Cómo sustituir los filtros del coche

Cómo sustituir los filtros del coche

Cómo sustituir los filtros del coche

Los filtros de coche son los encargados de asegurar que el aire, el combustible o el aceite del motor se encuentran libres de impurezas y contaminantes que puedan dañar piezas en el motor y reducir su rendimiento.

El funcionamiento a grandes rasgos de los principales filtros es muy similar. Dentro de sus carcasas disponen de un elemento filtrante generalmente formado por celulosa y otros materiales semisintéticos. Este elemento filtrante permite al aire, al aceite o al combustible (dependiendo de cada caso) pasar a través de él, mientras que retiene las partículas de impurezas que puedan suponer un peligro para el motor.

Imagen tomada de recambioscoches.es

Filtro de aceite

El cambio del filtro de aceite debe realizarse como mínimo cada 20.000 kilómetros aproximadamente, sin embargo es altamente recomendable aprovechar cada cambio de aceite para sustituir también el filtro.

Para reemplazar el filtro de aceite es necesario:

  1. Calentar el motor, apagarlo y abrir el tapón de aceite con cuidado.

  1. Elevar el coche con una plataforma elevadora o colocarlo sobre un foso.

  1. Drenar el aceite viejo.

  1. Retirar el filtro de aceite antiguo.

  1. Lubricar el anillo de sellado con aceite nuevo, enroscar el nuevo filtro de aceite en su lugar y cerrar el tapón de drenaje de aceite.

  1. Rellenar con el aceite nuevo.

  1. Deshacerse de la manera adecuada tanto del aceite como del filtro antiguo.

Filtro de aire

La vida útil del filtro de aire puede variar mucho dependiendo de las condiciones en las que se conduzca el coche, como pueden ser la cantidad de polvo, polen o contaminación. Sin embargo puede establecerse como media que su sustitución debe realizarse aproximadamente cada 10.000 – 15.000 kilómetros.

Para reemplazar el filtro de aire es necesario:

  1. Localizar el filtro de aire.

  1. Abrir la carcasa a rosca y retirar el filtro.

  1. Limpiar y aspirar toda la carcasa.

  1. Analizar si es necesario sustituir el filtro dependiendo como se encuentre de sucio.

  1. Colocar el nuevo filtro de aire.

  1. Volver a cerrar y fijar la carcasa.

Filtro de combustible

La mayoría de fabricantes recomiendan su sustitución una vez llegados a los 60.000 kilómetros recorridos. Sin embargo, es recomendable realizar un mantenimiento a los 30.000 kilómetros con tal de evitar problemas, debido a que el coste del filtro no es muy caro.

Para reemplazar el filtro de combustible es necesario:

  1. Elevar el coche, ya sea mediante un elevador o con un gato.

  1. Soltar la abrazadera que mantiene el filtro en su cavidad y las que lo unen al circuito de combustible.

  1. Retirar el filtro de combustible.

  1. Soltar las abrazaderas o anclajes rápidos de entrada y salida del combustible fijándose en las marcas que indican cual es la entrada y la salida con tal de colocar el nuevo filtro de la misma forma.

  1. Al liberar el filtro antiguo es necesario conservar la goma que lo rodea y colocarla de la misma forma en el filtro nuevo.

  1. Ahora ya se puede colocar el nuevo filtro en su lugar y apretar las abrazaderas.

  1. Finalmente, una vez está todo instalado solamente queda comprobar su buen funcionamiento.

Filtro de habitáculo

Al igual que el filtro de aire el filtro de polen o del habitáculo tendrá una vida útil más larga o más corta dependiendo de las condiciones por las que el vehículo sea conducido. Como norma general es posible decir que este filtro debe ser sustituido cada 30.000 kilómetros recorridos.

Para reemplazar el filtro del habitáculo es necesario:

  1. Localizar el acceso al filtro dependiendo de cada coche.

  1. Retirar las sujeciones que fijan el filtro.

  1. Retirar el filtro.

  1. Aplicar elementos antibacterianos al nuevo filtro y las canalizaciones.

  1. Instalar el nuevo filtro.

  1. Volver a colocar la protección del filtro.