La Cámara de Comercio apoya incondicionalmente al sector hostelero, y lamenta que sea estigmatizado como responsable del aumento de la pandemia

La Cámara de Comercio apoya incondicionalmente al sector hostelero, y lamenta que sea estigmatizado como responsable del aumento de la pandemia

La Cámara de Comercio apoya incondicionalmente al sector hostelero, y lamenta que sea estigmatizado como responsable del aumento de la pandemia; al tiempo que solicita que se empiece a trabajar en planes alternativos para los sectores del comercio minorista y el turismo.

Pendientes todavía de conocer el contenido y alcance del anunciado Decreto de limitación de servicios de todos los establecimientos de hostelería, restringiéndolos al servicio de recogida para llevar, cuya publicación deberá producirse a lo largo del día de hoy, esta Cámara de Comercio asume y respeta los criterios que sin duda lo motivan, pero quiere manifestar su incondicional apoyo al Sector, poniendo en valor y resaltando el importante esfuerzo económico y técnico que han realizado para adecuarse a la situación, incrementando e implantando cuantas medidas preventivas, sociales, e higiénico sanitarias han sido necesarias para garantizar la seguridad de sus clientes y trabajadores, y el control de la Pandemia.

Instamos al Gobierno Regional a que se trabaje conjuntamente con las administraciones locales, para regular y proveer las medidas necesarias, dotándolas del adecuado contenido económico, social y tributario que permita compensar al sector por las pérdidas, y el lucro cesante, al que se ve abocado con esta medida, así como que se minimice la duración de éstas al mínimo tiempo posible.

Igualmente, la Cámara considera que ante la más que previsible e inmediata afectación, en condiciones que pudieran ser similares, de sectores como el pequeño comercio y el turismo y sus servicios conexos, se empiece a trabajar ya en un plan de choque para estos otros sectores, similar al de la hostelería, constituyendo mesas de negociación, que permitan arbitrar medidas de apoyo a estos colectivos que se encontrándose ya exhaustos, y al límite de sus posibilidades, confiaban en la campaña navideña para salvar el año y garantizar su supervivencia.