Unidas Podemos reclama erradicar cualquier tipo de LGTBIfobia en Cartagena

Unidas Podemos reclama erradicar cualquier tipo de LGTBIfobia en Cartagena

Unidas Podemos reclama erradicar cualquier tipo de LGTBIfobia en Cartagena

Desde el grupo municipal también reclaman que el Gobierno local visibilice la diversidad de orientaciones e identidades de género no normativas.

La concejala del grupo municipal de Unidas Podemos IU-Verdes Equo, Aroha Nicolás, presentará en el próximo pleno un iniciativa donde solicitará que el Gobierno municipal contribuya al desarrollo y aplicación de todas las medidas previstas en la legislación vigente contra toda discriminación por orientación sexual identidad de género y diversidad familiar, “con la finalidad de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de LGTBIfobia en el ámbito familiar, escolar, laboral social y/o político”, ha destacado la edil.

En la iniciativa que llevará al próximo pleno del mes de junio también hará hincapié en la necesidad de realizar campañas que visibilicen la diversidad de orientaciones e identidades de género no normativas y que se promocione institucionalmente las principales conmemoraciones del movimiento LGTBI: como el octubre trans, el 17 de mayo, día internacional contra la LGTBIfobia, y el 28 de junio, día del Orgullo y la Liberación LGTBI).

Aroha Nicolás también reclamará que se pongan en marcha programas de formación para el personal de Administración Pública Local, con especial atención a quienes trabajan en contacto con la ciudadanía, y para la Policía Local para que cuente con herramientas para prevenir y detectar casos de delitos por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género.

Por último la edil de Unidas Podemos IU-Verdes Equo pedirá que se acompañe con la implantación de todas las medidas contenidas de competencia local la aprobación de una Ley de igualdad de trato y contra la discriminación de personas LGTBIQA+ y Ley Trans Estatal, que luche contra la discriminación en el ámbito educativo, laboral, sanitario, económico y cultural y que armonice los criterios de las leyes autonómicas existentes, reconociendo la autodeterminación del género y la despatologización de las personas trans.

Nicolás ha recordado que atravesamos tiempos de cambios, de convulsión y de incertidumbre. Los países en los que se han ido consolidando las conquistas históricas del colectivo LGTBIQA+ están en peligro de vivir una involución política, social y económica. Las garantías que nos dan los derechos conquistados y refrendados en legislaciones positivas y cuya consecuencia se refleja en sociedades más tolerantes, justas y diversas, pueden sufrir un revés que nos haga retrotraernos a tiempos más difíciles a los que nunca creímos que corríamos el riesgo de volver.

El auge de los movimientos autoritarios de ultraderecha, el populismo conservador y el fascismo, se abren camino en una sociedad asustada y magullada por la crisis sanitaria derivada del covid19 y la posterior crisis económica que se desprende de ésta. Estos movimientos defienden un ideario político que tiene al colectivo LGTBIQA+ como uno de sus blancos. En consecuencia, nuestros derechos están en peligro”, ha lamentado la concejala.

Desde el grupo municipal recuerdan que, aunque quede aún un gran trecho para lograr la plena igualdad, la incorporación a la sociedad de la diversidad afectiva y sexual como algo natural y lógico, es necesario, también, asumir y reivindicar lo logrado hasta este momento. Si echamos una vista a los últimos treinta años, los logros de un colectivo que durante tanto tiempo estuvo oculto y fue estigmatizado, como ha sido el colectivo LGTBIQA+, han sido inmensos. Es en esta idea en la que debemos apoyarnos para dar un salto hacia adelante. Lo que se pide es la meta, el horizonte hacia el que avanzar; lo conseguido es el muelle, la fuerza que debe servir de impulso para alcanzar los nuevos objetivos que aún tenemos por delante, sin olvidar que, en esta lucha, hay que dedicar un gran esfuerzo a blindar lo conseguido. El salto adelante significa que hay que evitar, a toda costa, dar ni un solo paso atrás.

Para Nicolas queda claro que “el colectivo LGBTI debe tejer alianzas con otros sectores que están o van a ser golpeados por esta nueva versión de las viejas camisas pardas. Buscar los puntos de encuentro, desarrollar solidaridades, compartir luchas, incorporarnos e incorporar a la protesta y a la resistencia a todos estos sectores, contribuir, con nuestro programa concreto, a fortalecer el programa global que arrincone y derrote a las fuerzas reaccionarias, a los grupos de interés involucionistas. Al fin y al cabo, todas las opresiones que vivimos siempre nos afectan más a las obreras. Ser LGBTIQA+ afecta a nuestras condiciones materiales, tal y como lo hacen el ser mujer, el ser racializada o el tener diversidad funcional. Es por ello que no podemos olvidarnos de visibilizar todas las opresiones que vivimos como parte del colectivo LGBTIQA+ y como clase trabajadora, como la violencia policial racista, el antigitanismo o la xenofobia.

La edil ha asegurado que al igual que la lucha de clases, la lucha antirracista debe ser un elemento clave de nuestras políticas y nuestras reivindicaciones. Creemos en un movimiento interseccional, feminista, antirracista y de clase ya que, a diferencia de lo que muestra la imagen mediática de las personas LGBTIQA+, hay personas gais, lesbianas, transexuales y bisexuales negras, latinas, magrebíes, gitanas, pobres y con diversidad funcional. Es por ello que debemos implicar esas voces y esos cuerpos en nuestras reivindicaciones y luchar conjuntamente. Este año se hace más necesario que nunca apoyar la lucha antirracista y antifascista, la lucha obrera, la solidaridad con las personas migrantes, y denunciar el racismo y la LGTBfobia que nos afecta cada día.

Aroha Nicolás ha concluido asegurando que “desde nuestro grupo, además, queremos decir alto y claro que practicamos un feminismo de clase, abolicionista, antirracista y transinclusivo. Nuestra lucha política enfrenta firmemente a la alianza criminal entre el capitalismo y el patriarcado. Creemos en la solidaridad de todas las mujeres de la clase trabajadora y en los debates colectivos que ponen la vida y los cuidados en el centro, pero no nos interesa una lucha que ahonda en la vulnerabilidad de ninguna compañera. Dejemos de dividir la lucha feminista y desprotegernos. Somos un colectivo atravesado por todo tipo de discriminaciones que se ven acrecentadas por culpa de una sociedad que nos sigue atacando por nuestra orientación sexual y nuestra expresión de género, y es por ello que debemos estar unidas para plantar cara juntas al patriarcado, el capitalismo y la imposición de la heteronorma.