REPSOL realiza en febrero cuatro nuevas operaciones de bunkering de GNL

REPSOL realiza en febrero cuatro nuevas operaciones de bunkering de GNL

REPSOL REALIZA EN FEBRERO CUATRO NUEVAS OPERACIONES DE BUNKERING DE GNL

La compañía consolida su posición de referencia como suministrador de bunker de GNL.

Dos de las operaciones de abastecimiento se han realizado por primera vez en el puerto de Ferrol.

Desde el inicio de su actividad en 2014, Repsol ha suministrado cerca de 2.500 m3 de GNL para su uso como combustible, deforma eficiente y segura.

Repsol ha llevado a cabo este mes cuatro nuevas operaciones en los puertos de Cartagena y Ferrol de gas natural licuado (GNL) a dos buques para su uso como combustible. El desarrollo del negocio de suministro de GNL como combustible marítimo, en contratos de corta y larga duración, es una de las áreas clave de Repsol en su estrategia para proveer soluciones energéticas a sus clientes.

Repsol ha alcanzado un nuevo hito y consolida su posición como proveedor de GNL como combustible para embarcaciones al haber suministrado en los últimos cinco años cerca de 2.500 m3 a 13 buquesdistintos.

Concretamente, en esta operación de bunkergestionada por Repsol, y desarrollada con la colaboración de Enagás, Reganosa, las AutoridadesPortuarias de Cartagena y Ferrol, Molgas, así como de la compañía Redwise Maritime Services, encargada de gestionar el viaje de estos barcos desde el astillero, se han suministrado aproximadamente 215 m3 de GNL en Cartagena y 180 m3 de GNL en Ferrol a los buques Huftarøy y Samnøy, pertenecientes al armador Torghatten Nord y procedentes del astillero turco Tersan Shipyard y con destino Noruega.

Con estas nuevas operaciones Repsol amplía su registro de puertos donde ha realizado operaciones, confirmando su capacidad de suministro de bunker de GNL en cualquier puerto español peninsular.

El GNL es un combustible ecológico que no genera emisiones de óxidos de azufre (SOx) o partículas (PM). También reduce en un 90 % las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y en un 20 % las de CO2. Estas características le permiten cumplir con las regulaciones de la IMO 2020 y los objetivos de reducción de emisiones, alineados con los compromisos de Repsol.