La Guardia Civil detiene a un vecino de Calasparra por injurias con publicidad a varias jóvenes del municipio

La Guardia Civil detiene a un vecino de Calasparra por injurias con publicidad a varias jóvenes del municipio

La Guardia Civil detiene a un vecino de Calasparra por injurias con publicidad a varias jóvenes del municipio

 

  • Al arrestado se le atribuye la presunta autoría de denuncia falsa e injurias graves con publicidad a siete mujeres, cinco de ellas menores de edad
  • Accedió a perfiles públicos de redes sociales de las víctimas, copió varias fotografías y las publicó añadiendo comentarios que menoscababan su reputación
  • Denunció la suplantación de su identidad en redes sociales para evitar ser relacionado con estas publicaciones

 

Murcia, 18 de febrero de 2020. La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido a un joven, vecino de Calasparra, como presunto autor de los delitos de denuncia falsa y de injurias graves con publicidad, después de ser desenmascarado como la persona que había vulnerado la imagen de varias jóvenes del municipio, mediante la publicación de fotografías de éstas a las que añadía comentarios descalificativos.

La investigación se inició cuando un joven vecino del municipio de Calasparra denunció ante la Guardia Civil haber sido objeto de un supuesto delito de suplantación de identidad, al parecer, para llevar a cabo una serie de publicaciones en redes sociales, de fotografías de varias mujeres a las que se añadían comentarios inapropiados que vulneraban su imagen.

La Guardia Civil analizó estas publicaciones e identificó a siete mujeres – cinco de ellas menores de edad–, vecinas del municipio de Calasparra, cuyas fotografías habían sido subidas a una conocida red social. El usuario que publicaba las instantáneas añadía comentarios inapropiados sobre éstas, algunos  de ellos de índole sexual.

Fruto de las pesquisas policiales, los guardias civiles detectaron una serie de incongruencias en la denuncia del joven, por lo que volvieron a citarlo para que las aclarase. El ahora detenido, no pudo justificar la supuesta suplantación de identidad que en su día había denunciado, con la que pretendía escabullirse de su responsabilidad por las injurias graves difundidas en alusión a las jóvenes que aparecían en las fotografías.

La Guardia Civil averiguó que el sospechoso, al parecer, accedió a los perfiles públicos de sus víctimas, copió fotografías de éstas y las publicó añadiendo textos en los que las injuriaba gravemente, llegando incluso a redactar comentarios obscenos sobre las mismas.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Benemérita lo ha detenido como presunto autor de los delitos de denuncia falsa e injurias graves con publicidad. Se trata de un joven, vecino de Calasparra, que junto con las diligencias instruidas ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Caravaca de la Cruz (Murcia).