CCOO: El desempleo en la Región de Murcia desciende un 3,63% en mayo con respecto al mes de abril, frente al 3,29% de España

CCOO: El desempleo en la Región de Murcia desciende un 3,63% en mayo con respecto al mes de abril, frente al 3,29% de España

El desempleo en la Región de Murcia desciende un 3,63% en mayo con respecto al mes de abril, frente al 3,29% de España

CCOO destaca que la contratación indefinida sigue avanzando en la Región de Murcia (1.389 contratos indefinidos más que en el mes de abril) y ya suponen el 34,24% de los contratos acumulados gracias a la Reforma laboral.

Murcia, 2 de junio de 2022

El paro en la Región de Murcia registra en mayo un descenso de 3.388 personas,lo que supone una disminución del 3,63 % con respecto al pasado mes en términos relativos. En el conjunto de España, el paro ha descendido en 99.512 personas, lo que supone un 3,29 % respecto al mes anterior.

Si nos fijamos en términos anuales, en nuestra Comunidad el descenso del desempleo con respecto a mayo de 2021 ha sido de del 21,20 %, lo que supone 24.198desempleados y desempleadas menos. En el conjunto de España, esta variación interanual (de mayo de 2021 a mayo de 2022) es de 858.259 personas menos desempleadas (un 22,70%). Con esta disminución en el mes de mayo, la cifra de desempleados y desempleadas en la Región de Murcia se queda en 89.969.  En el conjunto de España, se rompe por fin la barrera de los tres millones y la cifra se queda en 2.922.991 personas en situación de desempleo.

                     

Por sexo, el paro en las mujeres el mes de mayo es de 55.511 (en abril 57.579)siendo superior a la cifra de hombres en la misma situación, que es de 34.458 (en abril 35.778). Por lo tanto, el descenso de las cifras del paro se produce en ambos sexos con respecto al mes de abril.

En relación a las personas más jóvenes, las cifras regionales de desempleados y desempleadas entre los menores de 25 años es de 7.518 (3.764 hombres y 3.754 mujeres), lo que supone también un descenso con respecto a las 8.553 personas jóvenes desempleadas en el mes anterior.

El sector Servicios es el que marca el descenso en el paro regional, ya que se ha reducido en 2.179 personas. Le siguen de lejos el resto de los sectores. En el sector de la Industria, el paro desciende en 459 personas y en la Construcción 283 personas. Las personas desempleadas sin empleo anterior, desciende en 276 personas y, por último, el paro en la Agricultura desciende en 191 personas.

En cuanto a las cifras de contratos laborales firmados en el mes de mayo se han producido en la Región 79.159 contratos  69.155 contratos, 10.004 contratos más que en el mes de abril (un 14,47 % más). En el conjunto de España este aumento es del 13,14 % (190.502 contratos más).

La Reforma Laboral sigue consolidando los buenos datos en cuanto a contratación indefinida registrados en los primeros meses de 2022, también en la Región de Murcia. Y es que del total de contratos realizados en la Región de Murcia en mayo, los contratos indefinidos celebrados se han elevado a 39.677, lo que supone un incremento de 1.389 contratos indefinidos más que en el mes de abril, un 3,63%, y 31.379 en variación anual con respecto al mes de mayo de 2021, un 378,15 %.

Este incremento en el mes de mayo de la contratación indefinida en la Comunidad de Murcia es ligeramente inferior al incremento mensual del 4,55% en el conjunto de España.

En cuanto a la contratación temporal, esta ha sido de 39.482 contratos en la Región de Murcia, un aumento de 8.615 personas (un 27,91%) con respecto al mes de abril. El aumento en el conjunto de España ha sido menor, de un 21,12%.

En datos acumulados en la Región de Murcia, este mes el porcentaje es del 34,24% de contratos indefinidos realizados frente al 65,76% de temporales, lo que indica que mes tras mes el peso de la contratación indefinida va aumentando sobre el total de contratos acumulados, haciendo disminuir la temporalidad. En el conjunto de España el porcentaje de indefinidos sobre el total ahora es ligeramente inferior, un 32,02 %, cuando en el mes de marzo era ligeramente superior a la media regional murciana.

De los contratos celebrados en mayo en nuestra Región, 36.216 ha sido en elsector de la agricultura, 6.303 en industria, 2.759 en construcción y 33.881 en servicios.

En cuanto a la contratación a personas extranjeras, en la Región de Murcia ha sido de 33.638, lo que supone un aumento del 11,77% mensual (aumento del 18,13% en España).

Las prestaciones por desempleo el SEPE ha dado las cifras actualizadas para el mes de abril de 2022, cuando se contabilizaron 86.260 personas en paro, 52.225recibieron alguna prestación lo que significa que 34.035 personas, no cobraron ningún tipo de prestación por desempleo (el 39,46 % de las personas en paro).

CCOO considera que el hecho de que, nuevamente, los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social del mes de mayo sigan siendo positivos deviene de la aprobación de la Reforma Laboral que sostiene el mercado laboral a pesar de la difícil coyuntura por la guerra en Ucrania y la alta inflación, que ya está reduciendo el consumo de los hogares. 

CCOO saluda el anuncio del Gobierno de prorrogar las medidas para afrontar las consecuencias generadas por la guerra en Ucrania y la alta inflación, medidas que considera positivas pero insuficientes para proteger a las personas más afectadas por la fuerte subida de los precios.

CCOO considera que enfrentamos una crisis energética y alimentaria, con fuertes subidas de los precios en estos bienes esenciales. En el corto plazo las medidas deben paliar las consecuencias más negativas de este choque externo, especialmente sobre los sectores vulnerables, actuar sobre las causas de la subida de los precios energéticos y lograr un reparto equilibrado del ajuste entre todas las rentas, incluyendo a los beneficios empresariales y las rentas del alquiler. 

Para para consolidar la recuperación del mercado laboral que se observa es necesario garantizar el poder adquisitivo de los hogares, especialmente de aquellos con menos recursos. De ahí la importancia de mantener las subidas del SMI, de los salarios negociados en convenio y de las pensiones, en un momento en el que elementos básicos de la cesta de la compra como electricidad, carburantes o alimentos registran fuertes subidas de precios, empeorando las condiciones de vida de la población.