viña, Lorca; sentencia del TSJ de Madrid para el desvío o soterramiento de unos cables de alta tensión, etc. Con la Ley en la mano, la jurisprudencia existente, y sobre todo, con la responsabilidad que implica representar a la gente y sus intereses, exigiremos la eliminación de esta fuente de contaminación electromagnética asociada a diferentes enfermedades”, ha finalizado la edil.