Los bibliobuses de la Biblioteca Regional vuelven a las playas durante julio y agosto

Los bibliobuses de la Biblioteca Regional vuelven a las playas durante julio y agosto

Los bibliobuses de la Biblioteca Regional vuelven a las playas durante julio y agosto

 

La campaña ‘Un verano de libro 2023’, que comienza el próximo lunes, pondrá más de 60.000 libros y películas a disposición de residentes y veraneantes en enclaves turísticos 

 

La Biblioteca Regional (BRMU) vuelve a activar su campaña ‘Un verano de libro’, en la que su flota de bibliobuses visita enclaves costeros de la Comunidad en los meses de julio y agosto.  

Esta campaña, que se pone en marcha el próximo lunes, día 3, acerca la literatura y la cultura en general tanto a los residentes como a los visitantes estivales de estas zonas, facilitando el préstamo de libros y material audiovisual, tanto en formato físico como en digital.  

La campaña de 2023 llevará los bibliobuses a Calabardina (Águilas), Santiago de la Ribera (San Javier), Los Narejos (Los Alcázares), Los Nietos (Cartagena), Lo Pagán (San Pedro del Pinatar) y Los Urrutias (Cartagena).  

El horario de los bibliobuses será de 10:00 a 13:00 horas y el calendario de días con las paradas en cada localidad se puede consultar en el portal web de la Biblioteca Regional

Los bibliobuses ponen a disposición de los usuarios más de 60.000 volúmenes de colección física, así como todo tipo de información acerca de las plataformas electrónicas que facilita la Biblioteca Regional: eBiblio, para el préstamo de libros, prensa y revistas, y eFilm, para el préstamo de material audiovisual.  

Con el objetivo de facilitar el uso del servicio a visitantes ocasionales y turistas no se requiere ser socio de la BRMU para acceder al préstamo. Basta con presentar el DNI o cualquier otro documento acreditativo de la identidad. La devolución del material en préstamo se realiza en las siguientes visitas del bibliobús o en la BRMU, de forma física o remitiéndolos por correo.  

Durante las campañas de verano se realizan alrededor de 5.000 préstamos en soporte físico, lo que supone más de un centenar al día.  

El proyecto ‘Un verano de libro’ se puso en marcha en 1998, cuando se crearon nuevas rutas de bibliobuses con el objetivo de acercar el préstamo de obras a los veraneantes y a los residentes en zonas que experimentan un incremento de población en julio y agosto. Desde entonces, se ha mantenido de manera ininterrumpida con la excepción de los dos años de crisis sanitaria.