Ante la inminente ola de calor que vaticina la Aemet, UGT exige a las empresas que tomen más medidas de seguridad y salud por altas temperaturas en los puestos de trabajo más expuestos

Ante la inminente ola de calor que vaticina la Aemet, UGT exige a las empresas que tomen más medidas de seguridad y salud por altas temperaturas en los puestos de trabajo más expuestos

ANTE LA INMINENTE OLA DE CALOR QUE VATICINA LA AEMET, UGT EXIGE A LAS EMPRESAS QUE TOMEN MEDIDAS DE SEGURIDAD Y SALUD POR ALTAS TEMPERATURAS EN LOS PUESTOS DE TRABAJO MÁS EXPUESTOS

Desde hoy y durante los próximos días superaremos los 40ºC de temperatura  en nuestra región

A pesar de vivir en una región donde las altas temperaturas estivales son habituales, tristemente cada año fallecen personas o son hospitalizadas por golpes de calor mientras estaban en su puesto de trabajo.

El calor intenso eleva la siniestralidad laboral 

El aumento de la temperatura ambiental a índices superiores a 40ºC, junto a una ventilación insuficiente y en puestos de trabajo con alta penosidad y/o ejercidos al aire libre tiene relación directa con la aparición de golpe de calor, síndrome clínico grave y en ocasiones letal. Éste sucede a causa del fallo de los mecanismos de termorregulación del cuerpo humano y puede afectar tanto a personas sanas como a quienes padezcan alguna patología. Según los últimos estudios del Ministerio de Sanidad, alcanzando los 40,6ºC un golpe de calor puede causar la muerte en un 25% de los casos.

Desde UGT pedimos a las empresas que apliquen y cumplan la normativa vigente en casos de estrés térmico, y en concreto el RD 486/1997 sobre Disposiciones mínimas de seguridad y salud en los puestos de trabajo. Del mismo modo, pedimos que el Gobierno Regional dedique especial atención a este tema, desarrollando una campaña informativa y divulgativa entre empresas y trabajadores para minimizar ó eliminar los riesgos de la exposición a altas temperaturas.

También pedimos que la Inspección de Trabajo realice una especial vigilancia a las condiciones de trabajo en situaciones de estrés térmico, sobre todo cuando el trabajo se haga al aire libre (explotaciones agrícolas, asfaltado, trabajos de construcción civil, etc) y en invernaderos, donde las temperaturas pueden superar a veces los 45ºC con un alto índice de humedad ambiental.

Para UGT es una triste realidad que se repite año tras año, la negativa de la patronal murciana a reducir la jornada laboral e incluso paralizar la actividad en las horas de máximas temperaturas, tal como recomienda la Ley estatal y las directivas comunitarias. También desde UGT denunciamos la negativa empresarial a introducir medidas preventivas en este sentido en los Convenios Colectivos, algo que sin duda evitaría siniestralidad laboral.  El año pasado según los medios de comunicación fallecieron dos personas en la Región de Murcia por golpe de calor (el Instituto de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Región de Murcia no facilita estos datos pormenorizados).

Es obligación de las empresas formar e informar a sus trabajadores, así como la adopción de todas las medidas oportunas para evitar accidentes de trabajo. La prevención no es un coste, sino más bien al contrario, es una inversión, por lo que desde UGT exigimos a las empresas que establezcan protocolos para evitar este tipo de riesgos.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

• En caso de trabajos a la intemperie, las gorras y las cremas de protección son fundamentales y han de ser facilitadas por el empresario.

• Hidratarse continuamente y realizar descansos a la sombra. Cuando la temperatura corporal aumenta, nuestro organismo trata de reducir los niveles térmicos mediante reacciones como la sudoración. La cantidad de agua que pierde el cuerpo humano es importante, por tanto, mantener el cuerpo hidratado es clave para controlar la temperatura.

• Reducir la exposición al sol en horas en las que hace más calor. Para ello es recomendable adaptar los horarios de trabajo para realizar la mayor carga de trabajo durante las horas en las que las temperaturas del ambiente no son tan elevadas.

 Ante un golpe de calor:

• Colocar al trabajador en una zona a la sombra y en un ambiente frío.

• Desvestirlo. Se recomiendan duchas con agua fría (15-18ºC). El agua no debe ser inferior a esa temperatura.

• Si el trabajador está consciente, suministrarle agua fría para beber. Si está inconsciente, colocarlo en posición de seguridad, recostado sobre un lateral de su cuerpo, con la cabeza ligeramente ladeada, el brazo inferior atrás, extendido, el superior flexionado hacia adelante y arriba y las piernas flexionadas, más la superior que la inferior.  Otra posibilidad es cubrir el cuerpo con toallas húmedas, cambiándolas con frecuencia y, preferiblemente, en combinación con un ventilador.

• Contactar con un médico y llevar al paciente al hospital lo más pronto posible. A menudo, pueden precisar oxígeno, la administración de suero por vía intravenosa y, algunas veces, medicación.