BATER√ćAS DE SANTA ANA, SAN ISIDORO Y SANTA FLORENTINA. TESOROS CON VISTAS AL MEDITERR√ĀNEO.

BATER√ćAS DE SANTA ANA, SAN ISIDORO Y SANTA FLORENTINA. TESOROS CON VISTAS AL MEDITERR√ĀNEO.

BATER√ćAS DE SANTA ANA, SAN ISIDORO Y SANTA FLORENTINA. TESOROS CON VISTAS AL MEDITERR√ĀNEO

Tengo un amigo de la adolescencia enamorado de las Baterías de Costa y Anti-Aéreas, en particular las de su tierra natal, Cartagena.

¡Y madre mía lo que sabe!

Y entonces llego yo, con esa inusitada ilusi√≥n que me caracteriza, y le propongo un paseo juntos. Una expedici√≥n a estos lugares maravillosos que envuelven nuestra ciudad. √Čl, muy en su papel. Recto, serio, haciendo un esfuerzo para contarme las cosas en un lenguaje que yo pueda comprender. Yo, con ganas de escuchar, aunque algo menos seria. Siempre tuve la cabeza menos amueblada que √©l, m√°s habladora y un poco alocada.

Pero los a√Īos nos han tratado bien, sobre todo a Juan Andr√©s, que ha hecho un pacto con el diablo y est√° cada d√≠a m√°s joven y guapo.

A lo que quiero llegar. Que es bonito hacer estas cosas juntos despu√©s de m√°s de tres d√©cadas de amistad. Al final cada uno mantenemos nuestra esencia, pulida y mejorada con la madurez que nos ha regalado los a√Īos.

‚ÄúNo se te ocurra llevarme por caminos con mucha pendiente y resbaladizos‚ÄĚ, le digo en cuanto llego.

¬ŅCre√©is que me hizo caso?

‚ÄúSaltamos este muro y llegamos directos‚ÄĚ, me contesta.

Y bueno, all√≠ estaba yo, a las diez de la ma√Īana saltando un muro no demasiado alto, pero teniendo en cuenta que nunca he sido muy h√°bil para estas cosas, el reto ten√≠a su importancia.

Y lo mejor estaba justo ahí, detrás de ese muro que nos abría paso a un día soleado, al silencio, el revoloteo de los pájaros y la historia defensiva de aquel lugar. La historia de nuestra ciudad trimilenaria, fortificada con baterías de costa que hoy presentan un estado bastante lamentable.

Bueno, hay que ser honestos. La bater√≠a de Santa Ana s√≠ ha tenido la suerte de lucir, muy presumida ella, de una restauraci√≥n parcial que en el a√Īo 2016 inclu√≠a¬†entre otras su tambor o caponera norte. Dice mi amigo que hay¬†que aplaudir¬†a aquellos que invierten en sus propiedades y no las dejan caer, y √©ste es un ejemplo de ello.