El hospital Reina Sofía de Murcia vuelve a lucir su mejor cara

El hospital Reina Sofía de Murcia vuelve a lucir su mejor cara

El hospital Reina Sofía de Murcia vuelve a lucir su mejor cara

Tras 5 años con el recinto del hospital acordonado, esta semana se ha podido quitar la valla perimetral que rodeaba la fachada del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia

Directivos del Área de Salud VII con miembros del equipo técnico del Servicio Murciano de Salud.

Este miércoles se ha firmado el acta de recepción de las obras de reparación d-e defectos en la construcción de la fachada del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia.

Desde que el 4 de marzo de 2014 cayera una pieza de la fachada sobre el edificio de docencia que da a la calle Intendente Jorge Palacios, y el Ayuntamiento decretara la instalación de una valla perimetral para la seguridad de viandantes, el hospital ha permanecido cercado.

El Servicio Murciano de Salud encargó varios estudios técnicos para delimitar el alcance de las deficiencias. Tras una primera reparación parcial, se solicitó un segundo informe, donde se observó que cualquier losa de la fachada podría ser susceptible de caerse.

El 8 de enero de 2019 se comenzó la ejecución del nuevo proyecto, que incluía la revisión de todas las piedras y su posterior aplacado, así como la construcción de una marquesina metálica para mayor seguridad.

Concretamente, se ha realizado una fijación de todas las losas de piedra existentes mediante el anclaje de las mismas con elementos metálicos al soporte de ladrillo de la fachada. Se ha actuado sobre una superficie aproximada de 10.200 m2 y se han anclado unas 25.000 losas de piedra.

Asimismo, se ha colocado un elemento de seguridad adicional consistente en una marquesina metálica volada sobre el perímetro del hospital, colindante con la vía pública. La longitud de esta marquesina, contando todas las fachadas en las que se ha colocado, es de unos 490 metros.

Para finalizar los trabajos, se ha planteado un elemento vegetal para la fachada, para lo que se han plantado unas 20 trepadoras Campsis radicans a lo largo del perímetro que crecerán de forma natural hacia la marquesina.

Fachada del hospital que da a la calle del General  Yagüe.