La Policía Nacional detiene en Cartagena a dos pateristas por tráfico de seres humanos

La Policía Nacional detiene en Cartagena a dos pateristas por tráfico de seres humanos

LA POLICÍA NACIONAL DETIENE DOS NUEVOS “PATERISTAS” POR TRÁFICO DE SERES HUMANOS EN CARTAGENA.

• Las detenciones se relacionan con investigación realizada sobre la llegada de la última embarcación el pasado lunes.

• Uno de los detenidos, posible menor de edad, ingresó en centro de reforma por orden de la Fiscalía de Menores, mientras el otro lo hizo en prisión por acordarlo la autoridad judicial.

Cartagena, 11 de agosto de 2022.

El pasado lunes, día 08-08-2022, fue interceptada frente a las costas de Cabo de Palos la primera de las pateras llegadas a la Región de Murcia tras la importante oleada que se recibió durante los últimos días del pasado mes de julio.

Ante esa oleada la Policía Nacional en la Región de Murcia dio prioridad en todo momento en la atención humanitaria a los inmigrantes, especialmente de menores y grupos vulnerables, coordinándose de manera efectiva con delegación del Gobierno, Ministerio de Migraciones y diferentes ONGs. Además de ello y de haberse realizado los distintos trámites administrativos para, en su caso, ejecutar las oportunas devoluciones a países de origen, se consiguió detener a una veintena de “pateristas” responsables de la organización de viajes desde la costa argelina a España.

En esta última llegada y como viene siendo habitual, los inmigrantes trasladados a la Región por organizaciones radicadas en el norte de Argelia, resultaron ser en su mayoría de nacionalidad argelina, tratándose gran parte de ellos de varones jóvenes y procedentes de diferentes puntos del país norteafricano. Sin embargo en esta última, integrada por un total de quince personas, viajaban además tres mujeres, así como otros ciudadanos sirios y marroquíes.

Fruto de la reconstrucción de los hechos y gracias a la investigación practicada se pudo constatar que los inmigrantes fueron captados en distintos lugares de Argelia y que, tras pagar cada uno cantidades próximas a 6.000€, fueron trasladados en vehículos, previo paso por pisos clandestinos de la organización, hasta la playa de salida en la localidad de Sidi Lakhdar, situada en la provincia costera de Ain Defle. Una vez allí esperaron hasta ser recogidos por la “patera” y emprendieron el viaje hacia la Región, evitando ser detectados por parte de la guardia costera argelina.

Para realizar la travesía, los organizadores utilizaron una embarcación de fibra de vidrio, de unos cinco metros de eslora en la que los quince inmigrantes viajaban más que “apelotonados” y en condiciones de altísima vulnerabilidad para realizar un trayecto de casi ciento cincuenta millas náuticas.

El trayecto realizado es altamente peligroso, pues además de viajar hacinados en la embarcación, algunos de los inmigrantes no sabían siquiera nadar, no contándose tampoco con las mínimas medidas de seguridad, como chalecos salvavidas, bengalas o radiobaliza. Del mismo modo, para alimentar el motor utilizaban bidones de gasolina conectados directamente a éste, con el consiguiente riesgo por posibles deflagraciones al no tratarse de un sistema estanco, al margen de otras reacciones químicas susceptibles de producir quemaduras a los ocupantes.

La Policía Nacional, gracias a la investigación realizada por el Grupo II de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Cartagena, consiguió la detención de dos nuevos ciudadanos argelinos por tráfico de seres humanos, resultando ser uno de ellos menor de edad tras las oportunas pruebas médicas realizadas y el posterior examen forense que determinó que le podrían faltar escasos meses para alcanzar la mayoría de edad.

Por parte de la autoridad se acordó el ingreso en prisión del adulto, disponiendo por su parte la Fiscalía de Menores el internamiento del MENA en centro de reforma en régimen cerrado.