La Guardia Civil detiene al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que superaba en más de diez la tasa de alcoholemia

La Guardia Civil detiene al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que superaba en más de diez la tasa de alcoholemia

En la autovía A-7 (Autovía del Mediterráneo), término municipal de Lorca

La Guardia Civil detiene al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que superaba en más de diez la tasa de alcoholemia

Arrojó un resultado de 1,59 y 1,53 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, siendo la máxima de 0,15 mg para conductores profesionales

El vehículo se dirigía desde Murcia hasta Almería en vacío y fueron otros usuarios de la vía los que alertaron a la Benemérita

Otro conductor profesional, el de una ambulancia, ha sido investigado después de arrojar una tasa de alcohol superior a ocho veces la máxima permitida

Murcia, 28 de octubre de 2019. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido en Lorca al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas por circular superando en más de diez veces la tasa máxima de alcohol. La detención se produjo después de que varios conductores alertasen de la circulación anómala del camión por la autovía del Mediterráneo.

Al conductor –varón, de nacionalidad bielorrusa y de 41 años– se le atribuye la presunta autoría de delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles, día 23, cuando la Central Operativa de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia (COTA) fue alertada por varios usuarios de la vía de que un vehículo de gran tonelaje, de matrícula lituana, circulaba por la autovía del Mediterráneo (Barcelona-Algeciras), sentido Almería, realizando maniobras antirreglamentarias.

Una patrulla de motoristas de la Benemérita interceptó el vehículo a la altura de Lorca, en las proximidades del hospital Rafael Méndez. A la vista de que su conductor presentaba síntomas de hallarse bajo los efectos de alguna sustancia incompatible con la conducción, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia en las que arrojó resultado positivo de 1,58 y 1,53 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, más de diez veces la tasa máxima permitida, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

Dada la elevada tasa de alcohol los agentes tuvieron que requerir la colaboración del conductor profesional de otro vehículo pesado que circulaba por el lugar, para retirar el camión de la vía con garantías y evitar que la seguridad vial se viera comprometida.

Después de esto, la Guardia Civil detuvo al chófer, que viajaba de vacío desde Murcia hasta Almería para recoger una carga de verduras y hortalizas, como presunto autor de delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Debido a la peligrosidad que comporta la conducción de un vehículo de gran tonelaje en estas condiciones, el vehículo quedó inmovilizado en el polígono industrial La Torrecilla de Lorca.

El arrestado y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca (Murcia).

En la madrugada del día siguiente, miércoles, día 24, cuando una patrulla de motoristas de Tráfico de la Guardia Civil atendía un accidente de circulación en la misma autovía, a la altura del término municipal de Alcantarilla, se percataron de que el conductor de una ambulancia, que había acudido al lugar para trasladar a los heridos, presentaba síntomas de hacer ingerido alcohol.

Estas sospechas fueron confirmadas con las preceptivas pruebas de alcoholemia que resultaron positivas con sendos índices de 1,24 y 1,20 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, superando en ocho veces la tasa máxima de alcohol permitida de 0,15 mg/litro para conductores profesionales.

El conductor –varón, de 42 años, nacionalidad española y vecino de El Palmar– ha sido investigado como presunto autor de delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia para la celebración del correspondiente juicio rápido.

La Guardia Civil tuvo que requerir la presencia de otra ambulancia para que llevase a cabo el traslado de los heridos.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se incrementarán en particular durante los fines de semana, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo, con la finalidad de concienciar a los ciudadanos  de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción.  

Por otro lado, la Guardia Civil de la Región de Murcia quiere apelar a la conciencia cívica de la población para que, avisen al teléfono 062 (Guardia Civil), al 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio, cuando, como en este caso, se encuentran con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol.

Quinto caso en lo que va de año

Se trata del quinto, en lo que va de año, de conductores de vehículos de grandes dimensiones y tonelaje, destinados al transporte de mercancías interceptados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia por conducción bajo la influencia de alcohol.

5 de enero de 2019. Detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 78,000 de la carretera N-344 (Almería-Valencia por Yecla), término municipal de Jumilla, que sextuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

2 de febrero de 2019. Investigado el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 631,000 de la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), término municipal de Alhama de Murcia, que quintuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

23 de febrero de 2019. Investigado el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas por circular superando seis veces la tasa máxima de alcohol. Fue identificado después de salirse por el margen derecho de la carretera RM F-25 (Lo Tárrega/Lo Romero), término municipal de San Pedro del Pinatar, y volcar en la cuneta derramando la carga de mandarinas.

6 de octubre de 2019. Detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 22 de la carretera RM-714 (Jumilla-Caravaca), término municipal de Cieza, que quintuplicaba la tasa de alcohol